Ir al contenido principal

El oso, la bruja y el polvo.

A veces una sin darse cuenta se deja envolver por la parafernalia navideña muy contraria a sus principios y de repente se ve entrando en una sala de cine a ver una de las películas típicas de estas edulcoradas fechas que como sabéis suelen versar acerca de temas infantiles y/o de fantasía. La sujeta en cuestión era yo y la película de marras era "La brújula dorada". El hecho de que saliera Daniel Craig, ese estupendísimo y guapísimo nuevo James Bond, era un motivo de peso, y allí que me metí. Miradlo bien, qué porte, qué ojazos, qué flema británica, qué tosquedad varonil, bufff, me encanta! Que se quiten todos los Pierce Brosnan ante esta maravilla de la naturaleza humana!
Tras pocos minutos de metraje yo ya no sabía si estaba viendo la película en cuestión, o era "El león, la bruja y el armario" o era "El oso, la bruja y el polvo" (quien haya visto la primera peli de la saga de "Las crónicas de Narnia" encontrará rápidamente el símil). Y es que al final todos los argumentos me parecen pasados por la misma piedra. Que si la niña mona y de elevado coeficiente intelectual, que si el animalito grande y fuerte pero más bueno que un trozo de pan (a ver quien se traga que un osito polar tan alto como un pino o un león de dos por dos suelen ser tan simpáticos, ja, ja), que si el personajillo excéntrico de turno, que si el misterio que se le esconde a la infantil protagonista, en esta ocasión el polvo, que vete tú a saber si no va con segundas este asunto, ya me entendéis, ejem, ejem, en fin que vista una vistas todas tengo la impresión. Y luego está esa Nicole Kidman haciendo de mala que no sabes si te la está jugando, o se pondrá a jugar con la Nintendo DS de un momento a otro para medir su edad cerebral, o anda rodando un spot de perfume, tan "fisna" ella, su estilizada figura y su tez de porcelana rellena de botox que parece que se va a descomponer en mil pedazos si la tocas. Y que conste que no es envidia, para nada.
Y finalmente ese final valga la renundancia, más abierto que el futuro de Cañizares y Albelda, que nos promete unos cuantas navidades doradas más en los próximos años con nuevas entregas de las aventuras de la jovencita Lyra y su aparatito mágico. En fin que chicos que la película no me convenció, y es que yo ya ya llegué al orgasmo de la fantasía con esa obra maestra del cine que realizó Peter Jackson con la trilogía tolkiana de "El señor de los anillos". Después de ese hito, hubo un antes y un después de mi visión del género. Esa maravilla de historia que yo saboreé a consciencia en las páginas de los libros en mi adolescencia y que el director neocelandés supo trasladar con tanto talento a la gran pantalla es muy complicada de superar en mi listón personal, y por eso ahora me resulta tan difícil emocionarme con un film fantástico. Y es que nada tengo en contra de Chris Weitz, pero lo veo demasiado "fisno" (segunda ocasión en que uso esta "palabro") y yo tengo una teoría al respecto: para hacer buen cine fantástico hay que ser un verdadero freaky, como George Lucas, o mejor, como Peter Jackson, y si no a las pruebas me remito. El mozo era un hacha haciendo gore y se metió en un proyecto titánico en el que anduvo casi cinco años trabajando duro y tras el cual le salió una verdadera joya dividida en tres películas geniales. Por aquellas épocas Jackson se gastaba un look de los más freaky, con gafotas enormes y pelo al viento desaliñado que le daban un aspecto de lo más encantador, mirad:

Después el chatín se nos quiso hacer metrosexual, quitándose las gafotas, arreglándose el pelo un poco, no mucho, y adelgazando y va y le sale el churrito de "King Kong", que no hay color, ¿a qué no?
Desde este mi humilde blog le pido a Peter Jackson que abandone a su estilista y que se ponga desde ya a currarse la adaptación cinematográfica de "El hobbit", por favor. Y nada más, de momento esto es todo amigos de momento. En poco abandonaremos el 2007 para entrar en el 2008 y yo ya mismo me abandono a la semana vacacional que me espera, hasta el 7 de enero no vuelvo a pisar la oficina. Eso sí, el blog no se librará de mí.

Comentarios

Cinephilus ha dicho que…
Es verdad... Ni comparación con la saga Jackson-Tolkien, pero es que el material literario de la brújula también es inferior... A mí me gustó porque: a) no es tan extensa como otras del género, b) es menos cursilona que el mundo Narnia (que me saca de mis casillas), c) tiene un tufillo estupendo a ateísmo y crítica de religiones varias, d) ha cabreado a la Iglesia y al Vaticano (todo lo que les cabree me gusta a mí, jeje) y e) sale nuestro querido Craig, ese hombre al que deberían clonar y regalarnos uno a cada mujer y a cada gay...
En fin, linda, será que como iba con mis primos adolescentes y unos cuantos cuencos de palomitas al lado, mi criterio crítico se quedó pelín aletargado ;-)
Pásalo genial estas fiestas y estrena un 2008 DE CINE.
Muchísimos besos, guapa!!!!
Juan Cosaco ha dicho que…
jaja, te lo mereces por ir a ver una peli de un james bond (tosco varonil??) y una presentadora de anuncios de cava navideño y consolas... lo de los polvos de la niña no lo he entendido bien del todo...jajaja
Salud!

pd: hobbit, hobbit, hobbit!
Juan Rodríguez Millán ha dicho que…
Coincido plenamente... La brújula dorada es aburridiiiiiiiiiisima... ¡Viva George Lucas! ¡Viva el Peter Jackson de El Señor de los Anillos!

Pero tendrá que haber alguien que nos haga grandes fantasías en el futuro, ¿no...? Que no se nos puede haber acabado el género... ¡¡¡¡Spieeeeeelberg, haz el favor de estrenar ya Indy 4, que las masas piden fantasías geniales!!!!

Por cierto, que según he leído Peter Jackson no va a dirigir El Hobbit, sino que sólo la producirá...
Hôichi ha dicho que…
todos tienen un precio, aunque algunos muy bajo, como peter.


besitos guapa
David Daniel ha dicho que…
Muchos exitos en el año que estamos a punto de estrenar,espero que tu nene sea el motivo de una gran felicidad para tu pareja y toda tu familia como seguro que lo sera.

Muchos besos.
Mae ha dicho que…
Solo pasaba para desearte un feliz año. Muchos besos.
Arual ha dicho que…
Cinephilus: Jejeje! A mí también suelen gustarme las cosas que cabrean a la iglesia, no sé por qué será... Aún con todo tu criterio cinéfilo siempre me parece muy válido, viste cosas que yo no supe ver. Espero que la inauguración del 2008 en París fuera tan maravillosa como te merecías, un beso guapo, nos leemos pronto!

Juan C.: No es una actitud correcta para una fan tolkiana como yo verdad???

Juan R.: Pues vaya mala noticia, yo esperaba que la dirigiese él, ya veremos qué sale al final.

Hoichi: La verdad es que sí, demasiado bajo!

David: Gracias por tus buenos deseos, me alegra leerte, hacía mucho que no sabía de ti, espero que también el 2008 sea un gran año para ti, besos!

Mae: Igualmente reina!
Vargtimen ha dicho que…
¿Que Daniel Craig es guapo? ¿Pero cómo?!

No he visto aún la peli. A mí es que la Kidman post-botox me da miedo y su anuncio del Brain Training o el del perfume con tu amigo el Rodri de "Perdidos" me parecen una chufa.

Estoy contigo en todo lo que dices sobre Jackson.
Arual ha dicho que…
Sí Daniel Craig es muy atractivo, el mejor James Bond después de Sean Connery, sin duda alguna.
Pasa de ver LA BRUJULA DORADA, si no soportas la imagen post-botox de la Kidman en los segundos de un anuncio peor será aguantarla en el metraje de una peli.
Sabía que coincidiríamos en la visión del "asunto Jackson".

Entradas populares de este blog

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …