Ir al contenido principal

El sexo cuando hay hijos, mi experiencia.

Esta semana he podido leer dos interesantes posts sobre el sexo después de tener hijos, uno aquí, y otro aquí. Los dos son muy completos, uno más personal y el otro más divulgativo, de hecho este último además de describir perfectamente muchas de las cosas que he vivido en primera persona, aporta soluciones que en mi caso veo ciertamente impracticables primera porque todas ellas parten de la premisa de buscar momentos para la pareja y eso es hoy por hoy muy complicado. Al menos yo soy incapaz de irme tranquila a echar un polvo con mi marido y dejar a los peques con la abuela, ni mucho menos irme un fin de semana o unas vacaciones en plan pareja, la verdad, los dejo encantada si tengo compromisos de trabajo, o asuntos médicos, pero no me relajaría dejando a mis hijos para tener sexo, no va conmigo.
Ya lo conté muy bien aquí, en un post del año pasado, y no quiero repetirme sin necesidad, pero es cierto que para mí quedarme embarazada y tener hijos si bien ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida y me ha hecho inmensamente feliz y dichosa, he de reconocer que ha cambiado mucho mi vida sexual. También me consta que no siempre es así, porque cada persona, cada pareja y cada caso es un mundo. Si hay alguien que me lee y no tiene hijos todavía que no se asuste de ningún modo. Es un aviso a navegantes. Solo cuento mi caso.
Con la decisión de tener niños, primero se juntaron las búsquedas largas y desesperanzadoras, que  al cabo de varios meses convertían al sexo en una rutina con horarios que me desmoralizaba sobremanera, y más tarde acabaron con un embarazo complicado con la líbido mutilada, por el medio dos abortos y sus consecuentes traumas, más una episotomía terrible que no se la deseo ni a la descorazonada ginecologa que me la practico en mi primer parto, más el cansancio propio de ser mamá, más la lactancia materna y su revolución hormonal, etc etc. con todo el sexo se complicó e incluso por largos periodos de tiempo desapareció por completo. Y siendo sincera estos cinco últimos años aunque han sido parcos en sexo, han sido también riquísimos en amor, el de mi marido y ahora el dos pequeños niños que me adoran, así que estos años han demostrado desde luego que la relación con mi marido es muy fuerte y que nos queremos a pesar de que el "roce" no haya hecho el cariño por mucho tiempo.
Ahora con un niño de cuatro años en casa que ni echa siestas ni nada desde los años godos, y un bebé de mes y medio que se queda cada noche en el sofá a ver series con nosotros mientras el mayor duerme, y que después colecha encantado con los papis en nuestra cama, buscar un momento para tener sexo es más bien misión imposible, y cuando los hay los aprovechamos para dormir, xddd, que dormir es prioritario para mi bienestar. Pero no me importa esto es otra fase más que disfruto y vivo encantada, porque a mi la maternidad me ha tocado vivirla así, y soy igualmente feliz, y con este post lo que quiero explicar es lo que me pasa, porque puede que alguien se sienta así como yo y sea feliz igualmente. En estas cosas todo es válido mientras uno se sienta bien, al menos es lo que yo creo.
Y si en las conversaciones con amigas, u otras madres, ese alguien también es el bicho raro que puede vivir perfectamente sin sexo pero compensado con cantidades ingentes de amor de sus hijos y de su pareja, pero que muchas veces no se atreve a contarlo por miedo al que dirán, a ese alguien le diré, yo soy igual que tú, y la verdad no pasa nada.
En cualquier caso seguiré siendo la incomprendida, tanto es así que tengo una amiga que últimamente no hace nada más que proponerme ir a tupper sexs o recomendarme literatura erótica para ver si me entono un poco... Alma cándida que por supuesto agradezco tenerla como amiga porque sé que se preocupa por mí pero que no sabe que como todo en esta vida el sexo es cuestión de ritmos.


Comentarios

lamamadeunabruja ha dicho que…
Yo te entiendo, y creo que es una cuestión de momentos, a mí con una niña de mes y medio demandando a mamá a todas horas lo que menos me apetecía hacer cuando se dormía era echar un polvo, yo quería ir a la cama pero a dormir!!

Luego, como bien sabes todo pasa, pero ya no vuelve a ser como era, eso de hacerlo los domingos por la mañana se acabó, o a la hora de la siesta porque mi mayor ya no se la echa, así que el sexo queda relegado a las noches y a oscuras por supuesto para que ninguna se despierte.

Supongo que volverá a cambiar y cuando las dos brujas duerman en su habitación, o cuando empiecen a salir con las amigas estaremos de nuevo solitos mucho rato y habrá tiempo para todo ;-)

Un saludo
Anónimo ha dicho que…
MIra yo entiendo que cada pareja es un mundo y cada cual se adapata a sus circunstancias ,pero no debes olvidar que en esto de la pareja sois dos y que se debe estar de acuerdo entre la pareja.
De todas formas te digo que no ta acomodes en esa relación porque al final te hermanarás con tu marido y eso es peligroso.
Mira yo también he pasado por eso ,pero siempre hay un ratillo y además un deseo latente.
Es una opinión ,todas hemos pasado en cierta medida por ahí.
Arual ha dicho que…
Eso es, ahora es un momento especial y hay q disfrutarlo! Cuando los peques se vayan por ahí con sus amigos de sobra tendremos tiempo a solas con la pareja.
Arual ha dicho que…
A q te refieres con hermanar? A tener una relación sin sexo? Bueno de hecho mi socio y yo hemos pasado largas temporadas así y no ha habido ningún problema ni peligro. Somos muy felices. Cada pareja es distinta y nosotros llevamos genial el no tener tiempo material, nos adaptamos a la situación y ya esta. De hecho en el último embarazo q me encontraba bien yo tenía más ganas pero a el le daba miedo hacer daño al bebe así q aunque yo estaba dispuesta tuve q adaptarme a su momento y le respete. Tras el parto esta vez sin episotomia yo soy la no siente ganas y tiempo no hay tampoco así q seguimos igual pero este no es un problema en mi opinión, xq los dos nos respetamos y adaptamos al otro. Y he escrito este post xq estoy segura de q habrá alguien más como yo y seguro q le reconfortará saberse no tan rara.
Patricia Vera ha dicho que…
La verdad es que mi marido y yo hemos tenido periodos prolongados sin sexo y la relación no se ha resentido lo más mínimo, pues yo creo que es cuestión de rachas. Eso sí, cuando lo comenté de pasada a unas amigas se apresuraron a regalarme un libro que me invitaba a 'autodescubrirme'. Les agradezco la buena intención, pero ahí está muerto de risa. Jejejeje.
Arual ha dicho que…
Así todo son fases y rachas y lo importante es estar a gusto con cada una de ellas y ser feliz. Lo demás no importa, al menos es mi opinión!!!
Anónimo ha dicho que…
Me parece muy normal que cada uno se adapte a los ritmos del otro ,eso queda claro ,lo que no veo tan claro es que por tener hijos pequeños no se tenga sexo porque es normal estar más cansado ,que te interrumpen etc ,pero el sexo está ahí....y te lo digo por experiencia si ahora está dificil ,espera que tengan 8 años o más y verás lo que es querer y no poder......
Arual ha dicho que…
Yo no digo eso! Yo no digo q no haya q tener sexo por tener bebés, nada más lejos, cuento mi experiencia y mi caso, nada más! Cada uno hace lo q quiere. Y q lo importante es ser feliz. Y ya imagino q con 8 años aún es más complicado, ya me adaptare también!
Marieta ha dicho que…
Yo te entiendo perfectamente, me pasa exactamente lo mismo y me alegra leerte y saber que hay mas gente como nosotros y que no somos raros je jeje. El sexo ahora mismo no es lo principal en nuestras vidas y creo que en esta etapa de nuestra vida con mis dos peques de 3 años y medio y de 5 meses en mi casa se respira mucho mas amor que nunca. Solo es una etapa más y somos felices así, que mas da si lo hacemos una vez cada 10 días, lo importante es disfrutarlo tanto o mas que la primera vez.
Bueno, Arual, que yo también pertenezco a ese club secreto...jajaja

Entradas populares de este blog

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …