miércoles, 11 de julio de 2012

Me doy miedo a mí misma...

En marzo escribí esto con la esperanza ínfima de equivocarme totalmente pero a tenor de la comparecencia de esta mañana de nuestro presidente Mariano Rajoy en el Congreso me temo que estuve muy acertada. Para ayudar a digerir este trago tan duro (aumento del IVA, reducción de la prestación de desempleo, etc. etc....) he corrido rauda y veloz a leer el blog de mi admirado Xavier Sala i Martin, al que por cierto pude escuchar en vivo y en directo en junio en una interesante conferencia, para conocer su opinión sobre los hechos. Su post de hoy, que recomiendo leer con detalle, explica con la didáctica fabulosa habitual en este economista, como los recortes por haber venido mandados desde Europa tienen cierta lógica o van por el buen camino, en pocas palabras obedecen a un plan con cierto sentido. Yo no tengo el bagaje académico ni su inteligencia de Xavier Sala i Martin, y prefiero remitiros a su texto, dado que su análisis a pesar de ser "a bote pronto" como él dice, es racional. No olvidemos que él es un economista muy liberal. Y la esencia de lo que él trata de contar, y el mensaje con el que me quedo yo, es que esto no es más que el principio, que no va a ser suficiente, así que como ya dije en marzo, sigamos agarrados que las curvas de la carretera no se acaban. En pleno verano y con los termómetros en alza este año nos vamos a ahogar, y no de calor, ni en el agua, no, el gobierno nos va a asfixiar bajo los mandamientos o directrices de la UE, porque habrá que seguir tranquilizando a los mercados para poder seguir adquiriendo más deuda.
Y digo yo si el problema es la deuda dejémonos de endeudar por favor. Recortemos en lo superfluo, que no nos quieran engañar que hay mucho pan y mucho chorizo suelto por ahí aún, agarremos el toro por los cuernos, dejemos de apretar y apretar más a la antes conocida como "clase media", seamos valientes, hagamos reformas de verdad, dejemos caer a los bancos que no son solventes, recortemos en defensa a muerte, privaticemos las empresas públicas y cerremos las que no sean viables, usemos los recursos europeos para proteger los ejes de lo esencial, de lo que llega a las personas, educación, sanidad, servicios sociales, cambiemos esto leches. Estoy cansada de políticos "caguetas" incapaces de tomar decisiones valientes y convenientemente asesoradas por expertos en economía sensatos y de prestigio.
De la lista de medidas que ha anunciado he de decir que lo de la subida del IVA aunque la temía y la esperaba la considero un mayúsculo error que debilitará más el consumo interno, la rebaja de la cotización social, la considero insuficiente, sobre todo si se desea generar el efecto de "devaluación fiscal" que tan bien explica Sala i Martin en su artículo, el recorte en la prestación de desempleo directamente me parece una vergüenza y un motivo gordo para salir a quemar las calles, el refuerzo de las diputaciones otro error, creo que deberían ser eliminadas al completo, la reducción de concejales en los ayuntamientos no creo que sirva de mucho pero no me parece mal, la limitación de sueldos a los alcaldes una buena idea que debería extenderse a todos los altos cargos políticos, y así suma y sigue, y me callo ya porque hoy estoy tan disgustada que ni puedo seguir escribiendo. Y en mi estado tanta alteración no me conviene.

6 comentarios:

estanjana cc dijo...

Como al mal tiempo buena cara, te dejo un regalito en mi blog

Fany dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Crisis dijo...

Ayayayayayayayayyyyyyyy!!!! esto me pasa por no llevar al día los blogs!! menuda sopresita me he dado al revisar el tuyo y ver que estás embarazada!!! y de tres mesecitos ya pasados :D
Enhorabuena, preciosa!!! tu lucha al fin va a traer recompensa. Un besote enorme!

Juan Rodríguez Millán dijo...

A mí nada me está pillando por sorpresa, ya me imaginaba también muchas de las cosas que están pasando. Y también estoy convencido de que quedan por delante muchos recortes. Y recortes que sigo igualmente convencido de que no van en la dirección adecuada. No hay valentía para eliminar gastos superfluos y sí para arruinar la vida de los que menos tienen. Es indecente, y tendría que ser ilegal, la ruptura sistemática de las promesas de un programa electoral.

Fany dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Arual dijo...

Cris hoy también lo he hecho público en Twitter, que sé que allí me sigues más guapi!!

Juan a mí tampoco me pilla nada por sorpresa, pero es que me hubiera gustado equivocarme de pleno, sabes?