martes, 26 de junio de 2012

Todo me recuerda a ti.

Hoy en Facebook un buen amigo hacía una alusión a uno de los films favoritos de mi padre "Un tranvía llamado deseo" y sin poder evitarlo se me ha escapado una lágrima al leerlo. Y es que ahora estoy tan sensible que todo me recuerda a él. Viendo los partidos de la Eurocopa que tanto le entusiasmaban y de los que no podrá conocer su resolución final, o viendo la segunda temporada de Juego de Tronos de la que era un gran fan, o la quinta de Mad Men, cada cosa que veo que sé que él ya no puede ver me estremece sobremanera. También fue duro sentarnos a la mesa este finde y ver aquel hueco que jamás volverá a ocuparse y vivir una sobremesa sin sus interminables conversaciones, fue muy duro. Yo sé que el tiempo lo cura todo, también creí que jamás superaría la muerte de mi adorado abuelo y cada vez lo llevo mejor, o de mi abuela años antes, pero ahora es todo tan reciente y el dolor tan inmenso que lo único que me consuela es creer o esperar que algún día nos reencontraremos en alguna otra parte. Quiero creer que en ese lugar estará él, y mi abuelo, y también mis otros abuelos, y todas aquellas personas especiales que he amado en esta vida. Quiero creer que ahora mi padre ya disfruta de su compañía y quien sabe igual logra conocer allí a algunos de sus ídolos, Humprey Bogart, Katherine Hepburn, Vivien Leigh, John Ford, y tantos que me cansaría de ennumerarlos. Seguro que sus clases de inglés le irán la mar de bien. Pienso que le robaron la vida de una manera muy cruel, a traición, sin esperarlo, pero que él desde donde estará nos vigilará y cuidará a todos. No puedo encontrar más consuelo...

3 comentarios:

AleMamá dijo...

Es de esperar que pronto esté muy cerca de Dios (no "canonizo" por defecto para que no nos olvidemos de pedir por el alma de todos los muertos) y una vez al otro lado ya poco importarán las preocupaciones del más acá, pero debe participar de tus alegrías y penas sabiendo que son pasajeras, que lo que realmente importa está por venir.

¡Arriba los corazones!

Un beso

Maria MiPequeñoKoala dijo...

Un abrazo fuerte Arual

Crisis dijo...

Uff, qué duro, Arual. Tiene que ser algo muy fuerte, no puedo ni hacerme una la idea, pero es mucho más bonito pensar como lo haces tú y no dejar que esos pensamientos te puedan.
Un abrazo muy fuerte!