Ir al contenido principal

Blackmondays.

Mi último post materialista y superfluo, muy a tono con todo el rollo Thanksgiving y Blackfriday, acerca de mi Iphone, pero absolutamente cargado de felicidad e ilusión fue un islote en este mar de malas noticias que nos rondan últimamente.
La verdad es que parece que ahora todos los lunes son negros. Es levantarme, poner el café en marcha y sentarme a revisar los últimos tweets mientras desayuno y me dan unas ganas de echar a correr y no parar que es terrible. Que si el fatal y probable retorno de la peseta, que ríete tú del del Jedi y su Darth Vader, que si la OCDE augura una profunda recesión en la zona euro, más recesión, vamos no puede ser, en serio, aisss, que si la Merkel sigue con su no, no, no a los eurobonos, aissss un panoramón del trece. Pero una no va a ningún lado y se toma el café con leche y los cereales con la templanza que la caracteriza y pensando: Dios proveerá, o no, quien sabe.
Se mira en el espejo y se ve entera, algún asomo de arruguita, pero bueno la salud no falta ni a mí ni a mis chicos. Aunque la de mi papi últimamente anda poco fina. En fin adelante. Despierta a su retoño que se niega a salir de la cama, no me extraña con lo bien que se está, y maldice para sus adentros pensando en por qué no hace lo mismo en fin de semana. Misterios de la ciencia. Al cabo de pocos minutos su marido llega de su momento deportivo del día, sí mi socio se levanta a las 6.30 para correr, esto es como las meigas, que haberlas las hay. Desayunan mis chicos y yo corro volátil cual neutrino a ducharme, hacer las camas y salir despavorida a la oficina. Qué bueno es tener una oficina a la que ir pienso... y tener stress, y dolor de cabeza, y marrones que resolver,...
Ya en el coche pongo la radio y escucho la tertulia de Rac1 que hay días que es más atemorizante que cualquier película basada en libro de Stephen King. El pobre Basté ya se esfuerza en dar buenas noticias pero como él suele decir, no le sale...Porque para colmo ahora hasta el Barça pierde, el último reducto de nuestra moral falla, aissss!!! Si es que así como me van a entrar ganas de embarazarme otra vez, entre el cague que tengo a volver a sufrir otro aborto, ya serían tres, y que el mundo está así de mal, no me animo ni a la de tres, uys cuánto tres. Pero claro no puedo despistarme que me hago mayor y se me pasa el arroz.
En fin que me voy del tema, que todos los blackmondays empiezan así últimamente y ahora sólo pido que no acaben peor. Menos mal que de noche culminan con el capítulo de turno de THE WALKING DEAD en Fox, aisss pero eso también se acaba esta semana, cachís la mar!!!

Comentarios

Maria ha dicho que…
Pues sí, hay dias que es mejor quedarse en la cama calentita pero esto sigue y una no se puede bajar... al menos tenemos muchas cosas estupendas que nos ahcen sonreir, no es verdad?? Un besazo
Silvia ha dicho que…
jajajaja! Hay días buenísimos y otros que no lo son tanto pero estoy con María: seguro que de todos podemos sacar algo que nos haga un poquito más feliz ;-)
Anónimo ha dicho que…
Y encima es lo que dices, que parece que lo de estar estresadas y comernos marrones es un privilegio en estos tiempos que corren...
Lo de por qué los niños se despiertan pronto en fin de semana y entre semana quieren dormir más, si algún día descubres la explicación me la cuentas.... Digo yo que alguna explicación tendrá que haber, que las mías se comportan igual...
MeGustaSerMama ha dicho que…
Uf, en qué momento me ha pillado la lectura de tu entrada. Menuda noche y menuda mañanita llevo ya, y sólo son las 9...
Arual ha dicho que…
Nuestros peques nos hacen reír y ser felices, están ahí, todo lo demás con ellos se sobrelleva mejor, no?

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…