Ir al contenido principal

Growing pains.

Estos días en los que el verano ya despunta muchos padres estamos preocupados por el próximo inicio en el colegio de nuestros hijos. Para mí que mi peque deje la guardería y empiece el "cole de mayores" es un síntoma claro de que mi bebito ya no lo es tanto. Y es que en esta guardería mi hijo ha sido muy feliz y estoy muy agradecida por el trabajo que han hecho a diario con él. De hecho estoy colaborando activamente en la confección del regalo que le vamos a hacer todos los padres a la tutora que ha estado con algunos de los niños desde P0 o P2 y con el mío concretamente desde P1, un bonito álbum fotográfico de recuerdo de todas nuestras criaturas que de buen seguro le gustará y emocionará.
En este último curso el avance de mi retoño ha sido bestial. Habla por los codos mezclando catalán y castellano, su poupurri no tiene desperdicio: "Mami què fas? Estàs bien?" Jeje!! Se mueve mucho, es inagotable. Explora e investiga sin parar. Todo lo pregunta. Hace pipí en el wc, la caca aún no, el tema sigue igual. Come solito en muchas ocasiones. Empieza a compartir algunos juguetes con sus amiguitos, todos no eh! Ve los dibujitos en la tele algún rato sólo y también en ocasiones juega sin compañía. Ya no necesita que esté yo siempre a su lado. Lo que me permite de vez en cuando hacer tareas en casa sin necesidad que sean altas horas de la madrugada cuando él duerme. Su mamitis es menos acusada, la combina con ratos de papitis también lo que me hace muy feliz porque su padre se siente muy arropado por su hijo.
En fin que la evolución es alucinante y estos días que estoy mirando fotos de hace unos meses con motivo del álbum que os he comentado aún me emociono más de ver cómo ha cambiado.
Pero la duda y la preocupación siguen ahí acechándome. Primé la proximidad del colegio público más cercano a mi casa, y mi decisión la avalaron las buenas referencias del mismo que había recibido por parte de algunos conocidos, a parte de por las buenas vibraciones que recibí al visitarlo en la Jornada de Puertas Abiertas celebrada en febrero y por el clima cercano y la metodología por proyectos que proponía el centro.
La segunda opción, el único colegio concertado de la ciudad en la que vivo ahora, tenía como puntos positivos el uso del uniforme, que a mí siempre me ha gustado por la practicidad del mismo, y la impartición de la ESO en el mismo centro (nunca he sido muy partidiaria de que los niños vayan al instituto con tan sólo 12 añitos). Por contra el sentido eminentemente religioso y los horarios menos conciliadores puntuaron con dos claros negativos en mi decisión final.
Pero ahora ya con junio en danza la duda es cada vez más grande. ¿Habré acertado? ¿Estará mi hijo bien atendido?¿Será feliz? ¿Se adaptará? No puedo evitar estos pensamientos negativos. Tengo un nudo en el estómago que me temo no se deshará en todo el verano. Como en la serie de los ochenta... los niños crecen, los problemas también.

Comentarios

Unknown ha dicho que…
arual estamos en las mismas. Tengo las mismas inquietudes que tu, y veo los mismos avances (menos lo del pis, que estanjanito no quiere ni ver el orinal) y también el popourri de catalán-castellano!!
Vamos que pasaremos juntas todo el cambio!!!
Besitos
Maria ha dicho que…
Supongo que ese miedo es normal, yo aún estoy lejos de ese momento pero cuando lo pienso me entran sudores y no sabría que hacer... Ya verás como todo va a ir bien. Un besito
mama de parrulin ha dicho que…
Ay, cariño, estamos igual, me quedo con la última frase los niños crecen, los problemas también.
Pero no nos preocupaba también la guarde? Y no ha sido feliz? Pues eso.
dexter ha dicho que…
Uff, qué gozo da oírte hablar de tu nene. Esa ternura que desprendes, si hasta se me cae la baba a mí que no lo conozco.

Y tranquila que esos miedos son normales con el primero. Con el quinto seguro que ya no sufres tanto.
Arual ha dicho que…
Estanjana lo sufriremos juntas jeje!!!

Maria disfruta del momento que ya te llegarán estas preocupaciones mujer!!

Mamadeparrulin pues sí estaba igual o peor cuando tuve que dejarle en la guarde la primera vez y sí ha sido muy feliz. La elección fue de lo más acertada.

Dext no conoces al pitufo porque no quieres a ver si me vienes a ver al Delta algún ratito de estos hombre!! Ah!! Y con el quinto retoño te voy a contratar de canguro que experiencia me consta que tienes...
MeGustaSerMama ha dicho que…
Te entiendo perfectamente aunque me pasa al revés, mira tú que curioso. Mi hijo va a la "guarde" del colegio, así que el curso que viene no me preocupa en cuanto a amigos, adaptación, etc. Pero en verano no hay "cole" y le tengo que llevar dos meses a una guarde-guarde. Y claro, todo nuevo, niños nuevos, etc ...Me da una pena...Y encima hacerle pasar eso para tan poco tiempo...
LA TETA REINA ha dicho que…
Me siento tan identificada que podría haber firmado yo este post.

Yo también estyo muy contenta con la guardería, o mejor dicho con su profesora, es un amor.
Me va a dar mucha pena.

Y estoy con tus mismo miedos.
Yo tengo el día 21 de junio reunión con la directora. Fue mi tutora hace muchos años y me cae bien, eso me da tranquilidad, no te voy a engañar.

A mi compartirlo con otras mamás como tú que están pasando por lo mismo me da cierto ánimo aunque estemos a cientos de kms.

Besos y suerte!
Arual ha dicho que…
Mamareciente, mi hijo habría ido al mismo cole ahora si no nos hubiéramos mudado el año pasado. De hecho evité cambiarlo de guardería con la mudanza para que no sufriera tantos cambios seguidos.

Teta Reina, tus posts también parece que en ocasiones hayan sido escritos por mí. Estamos en las mismas, jeje!!!
Anónimo ha dicho que…
Que síiiiii... Que seguro que has acertado, ya lo verás... Es inevitable que surjan las dudas, pero estoy segura de que has acertado. Y si no fuera así, ya tendrás tiempo de cambiarle, no es una cadena perpetua...
Besitos y ánimo!

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…