Ir al contenido principal

¿Entretenimiento? vs ENTRETENIMIENTO.

Vamos a ver si yo twitteara hoy mi mensaje sería uno: "Quien vea a James Cameron que le corte la cabeza de mi parte". Así de simple, claro y conciso. Pero yo no twitteo y de hecho no conozco a nadie que lo haga. Todo el mundo está con el Farmville y el Facebook a saco pero esto de Twitter creo que es algo que sólo hacen los famosos, que debe ser más chic y más pijo, digo yo.
Y a qué viene esta divagación tan profunda a estas horas de la mañana pues muy sencillo, viene a que anoche vi esa cosa/pseudofilm/pseudovideojuego/pseudogeneradordedolordecabeza llamada AVATAR. Y vosotros diréis qué narices haces viendo eso. Pues otra vez la respuesta es también fácil, mi marido la quería ver, y como nunca tenemos tiempo de ver pelis con el peque en casa o estamos tan cansados que nos dormimos a los cinco minutos, anoche con dos mimitos y dos arrumacos me convenció, y claro como estamos solitos, y en plan muy ñoño toda la semana accedí, la débil de mí.
Y vamos todos tenemos un pasado y hemos cometido locuras de juventud, a esa edad se flirtea con las drogas, el alcohol, el rock and roll (qué carroza ha quedado esto), con los chicos que no nos convienen, hasta con los sandwiches de nocilla y jamón york, y claro en medio de estas locuras una también le da por ver dos veces en la misma semana y a moco tendido el exitazo del Sr. Cameron TITANIC, y ahí queda esa mancha en su curriculum, para toda la vida. Pero ahora con 34 tacos ya no estoy para las milongas de este director de cine con ínfulas de Dios.
Vale, ahora no me vengáis con que AVATAR es otra peli más de ciencia ficción bien hecha, ni se os ocurra comparármela con esa obra maestra que es ELSDA porque os mato aquí en directo via blogger. Y es que el universo Pandora, es como una pesadilla eléctrico-luminosa de muy mal gusto, la historia es un bodrio infumable de más de 3 horas de duración, y el mensaje ecológico está más trillado que la Belen Esteban en los platós de tele, vamos que la innovación la hizo Disney en su momento con POCAHONTAS y de un modo más sencillo y más fácil de ver. Hoy he tenido que recurrir al ibuprofeno para que desapareciera esta migraña provocada por tanta lucecita fluorescente, y menos mal que la prudente de mí no se me ocurrió acercarme a una sala 3D a ver la peli en cuestión con esa técnica, porque vamos me mareo y vomito fijo.
En cambio el universo de la Tierra Media tolkiana respira magia por todos lados, tú estás en La Comarca y quieres quedarte a vivir allí para siempre, es tan verde, tan confortable, tan deliciosa, cuando entras en la Ciudad Blanca un sentimiento de imponencia se apodera de tu mente, en los Campos del Pelennor se masca la tragedia, en Mordor el miedo es el único protagonista. Tolkien creó la octava maravilla y el señor Jackson nos hizo el favor de trasladarla con mucho saber hacer a la pantalla. La piel de gallina se me pone al recordarlo.
Pandora es la tierra hace miles de millones de años patrocinada por Iberdrola y con dinosaurios fluorescentes voladores.
Así que si por casualidad aún queda alguien que no haya visto AVATAR, que no sea incauto y que no lo intente, si quiere entretenimiento bueno y de verdad que se acerque al cine y disfrute de esta reciente genialidad de PIXAR en la que se ha vuelto a convertir la tercera parte de TOY STORY. Una delicia visual. Buen jueves a todos!

Comentarios

Unknown ha dicho que…
Pues yo no he visto avatar! no me atrae nada, lo siento. gracias por incitarme menos a verla.
la verdad es que si estoy deseando ver toy story, asi que me lo apunto
por cierto, yo tengo entendido que twitter lo usan mas los adolescentes, almenos los que yo conozco
Juan Rodríguez Millán ha dicho que…
Pues yo la vi en el cine y en 3D y salí más o menos como había entrado. Bueno, con once euros menos en el bolsillo, je, je, je... No, no soy precisamente un fan de esta chorradilla cameroniana que algunos creen que es la reinvención del cine. Y, como dices, ni punto de comparación. Ni con El Señor de los Anillos, ni con Toy Story 3. Eso es cine. Lo de Cameron... Bueno, todavía no sé muy bien qué es Avatar...

Esto... ¿¿¿Sandwiches de jamón york y nocilla???
Arual ha dicho que…
Bienvenida a mi blog Estanjana, no sé lo del twitter he visto que lo usan mucho los famosos porque siempre aparecen noticias relacionadas con esto sobre ellos y me hace gracia, aunque supongo que tienes razón y es más una red social de adolescentes ni idea. Ah! Y TOY STORY 3 es una maravilla!! Qué ganas tengo de que mi peque tenga edad para poder disfrutar de este tipo de cine con su mami.

Juan tesoro sí sandwiches de jamón york y nocilla, una guarrada, lo reconozco, fue una fase dificil en la que todo lo que podía lo mezclaba con nocilla. Menos mal que ya pasó.
El Impenitente ha dicho que…
Yo era fan del chorizo con galletas. Y lo sigo siendo.
Arual ha dicho que…
Hombre Impenitente si las galletitas son saladas no pinta nada mal!
ethan ha dicho que…
Todos hemos caído en la trampa de Cameron. Como decía en el blog es una atracción de feria; y nada más.
Saludos!

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…