Ir al contenido principal

Agradables reencuentros.

Ayer por la tarde me encontraba fatal, un inoportuno resfriado me estaba acechando, congestión nasal, dolor de cabeza, sudores impropios. Así que al llegar del trabajo y aprovechando que sigo sin mi hijo (hoy por fin podré verle ya que esta noche viajo al pueblo para reencontrarme con él, ya cuento las horas que faltan) decidí echarme la siesta. Me tomé un ibuprofeno y me tumbé en el infinito sofá de piel marrón chocolate que gobierna mi salón. Desde que estoy en mi nuevo hogar no había podido de disfrutar de aquella maravillosa pieza de la que me encapriché nada más entrar en la tienda de muebles el mes de diciembre pasado. Bueno lo he compartido algun que otro momento con mi marido, claro está, es fabuloso porque los dos cabemos largos uno en cada punta, tumbados y sólo nos rozamos los pies. Pero la verdad es que una siesta así en plan premeditado tan larga y relajada no había tenido todavía cabida en mi apretada agenda de madre trabajadora.
Tenía puesta la tele, creo que AXN, con CSI de fondo, pero no tardé en dormirme, como os digo mi cuerpo estaba para pocas jotas. Desperté al cabo de dos horas. CSI ya se había acabado, zappineé y me topé en el COSMOPOLITAN con uno de MIS EPISODIOS FAVORITOS de la historia de la TV, el último de SEXO EN NY, "Una americana en París. Segunda Parte".
No sé cuantas veces lo habré visto, más de las que se pueden contar con los dedos de una mano, y cuando lo vuelvo a ver, sigo sonriendo con la boca entreabierta con esa complicidad absoluta que me llevó ya en su momento a seguir las aventuras de Carrie y sus amigas con la mayor fidelidad posible. No desvelaré su contenido porque me consta que hay alguien por ahí que me lee que anda a medias con su primer visionado de esta fantástica delicia televisiva de la HBO pero insisto, es volver a ver esta serie y entrarme unas ganas irremediables de cumplir mi sueño de viajar a la Gran Manzana que no me aguanto. En pocos días unos buenos amigos míos viajarán allí y la envidia me corroe por todas las venas cosa mala.
A ver que voy del tema, pues eso que no suelo ver mucho la tele, y menos los canales tradicionales, sin ir más lejos esta semana que he tenido tiempo me he dedicado más a avanzar capítulos de MAD MEN a mi aire, a leer, llevo dos libros a medias, a tomar el sol en la piscina de casa, todo ello por supuesto una vez taché de la lista todas las tareas hogareñas que me había planteado para la semana y que por supuesto realicé en primer y prioritario orden. Pero de tele nada de nada, y sin embargo es un gustazo toparse de tanto en tanto con algo así inesperadamente. Experiencias previas tuve también con mis reencuentros ocasionales con algún que otro entrañable capítulo de LAS CHICAS GILMORE, o como no, de la divertida e intrigante GOSSIP GIRL.
Y es que realmente hay vida más allá del SALVAME de Telecinco y de las telenovelas de la 1 xddd!!! Que eso pudre el cerebro de por vida y es más malo que el alcohol y el tabaco juntos!!!

Comentarios

Crisis ha dicho que…
Oohh!!! jejejej yo todavía no he llegado a ese punto (voy por el cap. 10 de la 4º temporada) pero he visto las pelis, así que tengo ganas de ver a Miranda embarazada, a Charlotte encontrando a su marido y a Samantha enamorarse del modelo rubito... ¡espero que no se haga esperar! jejeje
Un besito, Arual.
Arual ha dicho que…
Paciencia y una caña, ya llegarás a todo!!
mamadejulio ha dicho que…
Hola¡¡¡en la primera entrada q leo ya veo q tenemos cositas en comun.
Me da grima Salvame, no veo la tele, solo series y me encanta Gossip Girl...
Seguire leyendote¡¡¡
Arual ha dicho que…
Bienvenida mama de julio!! Me alegra que te guste mi pequeño rinconcito de la blogsfera, me pasaré también por el tuyo.

Entradas populares de este blog

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …