Ir al contenido principal

Lo nuestro. 1a parte.

Salir de fiesta por el casco antiguo los jueves era de lo mejor en mis años universitarios. No lo hacía a menudo pero de vez en cuando me apuntaba al plan. Y en una de aquellas noches te conocí. Aquella noche.
Había estado cenando con un grupo de amigos de la facultad un bocata de calamares y una cerveza en un bareto cutre del centro tras una agotadora jornada de clases. Rematamos la faena con unas rondas de calimocho en el mismo lugar para después continuar la juerga en nuestros bares de copas habituales, donde sólo bailábamos porque de beber nada, nuestro bolsillo estudiantil no podía permitirse semejantes lujos.
Entramos en "El Patio", uno de mis bares favoritos por el tipo de música que pinchaban sus DJ's: Suede, Oasis, Greenday, The Cure,... Nos instalamos en la zona de altavoces para poder dejar encima cómodamente las chaquetas, aún hacía frío, era marzo.
La media de edad del local mi grupo la bajaba considerablemente, todos rondábamos los 20, tu grupo en cambio la subía claramente, todos habiáis pasado los 35.
Al principio ni me fijé que estabas allí pero tú sí que te fijaste en mí. Y lo evidenciaste parándote "accidentalmente" en la salida del baño cuando yo pasaba por allí.
- Perdona. - Me soltaste.
- Perdonado. - Te respondí.
Y hábilmente captaste mi atención y entablaste una conversación de lo más casual conmigo en aquel bar, "El Patio", siempre recordaré su nombre.
Pasamos la noche charlando de todo y de nada, de cine sobre todo de Woody, de literatura sobre todo de Auster, de fútbol aquí Barça y Real Sociedad fueron los protagonistas, de atletismo una de tus pasiones, de mi pequeño pueblo, de tu maravillosa ciudad. Me olvidé de mis problemas, de lo harta que estaba de mi entonces novio, de todo. Tú al parecer también te olvidaste de tu mujer.
Tus compañeros de congreso se largaron del bar, mis amigos de la facultad también, nos quedamos solos ajenos a todo lo que nos rodeaba, era nuestra noche.
Decidí darte un tour turístico por aquella ciudad, que por entonces era mi casa y que para ti sólo era un lugar por descubrir. Anduvimos por las calles desiertas en medio de la invernal noche pero ni tú ni yo sentíamos frío.
Casi apuntaba el día cuando decidimos despedirnos. Me acompañaste a mi portal y mientras un taxi te esperaba para regresarte de vuelta al hotel me plantaste un beso inocente en cada mejilla. Esos besos siguen grabados a fuego en ellas. Intercambiamos las señas, teléfono y dirección postal, no había mails ni móviles entonces.
Y ahí empezó la segunda parte...

CONTINUARÁ.

Comentarios

el tio tenía que haber rematao...
Arual ha dicho que…
Espera, espera...

Entradas populares de este blog

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …