Ir al contenido principal

Juliet en el cisne.



Las season finale de LOST siempre son alucinantes, terriblemente emocionantes y llenas de instantes televisivos para la historia. Todos ellos se merecen un post en mi blog al menos, unas palabras de agradecimiento a las personas que hacen posible esta serie tan increíblemente genial. Sin duda hacen mi vida un poco más feliz. Hasta anoche mi favorita era el final de la tercera temporada y ese Charlie agonizante en la estación submarina. La piel de gallina se me pone al recordarla. Los otros tres finales (primera, segunda y cuarta temporada) también habían sido impresionantes pero repito el de la tercera era mi predilecto, mi ojito derecho.
Pero anoche por fin vi "The incident" y mi vida cambió. Ese fundido en blanco final y sus 82 minutos previos marcaron mi existencia para siempre, os lo juro.
¡Cuánta información y qué bien resumida en sólo dos episodios! ¡Cuánto contenido vacuo hay en otras series! ¡Qué diálogos tan cortos, precisos y concisos! Encaje de bolillos televisivo sin duda. ¡Qué buena introducción la de uno de los personajes principales de la serie, Jacob, que en cinco temporadas aún ni había tenido presencia física en ningún capítulo! Y las ganas que tenía yo de verle la cara. ¡Cómo deseaba yo que Sawyer y Jack se enfrentaran en serio! Lloré cuando Juliet cayó al pozo arrastrada por aquella inoportuna cadena y también cuando Sawyer le suplicó: "No me dejes Juliet". Vibré al ver la cara de Jin cuando Jack le dijo que sabía el modo para que volviera junto a Sun. No acabé de creerme el motivo confeso de Jack a Sawyer para volar la isla, pero sí es posible que ame de verdad a Kate, esto me cuesta horrores admitirlo, yo siempre quise que Sawyer acabara con Kate. Y aluciné al descubrir que Locke no es Locke, lo sospeché al ver el ataud que transportaban Iliana y su compis. Me encantó el principio y el final del capítulo, tan bien ligado y cohesionado con esa intención de matar a Jacob del nuevo personaje misterioso, una de las claves de la sexta temporada sin duda, y esa puñalada final atestada por Ben. Me gustó percatarme que Ben no sabía nada de nada. Los pretenciosos pagan sus pecados. Ahora me alegra haber tardado tanto en ver esta temporada porque la espera hasta enero de 2010 se me hará más corta. Y es que ese fundido en blanco final es una carta blanca total para Lindeloffy compañía, cualquier cosa puede pasar ahora. Empieza mi cuenta atrás personal...

Comentarios

Beau. ha dicho que…
Es que creo que acá en México ya va muy avanzado todo el asunto. Pero mira que nada mas por haberlo dicho tu prometo dedicarle un día a ver por lo menos uno, o andar cazando cuando salen los capitulos de la primera temporada para poder enrolarme en uno y poder entenderle. Un beso!!! y que padre que disfrutes tanto viendole me cae que hasta ganas me dieron de verlas ;)
Fernando J. López ha dicho que…
Yo no puedo esperar más... Y quiero que Juliet viva... Ays, qué sufrimientoooooo ;-)
Arual ha dicho que…
Sí Cinephilus esto se va a hacer más largo que un día sin pan!!!

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…