Ir al contenido principal

Soy Homer Simpson.

Soy Homer Simpson. Bueno creo que estoy convirtiéndome en Homer Simpson. No paro de beber Free Damm Limón (no es la Duff pero casi... es que con la lactancia materna no puedo tomar alcohol), me cae el pelo a la velocidad de la luz (cada mañana en la ducha dejo pelo suficiente para hacer una peluca al día) con lo que en breve me veo más calva que él, peso menos kilos que antes del embarazo pero se me ha quedado un michelín horroroso ahí en la tripita donde antes tenía una dulce bombo de embarazada que puede servir facilmente como posavasos para la cerveza, y ya para colmo esta pasada noche he soñado que vivía en un Dunkin´Donuts Coffee. Me pasaba el rato comiendo donuts de diferentes colores y lo mejor de todo es que no acababa con un empacho fatal. Estaba superfeliz. ¡Qué cosas!

Seguro que Freud tendría algo obsceno que decir al respecto pero bueno como eso no es posible he creído conveniente comentarlo aquí en este muro de las lamentaciones particular que es mi blog.
Os dejo ya, la siesta de mi peque ya no tardará en finiquitarse, lleva una hora dormido. Mi objetivo del fin de semana es farragoso y pesado. Acabar de organizar el bautizo de mi hijo. No quería bautizarlo, como tampoco quería casarme por la iglesia, pero por amor una hace todo tipo de tonterías, así que tengo que encontrar algo decente que ponerme, algo que disimule mi michelin-posavasos Duff, y elegir el menú del convite, que son las dos últimas cosillas que me faltan.
Disfrutad vosotros.

Comentarios

EL CHICO GRIS ha dicho que…
Ummmm, donuts...

Ánimus, mientras no te pongas amarilla, hay solución.
Mae ha dicho que…
Antes de nada te deseo que todo salga bien, y bueno, es un paso importante para quien crea en ello. Y como tú dices, por amor se hacen muchas cosas.
Lo del pelo es muy muy normal después de un embarazo.
Como ahora no podrás tomar nada para ello, te recomendaría (desde el cariño) que usases un champú de quinina que le da bastante fuerza al pelo y ayuda a que nazca y crezca mejor y como te he dicho, mas fuerte y sano.
Klorane es la marca.
Simplemente pide un champú lorane de quinina y úsalo cuantas veces necesites.
Si decides comprarlo hay dos tamaños. El grande suele salir mucho mas barato que el pequeño y como es una cosa que la irás notando con el uso, te recomendarái declinarte por ese tamaño, pero allá tu en eso.
Tb lo puede usar tu chico (y no digo que le haga falta, pero viene genial)
Bueno, es que mi alma de farmacia me sale... es inevitable.
Ya me contarás.
Besos y suerte.
Anónimo ha dicho que…
decimos acá " nueve meses de embarazo y nueve para desembarazarte"

Pronto serás la misma niña
Arual ha dicho que…
Chico gris: De momento no me he vuelto una chica amarilla...

Mae: Buen consejo farmacéutico, gracias!

Mari: Interesante refrán!
Vargtimen ha dicho que…
Moskis! Bebes la misma cerveza que yo!

Yo compro la Free Damm Limon y la San Miguel 0,0. Hay que ser muy hombre para beber esas cosas, ¿sabes?
3'14 ha dicho que…
Ey! que si pesas menos que antes del embarazo ya es mucho!!! Yo me quedé con el MISMO peso que tenía durante el embarazo después de haber parido. Y no me desprendí de él en los dos años siguientes. Claro que tampoco hacía nada para desprenderme de esos kilos... Todo es ponerse, un poquito de voluntad, ejercicio, y seguir una dieta equilibrada, ya sabes. Pasando de régimenes de locura, ni alimentos biodietéticos y monsergas por el estilo. Tus verduritas, tu fruta, tu buena pasta, equilibrio de carne y pescado... y pasar de los dulces durante un tiempecito... Dándose algún caprichito de vez en cuando, que si no es muy duro y para qué sirve vivir si no es disfrutar de esos pequeños placeres?? ;)
Arual ha dicho que…
Vargt: Sabía que eras un hombretón de verdad y no un "metrosesuals" de esos...

Pi: Buff yo es que con esto de la lactancia materna tengo un hambre que es demasiado, así que paso de ponerme a dieta, paso directamente, en cuanto deje de dar pecho al nene ya veremos qué hacemos, jeje!

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…