Ir al contenido principal

Blogsfera maternal.

A veces paso temporadas largas sin leer blogs nuevos, me limito a leer mis blogs favoritos, los que sigo desde hace tiempo, y no investigo en nuevos espacios. Muchas veces por falta de tiempo, cierto es. En cambio hay veces que me da por internarme en el fabuloso mundo de la blogsfera y disfruto leyendo cosas nuevas.
Esta semana en el trabajo voy bastante ligera de carga, estoy de guardia en otra oficina que no es la mía habitualmente y aunque me traje papeleo y trabajo pendiente lo he ido solventando sobre la marcha y no me han caído marrones nuevos, es normal estamos a punto de abrir agosto y suele ser una temporada tranquila en mi empresa. Así que me he dedicado a navegar bastante y he descubierto fabulosos blogs sobre un tema sobre el que no quiero ponerme pesada normalmente dado que mi blog no tiene esta temática específica pero que habitualmente me suele traer de cabeza. Y ese tema como no es la maternidad. A la mayoría he llegado a través de este magnífico sitio de una treintañera como yo que también comparte conmigo el tener un niño de veintitantos meses.
Acostumbro a hablar de tanto en tanto de mi hijo aquí, pero me niego a reiterarme mucho en el tema dado que se trata de un blog que creé antes de que él naciera, para parlotear sobre todas mis inquietudes y para dar rienda suelta a una de mis pasiones, escribir. De hecho en aquel momento hablaba de muchas cosas, de cine, de series, colgaba los relatos que habia ido escribiendo o que se me iban ocurriendo, contaba también mis viajes, y claro está hablaba de mí, por supuesto. Pero desde que mi retoño vino al mundo empecé a tener ganas sólo de hablar de él, y pensé que escribir sobre ello siempre, además con la baja frecuencia de posts que iba insertando, podía ser desalentador para cualquiera que se acercara aquí a leerme. Pensaría que sólo soy una mami obsesiva y novata que no sabe hablar de otra cosa.
Y la verdad es que ese pensamiento es una soberana estupidez porque esta semana he descubierto blogs fantásticos de chicas que comparten sus experiencias como madres con otras madres y es muy enriquecedor. La verdad es que no es que me guste hacer caso a todos los consejos, y menos en mi rol de madre, que me dan, pero muchas veces leer otras vivencias te enriquece y te abre la mente a otras posibilidades. Y es que en cada momento de la vida de tu hijo hay un quebradero de cabeza, que si me coge el pecho, que si me toma rutinas de sueño, que si tal pediatra me gusta, que si me cuestiono la conveniencia de las vacunas, que si ahora empezamos con los juegos que fomentan su desarrollo, que si busco guarderia, que si se me resfria todas las semanas, que si me lio con la alimentación complementaria, que cuando le quito el pañal, que si se me va de botellón, en fin miles de cosas que te ocupan la cabecita y para las que muchas veces echas manos del sabio Don Google sin poder evitarlo.
Y no me gusta ser pesada. Habitualmente cuando estoy con mis amigos trato de no monopolizar las conversaciones con temas relacionados con la maternidad, ni atracar de preguntas y dudas a los más experimentados, pero bueno la verdad es que como casi todos nos encontramos en esta fase de nuestra vida en la que nuestros hijos copan todo nuestro universo, no importa mucho que al final en todas las reuniones se acabé hablando del sueño del hijo de tal, o de los cólicos de la hija de pascual, no sé si me entedéis. Porque es así, porque empezamos a hablar de cualquier otro tema y siempre desembocamos en lo mismo. Es inevitable y me encanta para que engañar.
En definitiva que me alegra haber descubierto todos estos rinconcitos de la blogsfera tan perfectos para perderse de vez en cuando y compartir experiencias como madre. Sé que voy a disfrutar visitándolos en la medida que pueda.

Comentarios

El Impenitente ha dicho que…
Seguro que blogs de padres no hay. ¿Por qué? ¿Eso significa que somos malos?

Yo estoy contento porque he descubierto recientemente blogs sobre atletismo. Cada uno con lo suyo.
Arual ha dicho que…
Si hay, si hay, he encontrado algunos también, jeje!!

Para cuándo vacaciones?
El Impenitente ha dicho que…
¿Vacaciones? No lo sé. Ya veremos. Hay faena y hay que aprovechar. Ya vendrán las vacas flacas.
Arual ha dicho que…
Mejor así!!! Que no falte!!!
Un besote!!

Entradas populares de este blog

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…