Ir al contenido principal

Lost in mudanza...

Así igual que Bill Murray en pleno Tokio en una de mis pelis de cabecera me siento yo con esta mudanza de locos. Dos semanas de plazo y como en aquella serie ochentera los problemas crecen. Si empezamos con brío el fin de semana el lunes paramos en seco, otro de esos virus que mi hijo conoce en la guarderia y los invita a casa así tan frescamente (ya le he dicho que no hace falta ser tan enrollado y dárselas de buen anfitrión) se instaló en nuestro hogar justo esa noche. Esta vez se llamaba gastroenteritis y nos tuvo a los tres, papa, mama y nene, como las fuentes de Montjuic, no sé si me explico bien. Afortundamente nuestra invitada parece que se ha ido ya de casa y ahora podemos "normalizar", pillemos ese concepto con pinzas, nuestra vida. Hoy jueves, tres días después, hemos retomado la tarea de empaquetamiento y una no deja de sorprenderse con la cantidad de tonterias y chorradas que es capaz de almacenar. Abrir un cajón y encontrarme una servilleta con un número de teléfono de alguien a quien eres incapaz de identificar. Desenterrar en el armario una camiseta del año 93, y sé que es de ese año e incluso anterior, porque la llevo en una de las fotos de mi viaje de final de curso a Grecia. Ni soy capaz de averiguar en qué siglo fue la última vez que me la puse. Y lo más curioso es que en mi vida por lo menos desde ese momento han habido ya unas cuatro o cinco mudanzas, ¿qué criterio habré seguido anteriormente al guardar mis pertenencias? No lo sé ni yo. Y así un largo etcétera de cachibaches totalmente inútiles que ocupaban un espacio valiosísimo en mi ya casi ex-piso. Si al final aquella ministra de la vivienda tan salada que teníamos debía tener razón en eso de que un piso de 40 metros cuadrados va sobrado, imaginaros lo que he hecho yo en estos últimos ocho años en uno que es el doble de grande. En fin prometo seguir informando...

Comentarios

Ra está en la aldea ha dicho que…
Ya sabes que los expertos en estas chorradas dicen que lo provoca más estrés son los divorcios y las mudanzas. Mi experiencia mudancil me hace pensar que lo verdaderamente estresante y horrible es tumbarte de noche en tu cama mirando todo lo que te rodea y pensando en cómo empaquetarlo y llevártelo. Lo que es luego empacar, trasladar y reubicar a mí me produce más alivio que agobio.
AleMamá ha dicho que…
Sí, los criterios varían de un año para otro. Ahora a aprovechar la mudanza para revisarlos de nuevo.
¿Felicidades en el nuevo domicilio! a quién se muda Dios lo ayuda....un viejo dicho que acabo de reciclar
Juan Rodríguez Millán ha dicho que…
Llevo años sin hacer una mudanza, pero creo que puede tocar una a no demasiado tardar. Y miedo me da la cantidad de cosas que voy a encontrar, je, je, je... Ánimo (y que ya estéis todos mejor de vuestros virus).

Entradas populares de este blog

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …