Ir al contenido principal

If I were a rich woman...

Todos lo hemos pensado alguna vez y quien diga que no miente o ya es asquerosamente rico con lo cual puede substituir la frase "If I were" tan ricamente por un "I am" contundente. No es mi caso. La cuestión es que no debe ser ni moral ni políticamente correcto pensar en estas cosas en los tiempos que corren y con la que está cayendo económicamente hablando, pero una tampoco puede controlar sus sueños y sus pensamientos. Así que una noche tiene sueños impropios con Sawyer sin camiseta y a la siguiente los tiene con los billetes de 500 euros. La vida es así.
Anoche soñé que estaba forrada, pero forrada hasta decir basta. Tanto que tenía chef personal, asistente personal, chofer personal, estilista personal, y muchas más cosas personales y muy chic y muy sofisticadas y muy guays todas. Yo por supuesto estaba muy cañón cañón, claro es lo que tiene pasarse el día dedicada a una misma y a su mismidad, en vez de currando por cuatro duros para pagar la hipoteca, durmiendo poco porque no hay ninguna "nanny" que se levante a medianoche cuando tu retoño se despierta berreando a pleno pulmón, y yendo todo el día de puto culo para hacer malabarismos conciliando vida familiar y laboral, y llegar muerta por la noche a casa para caer rendida en el sofá a las 11 de la noche tras la maratoniana jornada. Véase un ejemplo muy ejemplificante en el capítulo emitido anoche en Fox de HOUSE (6x13 "5 to 9").
La cuestión es que en el sueño mi vida era muy distinta. Tenía gente dispuesta a hacer todo lo que quisiera cuándo y cómo quisiera. Y claro tenía tiempo de viajar mucho, de ir a fiestas muy cool y de ver todas las series, era genial. Soy consciente y realista que mi sueño era sólo eso un sueño, pero ahora mismo haría un pacto chungo de esos que Jacob propone a los losties para poder parar a las 14.00 de trabajar y encerrarme para ver tranquilamente el capítulo que esta madrugada se ha emitido en USA de LOST, el 6x08 "Recon", que además está dedicado a mi adoradísimo Sawyer... y luego volver a reiniciar mi locura diaria con normalidad. Soñar sale gratis, ¿no? Y de todo lo soñado me conformo con poco ¿no?

Comentarios

3'14 ha dicho que…
Yo ya lo he visto!!!! ¿Quieres que te "lo cuente"? jijiji...

Pues vamos a ver, Swayer (tranquila, no hay spoilers) parece que por fin se ha puesto algo en forma, al empezar la última temporada le vi algo fondón, pero ya vuelve a estar rico, para chuparse los dedos, y lo que se preste juaaaaaaaas Así que esta noche a soñar otra vez con él. Y déjame a mí el sueño de ser rica, que no me vendría nada mal, aunque conociéndome me pillaría un cabreo monumental al despertarme... con que, supongo, que es por eso que lo mío son directamente pesadillas, para por lo menos, al despertar, poder pensar, ufff que suerte tengo con la vida que me ha tocado! jajaja si es que quien no se consuela es porque no quiere.
Arual ha dicho que…
Brrrr qué envidias yo hasta el finde no creo que pueda verlo...
ethan ha dicho que…
Oye: ¿y los ricos soñarán que son pobres? Menuda pesadilla ¿no? (que les den)
Un beso!
Arual ha dicho que…
No los ricos se dedican a participar en cutre-programas del tipo EL SECRETO, pobre por una semana... y luego me voy tan campante a mi megamansión...

Entradas populares de este blog

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …