Ir al contenido principal

Al mal tiempo "Downton Abbey".

Me muero de angustia y tristeza. Mi hijo se ha quedado esta semana con los abuelos en el pueblo y mi vida se ha tornado gris de repente. Lo digo y lo repito mil veces. Cuando decaigo su sonrisa es la que me levanta y si no está él junto a mí me pongo enferma. Pero los yayos querían disfrutar de él. Lo ven poco, lo quieren tener y disfrutar, es razonable, y si estos días me toca trabajar que mejor momento para dejárselo un poquito. Cuatro días y cuatro noches. Una eternidad en mi simple visión espacio-tiempo. Y más si consideramos que está resfriado y que me carga de culpabilidad no poder tenerlo en mis brazos para que se sienta mejor.
Así que al mal tiempo "Downton Abbey". Anoche como cada martes me senté a ver la que ya se está convirtiendo poquito a poco en un verdadero clásico de la ficción televisiva. Y todo gracias a la puesta en escena de lujo de la serie, con unas localizaciones, un vestuario y una ambientación impecables, y por supuesto unos actores exquisitos. Mi favorita sin duda es la condesa viuda de Grantham, interpretada magistralmente por la británica Maggie Smith. Su escena sublime de la primera temporada para mi fue aquella en la que preguntó inocentemente al futuro heredero de Downton Abbey qué era un fin de semana, aisssss!!! Y la de la segunda temporada por lo que llevo visto es la de la respetada señora tratando de hablar con ese aparato del demonio que es el teléfono. Son dos pequeños ejemplos de como los detalles engrandecen a una serie o a un personaje y permiten visualizar con un simple flash como ser vivía en aquella época. Y qué significaba ser aristócrata por aquel entonces. El mundo estaba a punto de dar un giro de 360º y el asesinato del Zar de Rusia y toda su familia sólo era la primera chispa.
Sí he de reconocer que a ratos la historia se torna demasiado previsible, que el argumento puede que esté un poco trillado, los de arriba y los de abajo, la lucha de clases, los amores imposibles, pero la maestría con la que se aborda hace que me sienta obligada a repetir con insistencia que "Downton Abbey" está haciendo historia en la televisión. Y sino ya me lo diréis dentro de unos añitos.

Comentarios

Maria ha dicho que…
La tengo en mi lista de series pendientes!! Ahora estoy enganchada a Mad Men! La has visto!? Un besazo
mamadejulio ha dicho que…
Arual es fan de madmen!!! Yo la empece a ver gracias a ella y cuanto se lo agradezco, Jeje, me encanta esa serie!

Yo estoy pendiente de ver esta temporada, estoy bajando los capítulos para verlos seguidos. Me gusta la serie aunque de momento no es de mis favRoritas.
Yo ahora estoy con como conocí a vuestra madre. Es una serie q fue capaz de hacerme reír cd salí del hospital y q estoy cogiendo un gran cariño.

Por cierto, feliz Navidad!
Anónimo ha dicho que…
Estoy totalmente de acuerdo contigo: Esta serie es buenísima y hará historia. Es de lo mejor que se ha visto últimamente en la tele.
Besitos!
Fany ha dicho que…
Uyss Mad Men, me encanta, adoro a Don Draper y sí se la recomendé a Mama de Julio hace un tiempo. A ver si estrenan la nueva temporada, dicen que llegara a USA en marzo, a ver!!

Feliz año a todas!!!
Rocío ha dicho que…
hola arual, pasaba por aqui para desearte un feliz año nuevo, que lo disfrutes en familia, con tu pequeño tesoro, que sanes tus heridas y consigas eso que tantas gans tienes. Un abrazo muy fuerte y feliz 2012 guapa.
UN BESO ha dicho que…
Está muy bien esta web. Está llena de contenido muy interesante y de actualidad. Me gusta, sigue así de bien. Un beso
Crisis ha dicho que…
Bueno, bueno!!!! cuando veas el especial Navidad de Downton Abbey te vas a caer de culo!! jeje yo lo vi justo ayer, así que no sé cuándo lo emitirán en España.
Arual ha dicho que…
Aiss tengo que ver ese episodio especial de navidad!!!!

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…