Ir al contenido principal

Ojalá pueda.

Bye bye Bush, ayer miles de personas celebraron con fiestas por todo el mundo la retirada política del líder mundial más polémico de los últimos años. Había una página web que te explicaba con todo lujo de detalles la organización de estas fiestas. Declarado el peor presidente de la historia de los USA, el desalojo de este inquilino de la Casa Blanca ha dado un respiro mayor que el que le da a cualquier padre desalojar al retoño de casa a los 35. Y es que hoy por fin se instala Obama en Washington, alguien en cuya piel no me gustaría estar, porque tantas esperanzas hay puestas en él, que el pobre a la primera que la pifie, la va a tener liada. Esperemos pues que le vaya bien que buena falta le hace a su país y a todo el mundo, para que engañarnos.
Y es que el patio está fatal, pones la tele, lees el periódico, escuchas la radio, navegas por internet, y en todos lados encuentras el famoso acrónimo ERE, que hasta hace cuatro días nadie sabía qué es, pero ahora es más popular que el "Chiqui, chiqui" la primavera pasada. Yo personalmente me quedo con la bromita de los del Terrat.
En fin chicos la cosa está parda, pero hoy una esperanza al menos parece iluminar el momento más crítico que los que ahora estamos vivos podemos recordar. Muchos ya han comparado este momento con la llegada de Roosvelt al poder. Yo no sé si la cosa será para tanto pero quien soy yo para decir "na de na". El tiempo hablará.

Comentarios

Juan Rodríguez Millán ha dicho que…
Y ojalá hable para bien... Qué pena que haya tanta gente preparada para saltar al primer fallo, ¿no...? Mira que soy el primer escéptico, pero hay que darle tiempo a Obama, sin duda...
Anónimo ha dicho que…
Yo también le doy tiempo, que después de los 10 fiestones que se calzó ayer por la noche, el pobre esta mañana debe estar hecho polvo y no tiene que estar pa nada.
Arual ha dicho que…
Juan: Le daremos tiempo, de momento hay ver que baila la mar de saleroso!!

Dexter: Lo de los diez fiestones de la otra noche me da que pensar que nos ha salido rebelde el mozo, ya el primer día y la lía parda yéndose de marcha, sí es que estas nuevas generaciones presidenciales están hechas unos pillastres, que te lo digo yo!!
Mae ha dicho que…
ayy, pues si que está la cosa parada, y yo tb, jiji.
Pero bueno, confiemos en que todo mejore pronto!!
Muchos besos.
Reverendo Pohr ha dicho que…
Mi progenitor me explicó que la llegada del PSOE en el 82 generó una euforia desatada (excepto para los que se consideraban de derechas, que lo verían catastrófico). Hace menos, sí que pude leer sobre el entusiasmo que generó Lula da Silva en Brasil cuando llegó al poder hace 7 años. En ambos casos, como en otros tantos, los años de gobierno genera no pocas decepciones (cosas de la toma de decisiones). Sin embargo, hace falta, de tanto en tanto, savia nueva, ilusiones (como la de los regalos de los reyes magos, aunque sepas que no existen) para el presente, que contrareste tanta negatividad que nos llega a través de las noticias.

¿Sufrirá Obama un Sindrome Gorbachov (apreciado por el mundo, odiado por los ex-soviéticos)? Quedémonos, de momento, con la marcha de Bush. Puede decirse, en cierto modo, que es un buen día.
Vargtimen ha dicho que…
Bueno, yo estaba en el paro y ha sido llegar Obama al poder y encontrar empleo. ¿Traerá suerte este hombre? Ya sé que no puede guardar relación, pero quién sabe, ahora mismo me siento cual leproso que se cura en Lourdes.

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…