Ir al contenido principal

Momentos extraños.

Una pelusa se agita y avanza lentamente por este blog. Está vacio, y abandonado, ni la propietaria lo pisa y menos los lectores. Ahora es cuando debería cerrarlo. Pero... me resisto porque aquí hay tanto guardado de mis últimos cinco-seis años que me da pena hacerlo. Así que lo dejo abierto aunque cada día me resulta más complicado escribir.
Tengo muchas cosas de las que hablar, el inminente nacimiento de mi segundo hijo, la complicada situación laboral de mi marido, que en breve engrosará la lista más larga de este país, la del paro, la cercanía de unas navidades difíciles por la ausencia de mi padre, el cambio a peor de mi adorado tesoro ante la llegada del hermanito, mis sensaciones ante mi segunda maternidad, distintas y variadas supongo que por el momento que vivo que es muy distinto, y ya en un plano más superficial, el ansiado retorno de Jackson y su primera parte de El Hobbit a la gran pantalla, las series que sigo asidua cada semana y de las que la mayoría ya están en parón navideño o a punto de finiquitar temporada, y sin embargo no tengo ni tiempo, ni ganas, me siento cansada, agotada, desanimada,...
Decir que el 2012 ha sido un mal año sería injusto, porque aunque ha sido muy difícil, la pérdida de mi padre de manera repentina marcó un punto de inflexión, también ha sido el año en el que he logrado quedarme embarazada de mi segundo hijo, hecho que anhelaba con ilusión y que por tanto cambia el tinte de como ver las cosas. Yo que soy de mente positiva pienso que al menos los míos, los que quedamos, tenemos salud, y si hay salud y amor, mucho amor, la vida pasa mejor, pero la crisis por lo demás lo ha empañado todo. Me adaptaré a todo, como ya he venido haciéndolo durante estos últimos años, por supuesto, no quedará otra, pero la verdad es que el panorama sigue pintando negro y yo que siempre he intentado ser sensata y no derrotista, me noto como cada vez me cuesta más seguir manteniendo esta actitud.
Sé que debo estar bien por mis hijos, pero mi marido está mal, lo está pasando muy mal por su situación laboral, y yo embarazada de nueve meses, soy la que aguanta la moral de todos, y creedme que cada vez cuesta mas. Disimular la pena, poner buena cara, trabajar hasta última hora en la empresa, apurando el momento de coger la baja, porque sabes que tienes que quedar bien ya que en breve serás la única que mantendrás el hogar, sonreír sin ganas, y tratar de ser la persona positiva y de buen rollo que fuiste es agotador, es demasiado, y más cuando te enfrentas a una nueva maternidad, a un nuevo parto, a un nuevo estatus de familia de cuatro miembros. Así que si tengo que pedir algo al 2013, es que sea un poquito mejor que el 2012, sólo un poquito, cosa que veo harto complicada, para que al menos pueda tener fuerzas y no decaer.

Comentarios

Unknown ha dicho que…
Venga mujer veras como el 2013 es un poco mejor. Por lo menos tendras a tu bebe en tus brazos, que hay mejor? De todo se sale y esto pasara. Un beso enorme
Crisis ha dicho que…
No es fácil, no, pero tienes todo el derecho a flaquear un poquito tú también.
Un besote enorme, ánimo, y que el 2013 de verdad te traiga todo lo que merecéis :*
JRB ha dicho que…
Alegra esa cara, piensa en tu futuro segundo hijo y en que el 2013 va a ser un año muy especial para ti y tu familia.
Por otra parte, comparto contigo esa sensación de agotamiento y cansancio crónico. Y el no saber qué hacer con el blog. Tampoco lo cierro porque me ha dado buenos momentos y os he cogido cariño a los que lo leéis, pero es que ni tengo tiempo de escribir ni se me ocurre nada divertido que decir :(

En fin, que yo venía a decir felices fiestas y eso.
Arual ha dicho que…
Gracias guapetones, la verdad es que este blog me ha hecho tener contacto y conocer personas muy especiales como vosotros tres, así que me da penica cerrarlo, muaksss!!!
Felices fiestas!!!
Mae ha dicho que…
Pero bueno, Aru.!!
Que eres la mas grande!!
De cerrar el chiringuito, nada de nada, eh?
Aquí estoy yo de nuevo... Sin fuerzas pero con ganas.
Así que lo q necesites ya sabes...!
Un besazo enorme!

Por cierto, ya has tenido tu bebé?? Ayyy q bien... Quien pudiera... Affu.....

Lo dicho! Cuídate! MuaCkks
Arual ha dicho que…
Todavía no he tenido al bebé Mae.
Feliz año!

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…

Latitud: 43.31432 | Longitud: -1.877187 Altitud: 16 metros

Te hablo de unas coordenadas. Te hablo de un punto en el mundo. En la tierra. Un punto de inflexión en mi vida. En tu vida. En la nuestra. Y un día de abril por la tarde dimos el paso. Ahora ya no hay marcha atrás.
Hace 12 años que mi corazón late más fuerte de lo normal. A veces lo hace a un ritmo pausado pero cuando te siento mi pulso se acelera y ya no hay marcha atrás.
No había sido mujer de flirteos jamás. De hecho creo que no sé flirtear. Y me ha desconcertado siempre que alguien intente flirtear conmigo. Pero recuerdo cuando tú empezaste a hacerlo conmigo tan directamente, en aquel entorno virtual que ahora me parece lejano y confuso.
Tocaste mi fibra sensible hablándome de lo que sabes que me apasiona, el cine. Y quise huir. Me resistí. Sabía que no estaba bien. Pero qué es lo bueno y lo malo? Cómo puede ser malo algo que te hace sentir feliz? 
La distancia fue una bendición para salvar el peligro que suponía sentirme tan atraída por ti. Una vez nos acercamos. Estuvimos cerca.…