martes, 31 de mayo de 2011

De finales y misiones imposibles.

Recuperada parcialmente de la conjuntivitis que me acechó la semana pasada he empezado esta semana sin mucho que contar. Y no será porque no haya cositas: el fiestón culé de este finde, la crisis del pepino, o las trifulcas en el PSOE por el liderato del partido son pequeños ejemplos de temas sobre los que hablar o sobre los que opinar pero sinceramente no creo que tenga nada que aportar interesante así que correremos un tupido velo.
Mis días están transcurriendo relativamente tranquilos. Después del festival de fin de curso del pasado sábado donde babeé a conciencia con mi retoño ahora afronto el final de curso de P2 de mi peque con cierta tristeza porque me da pena que el curso próximo ya no vaya estar en las buenas manos que ahora sé seguro que está. Otra tutora, otros amigos, otro ambiente, otro lugar, algo nuevo que descubrir a lo que sé que él se adaptará, claro, pero no puedo evitar sentir angustia y miedo. Muchas veces pienso que igual me he equivocado en la elección del colegio, no sé, y mira que lo medité, lo sopesé y lo valoré como sabéis pero la duda está ahí. Y bueno también está mi "final de curso particular", trabajo a destajo, gestiones de matrícula, declaración de la renta, exámenes en la universidad de mi marido, organización de cumples, planificación de vacaciones, vamos que tengo un montón de temas pendientes y mi cabeza está en ebullición, pero vamos nada que no se solvente con un uso eficiente de la agenda, también es verdad.
Y a todo esto seguimos con la enésima fase de la OP que sigue en stand by, en el mismo punto en que se quedó hace semanas. Mi peque controla el pipí pero la caca no hay manera. Sus retenciones ya son dignas del peaje de Martorell en una operación salida de vacaciones, un desastre!!!!!
Técnicas todas las que se me ocurren: dieta laxante por supuesto, amenazas terroristas de supositorio de glicerina, aplicación del mentado elemento invasivo rectal, microenemas, fiestas en el wc, "sobornos" con regalos, estoy intentando lograr mi objetivo por todos los medios posibles y nada, no hay manera. Sé que esto no va a ser para toda la vida pero os prometo que ahora por ahora no sé como se va a arreglar el asunto. Como se dice en las series la temporada continuará...

miércoles, 25 de mayo de 2011

"Pal arrastre"!

Si la semana pasada quien estaba fatal era mi nene esta semana me tocó la china a mí. Desde el domingo noche que empecé a notar los primeros síntomas hasta hoy miércoles que me he despertado sin poder abrir los ojos, literalmente, he pasado dos días en los que mi conjuntivitis iba a más y más. Y eso que desde el primer momento empecé a aplicarme las gotas antibióticas que el pediatra recetó a mi hijo. El resultado es que directamente hoy no me he visto con ánimo de ir a trabajar, primero porque con los ojos hinchados y pegados no veía un pijo y era inviable conducir, y segundo porque tirarme 7 horitas delante del ordenador no parecía ser lo más adecuado. Sí ya sé que bloggeando también estoy delante de la pantalla, sí, pero cuando me canso lo dejo y listo. Así que esta mañana mi marido ha llevado al peque a la guarde y yo me he quedado en casita sola, qué raro se me hace estar aquí sin él, para ver si la cosa mejora con el reposo, con el reposo y con los baños de manzanilla que me aplico a cada punto. Es un remedio casero que va de maravilla porque me alivia mucho el picor y me baja un poco la inflamación, a parte de que me limpia la constante legaña pegajosa que tengo por todo el ojo, uff qué escatológica me he puesto lo siento, pero es que os cuento lo que me pasa tal cual.
Por otro lado mi peque está mejor, y mejor estaría sino fuera porque al igual que le pasa al pobre Boliche, su mami lo cuenta perfectamente aquí, mi niño lleva otra vez dos días sin hacer popó, bueno hoy ya serán tres, y como su pediatra me dijo el problema es la autoretención que se provoca a si mismo al quitarle el pañal.
Llevamos ya dos meses y medio sin pañal y si bien el pipí podemos decir que lo controla bien, a excepción de algún escape puntual, el tema de la caca es otro cantar. Todavía a día de hoy no ha hecho ni una caca en el wc o en el orinal, se niega. Y para solventarlo lo que he hecho ha sido ponerle el pañal cada vez que lo pedía, pero, pero ahora el pañal le resulta molesto y el resultado es que no hace caca con la frecuencia que debiera. Sigo poniéndome más escatológica pero es que el tema lo requiere. La cuestión es que cuando lo hace la textura es adecuada, no es dura, pero lo hace de Pascuas a Ramos y esto me preocupa muchísimo. El come mucha verdura, fruta no tanto porque no le pirria tanto, pero también algo toma, la alimentación creo que es bastante adecuada pero qué puedo hacer ante su negativa total a sentarse en el wc y defecar como todo hijo de vecino, aissss no lo sé!!! Así que aquí me veis tumbada en la cama, llorando involuntariamente, es lo que tiene la conjuntivitis que parece que tengas un disgusto todo el rato, y pensando cómo lograr que mi niño haga popó!!!

viernes, 20 de mayo de 2011

De torturas a lo Guantánamo y acampadas protesta.

Qué semana! Ni postear, ni casi comentar, mi vida bloggera esta semana ha sido casi como mi vida sexual, parca a no poder más. Y es que como ya comenté mi hijo ha estado pocho desde la madrugada del domingo y claro nuestras rutinas se han desajustado al completo por enésima vez. La buena noticia es que ya va estando mejor y hoy al menos ha podido ir a la guardería. Y no veas qué contento estaba de poder ver a su tutora a la que adora y ella a él, nada más se han cruzado las miradas ha sido un momento de lo más romántico, sonrisa de oreja a oreja y ambos han corrido a fundirse en un abrazo precioso, ya veréis lo dura que será la separación a finales de curso. Pero bueno a lo que voy que me despisto.
Todo comenzó con una simple conjuntivitis para acabar siendo además una mezcla sin igual de otitis, moco a gogó, estreñimiento, y yo que sé cuantas cosas más. Fiebre alta y cuerpo para pocas jotas ha sido el resultado final. Y claro con tanta variedad en el diagnóstico había que darle mucho medicamento, y aunque mi hijo casi siempre ha sido bastante agradecido para tomarlo, esta semana se ha vuelto una pesadilla cada vez que tenía que someterle a una de mis sesiones a lo Guantánamo de tortura para administrarle la medicación. Que si las gotas en el ojo para la conjuntivitis, el antibiótico vía oral, los supositorios de glicerina para el estreñimiento, el ibuprofeno y el paracetamol combinados para la fiebre. Había que acometer un placaje al más puro estilo Jackie Chan para inmovilizar a mi pobre tesoro y darle las medicinas. Y él llora que llora pobrete, se me parte el alma al recordarlo.
Y si la semana ha sido intensa en mi hogar más lo ha sido fuera, porque vía twitter he ido enterándome de lo que comenzaba a acontecer en la Plaza del Sol de Madrid, y posteriormente en muchas otras plazas de España bajo el movimiento ya famoso en Europa #spanishrevolution tras la manifestación convocada el domingo pasado. No me meto en política y no me gusta hablar del tema pero sin duda no puedo evitar manifestarme a favor de esta pequeña o gran revolución que unos pocos han empezado y que se ha propagado a una velocidad vertiginosa gracias a las redes sociales. Y es que aunque no acostumbre a manifestarlo mucho por aquí, yo también estoy hasta las mismas narices de todo y me alegro que por una vez muchos estén pataleando juntos y en sintonía, para que luego digan que los españoles no nos movemos, lo hacemos y además de modo pacífico y tolerante. No sé a que nos llevará esto, no tengo ni idea, pero sé que al menos con esta acción alguien verá que realmente no nos gusta lo que vemos, que queremos una #democraciarealya, porque lo que tenemos huele a podrido y tal como está el patio, y con la cantidad de gente que lo está pasando realmente mal, no estamos para milongas. Vivo en una pequeña ciudad y que yo sepa no ha habido concentraciones aquí de momento, pero sin duda desde la distancia o vía redes sociales yo también tengo un piececito puesto en esa acampada.

martes, 17 de mayo de 2011

Ya llega el invierno.

Pues con un canto en los dientes me estoy dando porque como reza el lema de los Stark, ya llega el invierno, y a mí me ha pillado con los calzones bajados. Os cuento, llevan meses los de la HBO anunciando su producción estrella de la temporada, Aru lo tenía presente, sabía que en breve había que ver JUEGO DE TRONOS, pero como de tiempo ando escasa ni había averiguado qué era exactamente, ni podía imaginar qué podría suponer la saga a la que pertenece, CANCIÓN DE HIELO Y FUEGO, para mí.
De hecho si me hubiera informado previamente me habría dado cuenta de que esta historia tiene todos los ingredientes para entrar con honores en la galería de libros a leer con urgencia, cueste lo que cueste, y muy a pesar de la falta de tiempo, como en su momento le sucedió a LA EDAD DE LA IRA de mi buen amigo Fernando J. Lopez, por ejemplo.
Así que hace pocos días empezó HBO a emitir la serie con grandes críticas a su favor en USA y después hizo lo propio aquí en España Canal +. Yo pensé en ir viéndola a mi ritmo, como hago con la mayoría de las series que veo, pero este finde un ebook cargadito con la saga completa cayó en mis manos y empecé a leer con avidez el primer tomo, JUEGO DE TRONOS y claro me enganché en vena. La trama lo merecía, un tierra lejana y fantástica llamada Poniente, familias de alto linaje con ansias de más poder, traición, guerras, seres misteriosos, intriga, vamos un digno sucesor de mi trilogía de cabecera, la maravillosa ESDLA de Tolkien.
El ebook no era mío y claro no pude devorar todo el tomo como habría deseado, de golpe, así que esta noche tengo previsto visionar el 1x01 de la serie de la HBO sin haber leído la historia original de George R.R. Martin. Sé que es mejor así porque siempre me gustan más los libros que las adaptaciones cinematográficas o televisivas de sus historias. Así que disfrutaré de la serie y después leeré la primera parte con calma, bueno lo que me queda por leer de la misma. Pero realmente en este punto me doy cuenta que desearía poder haberme leído esos libros antes. Me da rabia ve que a veces pierdo el tiempo leyendo algunas memeces cuando hay historias por ahí que pueden atraparme de verdad y con las que por un motivo u otro no logro encontrarme en la vida. Flechazo, creo que sí, JDT y yo acabamos de iniciar un affaire y creo que va para largo!!!

lunes, 16 de mayo de 2011

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche.
No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno.
Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era bonita ya me llamó poderosamente la atención. Y así empecé al ver el concurso, con la intriga de ver quien nos iba a representar y sobre todo alertada por las inquietantes premoniciones de Inigo en su retransmisión: "Lo que importa es participar", "Lucía está disfrutando mucho de todo lo que está pasando, eso es lo esencial".... Bufff miedo, pavor, terror!!!!
Me gustaron Dinamarca, sobre todo la camiseta del líder de la banda, muy veraniega vamos, me reí con Moldavia y viajé a mi infancia y esas tardes de sábado viendo David el Gnomo, aluciné con el pelo del representante francés, nadie le ha hablado de Pantene Pro V liso perfecto o Herbal Essences Hola Hidratación, creo que no. Disfruté con la canción alemana, y sobre todo con Italia, que puestos a volver al festival lo hizo con una canción muy digna y con una puesta de escena sobria y elegante, lo no visto en años y paños en Eurovisión vamos.
Combiné el visionado del evento con los comments en Twitter que a esas horas estaba en plena ebullición. No sé si eran mejores las frasecitas de José María Iñigo o los tweets de José Corbacho.
Finalmente fue le turno de Lucía y perpetró, porque a eso no se le puede llamar interpretar, la canción de marras rodeada de varios bailarines, entre ellos un par de pupilos fameros que con lo mal que lo pasaron a las ordenes de la sinpar Lola su destino ha sido fatal y les ha deparado una actuación de lo más patética en el escenario eurovisivo. Y el símil que mi querido Vargtimen ha hecho con la peli de Carrie en su post del domingo no puede ser más acertado, ¿a qué no?
El momento votaciones ya fue la cabose, a las típicas predicciones basadas en los conocimientos geográficos que la menda tiene, se le sumó mi estupefacción ante el espumoso ascenso de las votaciones a Azerbaijan, canción simplona y sin chicha que olvidé nada más escuchar por primera vez. Primero tuve que esforzarme para averiguar cómo narices se escribe ese país y después localizar vía San Google donde se encuentra ubicado en el mapa (el mapa, el mapa, el mapa, soy el mapa) que para los incultos como yo os diré que se encuentra a orillas del mar Caspio, fronteriza a Georgia, Turquía, Rusia e Irán, vamos donde San Pedro perdió sus zapatos más o menos.
Pero sin duda alguna fue el momento más bonito de la noche fue aquel en el que, mientras sonaban unos violines de fondo y unos gráciles pajarillos levantaban su vuelo, Francia nos dio 12 puntos, no sé si avergonzados por el peinado de su representante, no sé si arrepentidos por tantos años de indiferencia, o tal vez porque se veían venir el escándalo de ayer de #DSK, como me he enterado vía Twitter de la noticia aún no sé bien el nombre completo de mandatario acosador sexual del FMI, da igual las razones, lo esencial es saber que nuestros vecinos allende los Pirineos ya nos quieren hoy un poquito más que ayer. Eh! Y no desprecio los 12 puntazos de Portugal, pero vamos que si no nos llegan a votar 12 los lusitanos les dinamitamos la frontera y empiezan desde ya a ser isla en el Atlántico eh!!!!
Ah y para rematar el post lanzo una pregunta abierta para quien quiera, pueda o sepa responder: ¿43 países hay ya en Europa? Esto se nos va de las manos!!!

Lunes tormentoso.

Debe ser el instinto maternal pero aunque ayer mi hijo estaba perfectamente no sé por qué extraña razón tenía la intuición de que hoy no lo estaría. Y así ha sido. Esta noche de madrugada se ha despertado, eso no es ninguna novedad porque nuestras noches son así, a veces duerme de tirón y otras se despierta varias veces, y lo he notado calentito. Tenía ya unas décimas de fiebre, no sé precisar porque no he mirado la temperatura pero vamos sólo con tocarle ya lo he visto claro. Me he quedado durmiendo con él en su cama y la noche ha sido agitadita, se ha movido mucho y ha lloriqueado más de una vez. Al despertarse hoy a las ocho como cada día he visto que tenía los ojos rojos y llenos de lagañas, conjuntivitis al canto. Pero es que las décimas de fiebre persistían y él me decía que no se encontraba bien. Así que como tengo días de vacaciones en la reserva para estos imprevistos he avisado en el trabajo que hoy no iba y nos hemos quedado en casa los dos. Ahora aún sigue durmiendo y a última hora de la mañana lo llevaré a su pediatra para que le eche un vistazo. Imagino que debe ser una mezcla entre conjuntivitis y también resfriado con mocos porque respira un poquito mal. Ya veremos.
Pero no todo es malo la verdad es que este finde pasado que hemos disfrutado en el pueblo me ha sentado muy bien. Me he aireado y he despejado un poco los malos rollos que poblaban mi cabeza últimamente y he aprovechado para rescatar una vieja tradición y descubrir también algo nuevo que os contaré en mi próximo post.
Ahora aprovecho para agradecer públicamente a MamaVaca y a Porfinyomisma por concederme sendos premios en sus respectivos blogs. Y también para deciros que yo también quiero ir a Disneylandia por lo que agradeceré vuestros votos con un jamón de Teruel, mi tierra, jeje, en el concurso que organiza Suavinex y el blog El club de las madres felices.

jueves, 12 de mayo de 2011

Saturación de información y falta de criterio.

Desde lo más nuevo webs 2.0, blogs, redes sociales, a lo ya clásico libros, televisión, radio, etc. todo lo que nos envuelve es una borrachera de información bestial. Que nos duele el pie ya estamos todos a consultar al oráculo Google para ver si este pie se nos va a caer como efectivamente creemos y reza el primer resultado encontrado o simplemente nos hemos dado un golpe tonto al levantarnos de la mesa con el book de cajones y nos va a salir un inminente morado. En fin que a veces la sobresaturación informativa que vivimos nos hace tambalear nuestro sentido común y nuestro criterio.
Y diréis cómo se habrá levantado hoy Aru que nos viene con estas. No Aru no quiere volver a las cavernas a cazar osos, no, pero si que nota que tanta información a su alrededor hace que sus principios básicos sufran graves riesgos de debacle y claro Aru siempre creyó ser una persona sensata y ahora a veces se ofusca al ver que no lo es tanto como creía o presumía.
Realmente adoro esta nueva era porque disfruto con muchas de sus ventajas. Os contaré varios apuntes sobre mi reciente romance con Twitter que ilustran a la perfección este disfrute. Ayer por ejemplo en poquitos minutos y gracias a @rtve me puse al día con el tema del terremoto de Lorca. Os parecerá una tontería pero para mí que no veo un telediario desde los tiempos de maría castaña, poder echarle un vistazo rápido a los tweets desde mi blackberry mientras sacaba la vajilla del lavaplatos en la cocina y mi pequeño veía Tom&Jerry embobado es un lujo. De otro modo no me habría enterado de absolutamente nada. O saber de camino al trabajo esta mañana mientras andaba gracias a @jordibasté del estreno de la última de mi adorado Woody Allen pues también ha sido otro puntazo. Además hace ya casi cinco añitos que comparto gran parte de mi vida desde mi blog. He descubierto a gente maravillosa gracias a este mundillo. Soy fan de usar internet en muchos aspectos de mi vida, desde mi trabajo hasta mis asuntos personales.
Pero y ahora viene el verdadero kit de la cuestión, a veces tanta información hace que me resulte muy complicado tener un criterio claro sobre las cosas y a veces bailo un baile de locos en el que depende la dirección del viento mi opinión se bandea hacia un lado o hacia otro. Y eso es algo que no me gusta nada. Diréis que estoy muy autocrítica últimamente, es posible, en épocas de bajón me suele suceder. Y lucho con todas mis fuerzas para mantenerme firme pero reconozco que me cuesta hacerlo.
Donde más me esfuerzo en esta lucha es como imaginaréis en el asunto de la crianza de mi hijo. Me siento incapaz de ligarme a ninguna corriente prestablecida y como algunas madres blogeras habéis comentado en alguna ocasión creo que lo que más me conviene es seguir mi propia corriente, la de mi intuición. Nuestras madres tuvieron que criarnos imagino bajo la influencia de las abuelas, las vecinas y las amigas que les atiborraban a consejos más o menos acertados. Pero nosotras además leemos libros de crianza, visitamos webs, consultamos foros, blogeamos y al final cuesta discernir entre lo que reza el sentido común y el criterio propio de lo que nos han dicho o hemos leído. Siempre hay cosas que tengo clarísimas y permanecen así pase lo que pase, por ejemplo mi oposición absoluta a los métodos que proclama Estivill por ejemplo. Pero hay aspectos en los que ya no estoy tan segura. Para el día de la madre mi marido me regaló este libro, el pobre andaba buscando el Bésame Mucho de Carlos Gonzalez y como no lo encontró cambió de idea en el último momento. El título me llamó poderosamente la atención, dicho sea de paso que no tenía ni idea de quien era su autora, M. Luisa Ferrerós. Fuí leyendo sus páginas y al principio me pareció bastante sensato, me gustaba la idea de usar las consecuencias educativas en lugar de aplicar los castigos que siempre son más negativos y no aportan nada en la educación del niño a mi modo de ver. Pero de repente en una página, no recuerdo las palabras exactas pero decían algo como que los niños son unos actores fabulosos que saben manipularnos con sus caritas y gestos y ahí me quedé muerta. No sé, los niños tienen sus ideas como todos, y claro que aprenden rápido los trucos, pero me consta que es por imitación, que no es algo innato como parecía insinuar esta psicóloga. Así que me dieron unas ganas terribles de mandarle un mail y decirle pero señora no será que los niños aprenden estas tretas de lo que les enseñamos los mayores. Esto lo digo porque un texto que a todas luces parecía sensato y afín a mis ideas de repente me sorprendió negativamente.
Ya sé que como seres inteligentes que somos debemos saber discernir entre lo que está bien y lo que está mal. Y eso es lo que más complicado veo al vivir en esta sociedad de atiborramiento de información masivo. Supongo que nuestros hijos al crecer en este entorno serán más hábiles manejando información. Pero soy consciente que en este aspecto los padres vamos a tener que jugar un papel fundamental, por ellos y también por nosotros.


lunes, 9 de mayo de 2011

De mis malos humos y mis evasiones varias...

No digo que no me guste salir, viajar o disfrutar de otras cosas, que me encanta de verdad de la buena, pero lo que realmente me aporta paz y me serena es estar en casa y más desde que soy madre. Así que los fines de semana como éste pasado en los que por unos y otros motivos he permanecido poco entre las cuatro paredes de mi hogar me agotan y hacen que empiece la semana hecha una piltrafa.
Y es que al ir de comunión el domingo, todo el finde giró en torno a los preparativos de la misma. Que si plancha las camisas de los varones de la casa (atrévete a no llevar a tus chicos perfectamente planchados al evento después de oir varias puyitas suegriles acerca de mi capacidad con ese infame electrodoméstico llamado plancha), vete a la pelu (para nada porque con la que cayó el sábado el peinado fashion con ondas hiperestupendas me duró lo que un caramelo en la puerta de un cole), adecéntate tú (depilación... what is it???&make up... mmmm???), haz compras de última hora (en el revoltijo de mi cajón no hallé ni una media sin carreras), etc. etc.
Y después acude al evento en sí pero sudada como un pollo, porque como reza la maravillosa Ley de Murphy mi hijo se levantó con ganas de no ir a ningún lado y con el "no" como constante respuesta, además de con unas ganas de vestirse, no con la maravillosa ropita que con esmero le había comprado mamá, sino con el atuendo culé (muy poco apropiado para ir de comunión por otra parte) y con ese entusiasmo continuo toda la jornada. Eso sí los taconazos no me faltaron porque aunque el día había amanecido al revés tampoco era plan de perder ni un ápice de estilo (ni de dejarme en el armario los preciosísimos zapatos que me había comprado "of course"). Además una vez allí ni me atreví a emitir queja alguna ante mi familia política por nada de lo que me pasaba, porque es "de ley" saber que el niño tiene que acostumbrarse a todo, que no digo que no, pero mi hijo fuera de sus rutinas tiene más peligro que Pepe en el Camp Nou. Así que digamos disfrutar lo que se dice disfrutar pues no difruté nada.
Y si a esto le sumamos que tenía la regla, que para colmo me quedé sin bateria en la cámara nada más salir de misa y no pude hacer fotos que es lo único que me gusta de estos eventos, y también que mi ánimo no es el mejor últimamente, podemos concluir que de verdad de la buena este finde no ha sido algo para recordar.
Pero cuando estoy así de plof, sin ánimo de nada, lo que mejor me viene es evadirme con alguno de mis hobbies así que anoche compensé y me hice en un par de horitas otro fabuloso albúm de mi retoño. Esta vez como en la anterior ocasión usé las plantillas de albúm del Iphoto de mi Macbook, muy sencillas y fáciles de gestionar y manipular. Ahora sólo me queda enviar el pedido a Apple y en breve tendré el fabuloso resultado en mis manos. Al menos me sentiré satisfecha porque una cosita, al menos una, me habrá salido bien en las últimas 72 horas...

jueves, 5 de mayo de 2011

Difícil...

He leído algunos post ya al respecto y he escuchado muchos comentarios a mi alrededor últimamente, pero justo éste en concreto me ha vuelto a poner pensativa hoy y mira que es un tema en el que ya hace mucho tiempo me prometí no pensar y simplemente actuar: tener más hijos.
Tengo amigas que tienen incluso tres hijos y las admiro, sigo blogs de mamis de familias numerosas y se me cae la baba, veo el sms que me ha llegado hoy al móvil comunicándome la nueva y repetida maternidad de mi prima y sonrío, lo siento así, realmente. Pero es ponerme a pensar en el tema de repetir maternidad y me derrumbo.
Y diréis pues sí que empezamos bien. Supongo que aunque siempre he tratado de ser positiva en casi todos los aspectos de mi vida, y de hecho la gente me suele considerar optimista por naturaleza. Mi yo interior esconde una negatividad ante ciertos temas que a veces me asusta.
La experiencia de ser madre ha sido lo más bonito que me ha sucedido en la vida con diferencia. Y repetirla me apetece mucho por muchas razones pero sobre todo por dos: porque quiero darle el mejor regalo del mundo a mi hijo, un hermanito (mi marido es hijo único y es muy triste serlo) y porque quiero seguir llenando mi vida de la felicidad que una nueva vida trae siempre (ahí está mi yo más egoísta qué le voy a hacer).
Pero, y siempre hay un pero, hay otros aspectos que hacen que una decisión tan trascendente y personal se tiña de gris.
Por un lado la "falta de tribu", me copio este concepto de otras mamis blogueras con vuestro permiso vale? Sí mi familia está lejos, no puedo disponer fácilmente de ellos, y con la política que tengo cerca contar puedo contar poco. Así que me veo con dos niños y sin por ejemplo salir al parque o a pasear si quiera, porque yo veo a otras madres de niños como mi hijo y con bebés más chiquitos que ni se atreven a salir con los dos si no es acompañadas de alguien, y como yo esa compañía en el día a día no la tengo, pues este tema lo veo complicado. Además yo trabajo fuera de casa, con jornada reducida pero lo hago y no puedo permitirme dejar de hacerlo. Así que sin ayuda y trabajando fuera la cosa se complica y mucho.
Por otro lado está mi edad y mis problemas para embarazarme. El primer bebé empecé a buscarlo con 30 añitos recién cumplidos y tardé dos años en lograrlo con un aborto por medio. Ahora que casi tengo 35 tacos a mis espaldas parece lógico pensar que las dificultades serán mucho mayores y estoy en un límite de edad en el que se me va a pasar el arroz como dicen las abuelas, jeje!
Finalmente está el tema de la incertidumbre que esta crisis económica conlleva. Los hijos nos traen muchas cosas buenas, las mejores de nuestra vida sin duda, pero no vienen con un pan debajo del brazo como antaño se decía, vamos mi hijo casi cada día se lleva él el pan bajo el brazo con lo glotón que es, así que contando que la estabilidad laboral es una utopía casi pues parece un atentado suicida aumentar la familia en los tiempos que corren no?
Tal vez mi visión de hoy es muy pesimista, pero es lo que siento y mi blog sirve para plasmar alegrías pero también desahogos, así que aquí dejo mi reflexión.
Me da rabia estar así porque justo hace poco una amiga que se encuentra en similar situación me comentaba que se sentía fatal y yo le di unos consejos muy sabios y certeros que ahora mismo no sé aplicarme a mí misma. Qué fácil es hablar pero qué difícil es predicar con el ejemplo.

miércoles, 4 de mayo de 2011

Cocktail molotov.

Desde el último día que posteé han pasado un "guevo" de cosas. Resumiendo ha habido una boda real (qué vestido el de la Reina Isabel eh.... esa mujer tiene una valentía para ir así por el mundo que ni Juana de Arco xddd), una beatificación (lo que corre la curia en cuanto a temas mediáticos se refeire eh porque Juan Pablo II lo era y mucho), y los yankees ya se han cargado a Bin Laden, como rezaba un tweet que me enseñó mi jefe el pasado finde fue muy medieval, jeje! También anoche se emitieron unos billetes de avión dirección Londres para el 28 de mayo, sí, sí, para los jugadores del Barça, volvemos a Wembley yujuuuuuuuuu!!! Y mi hijo ha sido admitido en el colegio elegido, bien!!!! Un quebradero de cabeza menos.
La verdad es que visto todo así han sido días intensos. Pero de lo que ha sucedido lo que más me ha impactado han sido las aberrantes declaraciones del actual Ministro de Trabajo sobre la conveniencia de escolarizar a los niños nada más nacer con el fin de facilitar la conciliación laboral-familiar en nuestro país. La blogsfera maternal ha ebullido estos días y no es para menos. Cuando lo que tratamos de defender es aumentar los tiempos renmunerados de permiso de maternidad para disfrutar más de nuestros retoños va y uno de los miembros destacados del gobierno de España se cubre de gloria proponiendo todo lo contrario. Vergonzoso!!!
Y luego va y leo este artículo que me ha dejado patidifusa. Si nosotros estamos en el puesto 12 entre los mejores del mundo para ser madre con este panorama que tenemos en cuanto a conciliación no me quiero imaginar como debe ser estar en el puesto 50 o en el 80, fatal!!
En definitiva señor ministro si me lee que lo dudo, ese no es el camino para lograr una sociedad joven y feliz, no lo es!!!