Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2010

El menú de los "cutrechefs".

El concurso que ha organizado La Teta Reina me ha parecido realmente interesante y aunque no soy muy proclive a participar en concursos a éste sí me apunto, aunque no es un concurso és más bien un experimento culinario en red social de lo más ocurrente.

No dispongo de foto de mi receta pero como es tan sencilla os animo a que la probéis.

Lomo de cinta a la salsa de cebolla.
Para 4 personas.

INGREDIENTES
12 filetes de lomo de cinta de cerdo bien finitos.
2 sobres de Sopa de Cebolla preparada en polvo (yo he probado con la Maggi y con la de Mercadona y sale rico de igual modo).
200 ml de nata líquida.
200 ml de leche.
Sal.
Aceite de oliva.

PREPARACIÓN
Embadurnamos una bandeja de horno grande planita donde nos quepan todos los filetes sin sobreponer uno sobre otro con aceite de oliva.
Salamos un poco los filetes de lomo. Los rebozamos con el polvo de los sobres de la Sopa de Cebolla y los distribuímos sobre la bandeja de horno.
Cubrimos los filetes rebozados con la nata líquida y la leche.
Precalentamo…

Para un martes frío y lluvioso.

Tiempo es lo que me falta y ganar la batalla al tiempo una utopía, pero tengo tanta falta de él que... dejo de quejarme ya!

Bueno empecemos este post-mix-un poco de todo con algo positivo y bonito que me alegra la vida y llena este martes frío y lluvioso de color, una portada del MARCA en este caso vale más que mil palabras:



Tengo que confesar, avergonzada, que me perdí 3 de esos 5 goles porque me quedé frita. Sí, soy al vergüenza de la esfera culé, lo soy, y lo admito sin reservas. En el descanso me fui a acostar al peque y me quedé dormida en su habitación. Son cosas que tiene la maternidad combinada con una jornada maratoniana de trabajo. La vida es así.Otro motivo de alegría para mí, y no lo digo para entrar en polémicas sino en un ataque de absoluta sinceridad, es la despedida, el adios, el bye, bye, como presidente de la Generalitat al Sr. Montilla. No suelo hablar de política en mi blog, pero si algo me ha hinchado las narices en los últimos tiempos ha sido este tripartito y en e…

No entiendo nada.

Será que no entiendo de moda, será que soy una cateta perdida que no sabe apreciar el estilo de algunos diseñadores, pero me encuentro en un momento de mi vida en que no comprendo ciertas modas:



Como la que se muestra en la foto de aquí arriba, sandalia + calcetín, horror, horror, horror, que por muy ideal y divina de la muerte que seas sienta como una patada en el trasero.Así que tampoco entiendo el revuelo que se ha formado alrededor de la colección que lanzó el pasado martes 23 de noviembre en algunas tiendas concretas de H&M Lanvin. Que si colas en la puerta, que si madrugones, vamos de locos. Y no voy a argumentar nada porque para mí es tan obvio que no tengo nada que justificar, así que simplemente insertaré un ejemplo gráfico:

No me pongo esto ni muerta, ni en Carnavales, vamos!Lo dicho que debo tener una falta de estilo, impresionante.

Reacción al antibiótico.

Las erupciones en la piel de mi hijo empezaron este año en Semana Santa. Fue un brote que apareció de repente, sin avisar, le dió mucho picor y el aspecto de un guiri después de una jornada larga en la playa. Rojeces que aparecían y desaparecían intermitente, agravadas por las rascadas que él mismo se propinaba, y que en urgencias enseguida diagnosticaron como reacción alérgica. ¿Pero reacción alérgica a qué? Revisé la comida tomada, repasé mentalmente las actividades de aquellas últimas 24 horas y no se me ocurrió nada nuevo o relevante. Me recetaron Estilsona y control por parte de su pediatra. A las 48 horas desapareció igualmente que había venido. Un tiempo después volvió la misma erupción. Un "lumbreras" de urgencias la diagnosticó como varicela, menos mal que mi intución de madre me hizo recapacitar y aquella misma tarde quise reconfirmar aquella ocurrencia con su pediatra, de varicela, nada de nada, reacción alérgica otra vez. Me comentó que era muy pronto para hacer …

Poupurri prenavideño.

La amigdalitis de mi hijo de esta semana pasada me ha tenido bastante ausente de la esfera bloggera, así que hoy que tengo a los dos príncipes durmiendo la siesta aprovecho para escribir un post recopilatorio.
En primer lugar decir que la Navidad está a la vuelta de la esquina y me di cuenta el viernes de forma brusca cuando al llegar a la guardería a recoger a mi hijo me informaron que mi chico había sido elegido para el papel de San José en el Belén del Festival de Navidad. Toma papelito "starring", y yo su mamá, babeando de orgullo, porque para que vamos a engañarnos, para mí mi hijo es el chico más guapo del mundo y que los demás lo vean un poquito así también pues.... gusta, vamos, encanta más bien!! Eso sí ahora toca ponerse las pilas en diseñar un traje adecuado para la ocasión, así que si tenéis alguna fotico o alguna idea que pueda ayudarme, bienvenida será!!! El festival es el 16 de diciembre así que me queda menos de un mes.
Por otro lado otro susto me había despert…

Sentido del humor "oregonés".

El precedente lo sentó muy acertadamente VAYA SEMANITA en la ETB, y ahora los mañicos de pro tenemos la suerte de contar con OREGÓN TV cada sábado noche para reirnos un poco de todo y sobre todo de nosotros mismos.
El sábado pásado en el capítulo 4x02 disfrutamos de un ejemplo claro del buen humor aragonés y de como nos partimos la caja hablando de nosotros mismos sin complejo alguno en la sección semanal "Mallén Express", obvia parodia de "Pekin Express":

Y es que si te gustan las jotas vale, pero como no las soportes no hay tortura mayor que tener a un jotero pisándote los talones y entonando tema a cada paso que das...
Obviamente un jotero puede llegar a ser mucho jotero, sino que se lo digan al pobre madrileño que llega a Zaragoza y que se cruza en el camino de uno en la genial parodia de KARATE KID perpetrada por los "oregoneses":

En fin esto sólo es un aperitivo pero si queréis sentiros "oregoneses" sólo tenéis que sintonizar Aragón Tv los sáb…

Made by Mac.

En el trabajo no paro de planificar y organizar, me gusta tener las cosas controladas, con fechas de entrega claras y responsables asignados, y por supuesto con los costes justos y necesarios, cuando me falla alguna planificación me dan taquicardias, y como dice el refrán en casa de herrero sartén de palo, llego a mi hogar y todo lo hago la mayoría de las veces deprisa y a patadas. Uno de los peores momentos del año es justo éste, noviembre. La Navidad está a la vuelta de la esquina y hay que pensar y planificar muchísimas cosas pero yo soy un desastre. Pongo la decoración la víspera de Nochebuena, me compro el modelito de Nochevieja (en el supuesto caso de que ese año me haya decidido a salir por ahí a celebrarla) a pocas horas de crujirme las uvas, mando las felicitaciones por mail muchas veces cuando los Reyes Magos ya están en las puertas del portal de Belén, corro la semana de antes a comprar los regalos sin meditación alguna y gastándome una pasta gansa año tras año sin aprender…

Yo concilio, tú concilias, él concilia...

Ya lo he comentado en varias ocasiones que estoy contenta con mi trabajo. Tengo un horario flexible y reducido que permite conciliar vida laboral y familiar bastante cómodamente, las tareas y responsabilidades a mi cargo me motivan y me gustan, el sueldo no está mal, no es para tirar cohetes pero teniendo en cuenta que tengo la jornada reducida no me quejo, y bueno la gente con la que trabajo es maja, hay buen ambiente laboral, incluso con mi jefe me llevo muy bien. Así que no puedo quejarme mucho y menos tal como está el patio actualmente en estos temas.
Pero, siempre hay un pero, ayer mi jefe, que estaba mosqueado conmigo por otro asunto laboral por el que habíamos discutido por la mañana (olvidé una reunión), marcó otra reunión a la que debo asistir de forma permanente fuera de mi horario a partir de ahora todos los lunes. No me quejé y acudí a dicha cita pensando que acabaríamos antes de las seis, hora límite para recoger a mi hijo en la guardería. Cuando a las 17.45 me dispuse a l…

WTF.

Estoy feliz porque hoy me he podido embutir en unos vaqueros en los que no me metía desde antes del verano. Son unos Replay azul intenso chulísimos que pillé en rebajas el año pasado y con los desmadres veraniegos se habían quedado en un rincón del armario vistiendo pecha.
Y no me extraña que me hayan entrado porque entre los virus estomacales y los resfriados que me ha contagiado mi peque ando a dieta forzosa desde hace un par de meses.
Así que éste es el único punto positivo de un lunes que ha empezado con mal pie: me he dormido porque he pasado una noche horrible (mocos, malestar general, dolor de cabeza, congestión, creo que hasta fiebre), he llegado tarde al trabajo, he olvidado una reunión fuera de la oficina, mi jefe se ha mosqueado que no veáis, hoy tengo que hacer horas extra porque hay otra reunión "after lunch" de esas en las que los cabezazos son contínuos porque entra una ñoña fea fea y además esta semana vuelve a ser larga de cinco días laborables tras el respiro…

Adrenalina.

Ayer llegué cansada y muy tarde a casa. La reunión de adaptación en la guardería, que por cierto fue bien tal y como esperaba, duró hasta las ocho y entre pitos y flautas llegaba a casa a las ocho y media. Menos mal que me traía un tupper de crema de verduras para la cena que me había preparado mi suegra, a veces mi suegra deja el lado oscuro para unirse momentáneamente a la Fuerza y entonces puede parecer un amor y todo. Aún con todo si contamos que había salido a las ocho de la mañana de casa y entraba pasadas las ocho de la tarde llevaba casi doce horas fuera y con muchas ganas de parar un poco el tren de este ritmo frenético de vida que llevo.

Más tarde de lo habitual acometimos las tareas diarias de cena, bañito al peque, dormirlo y luego me tumbé en el sofá ya pasadas las diez al lado de mi marido que no tardó ni cinco minutos en ponerse a roncar. Mi cuerpo y mi mente merecían un pequeño relax. Me reí un ratito con MODERN FAMILY en FOX y después empalmé con PARENTHOOD, la serie d…

De médicos, adaptaciones y naturaleza.

Ayer estuvimos de visita con el pediatra de mi peque. El niño tenía un poco de tos blanda y desde el domingo había echado algún vómito de moco puntual, así que decidí que le diera un vistazo por si la cosa iba a más. Como siempre el buen hombre se portó de maravilla. Ya he dicho muchas veces lo mucho que me gusta lo profesional que es, trata a los niños con cariño, mi hijo lo adora, y además suele acertar bien en los tratamientos. Otro punto positivo es que tiene casi siempre horario de tarde y como yo trabajo por la mañana me va de perlas porque así no tengo que pedir permiso en la oficina.
Nos recetó supositorios Pilka porque dijo que había moco en las vías altas y va bien para diluirlos y también para la tos. Alguna vez de más chiquitín le había puesto este tratamiento y recuerdo que funcionó bien. A ver ahora qué tal nos va. Por ahora la noche pasada la hemos pasado ya sin tos.
Además ahora estoy contenta porque, cruzo los dedos, llevamos un otoño comparativamente hablando con el an…

El cambio horario y los niños.

No sé cómo habrá afectado el cambio horario a vuestros hijos pero por primera vez desde que nació, y ya tiene 28 meses, este sábado noté que el adelanto de una hora en el reloj había trastocado por completo a mi retoño. Y lo noté porque aquel día había dormido como un lirón hasta las diez de la mañana (estábamos en el pueblo y allí suele dormir siempre mucho), había hecho su buena siesta, había jugado en el parque y lo había pasado genial y había cenado bien (aquella noche dormía en casa de mis padres porque nosotros teníamos una cena de cumpleaños con amigos y mi madre dijo que hasta había repetido). Pero curiosamente a las seis y media de la madrugada se despertó, mi madre acudió a la habitación donde dormía pensando que poniéndole el chupete volvería a dormirse, pero no fue así, dijo que quería levantarse y no hubo forma de dormirle de nuevo. A las diez bajé yo a casa de mis padres porque había quedado que iríamos al pueblo de mi abuela para acompañarla al cementerio y porque me mo…