martes, 30 de noviembre de 2010

El menú de los "cutrechefs".

El concurso que ha organizado La Teta Reina me ha parecido realmente interesante y aunque no soy muy proclive a participar en concursos a éste sí me apunto, aunque no es un concurso és más bien un experimento culinario en red social de lo más ocurrente.

No dispongo de foto de mi receta pero como es tan sencilla os animo a que la probéis.

Lomo de cinta a la salsa de cebolla.
Para 4 personas.

INGREDIENTES
12 filetes de lomo de cinta de cerdo bien finitos.
2 sobres de Sopa de Cebolla preparada en polvo (yo he probado con la Maggi y con la de Mercadona y sale rico de igual modo).
200 ml de nata líquida.
200 ml de leche.
Sal.
Aceite de oliva.

PREPARACIÓN
Embadurnamos una bandeja de horno grande planita donde nos quepan todos los filetes sin sobreponer uno sobre otro con aceite de oliva.
Salamos un poco los filetes de lomo. Los rebozamos con el polvo de los sobres de la Sopa de Cebolla y los distribuímos sobre la bandeja de horno.
Cubrimos los filetes rebozados con la nata líquida y la leche.
Precalentamos el horno a 200º, una vez caliente horneamos los filetes durante 20 minutos y listo para tomar. Está rico y es muy fácil de hacer.
Aconsejo que acompañéis este lomo con unas patatas panadera o con unas verduritas al vapor (calabacín, zanahoria, judias verdes...).

Para un martes frío y lluvioso.

Tiempo es lo que me falta y ganar la batalla al tiempo una utopía, pero tengo tanta falta de él que... dejo de quejarme ya!

Bueno empecemos este post-mix-un poco de todo con algo positivo y bonito que me alegra la vida y llena este martes frío y lluvioso de color, una portada del MARCA en este caso vale más que mil palabras:



Tengo que confesar, avergonzada, que me perdí 3 de esos 5 goles porque me quedé frita. Sí, soy al vergüenza de la esfera culé, lo soy, y lo admito sin reservas. En el descanso me fui a acostar al peque y me quedé dormida en su habitación. Son cosas que tiene la maternidad combinada con una jornada maratoniana de trabajo. La vida es así.

Otro motivo de alegría para mí, y no lo digo para entrar en polémicas sino en un ataque de absoluta sinceridad, es la despedida, el adios, el bye, bye, como presidente de la Generalitat al Sr. Montilla. No suelo hablar de política en mi blog, pero si algo me ha hinchado las narices en los últimos tiempos ha sido este tripartito y en especial su lado más oscuro, Esquerra Republicana. Joan Puigcercós no será tan listo y tan elegante como para hacer lo propio y dejar todo esto como ha hecho Montilla pero desde luego debería hacerlo. Los motivos y las razones de este desprecio tan grande que he sentido por el tripartito y en concreto ER los callaré. Tienen que ver más con mi esfera laboral que con la personal, y hasta aquí puedo leer, pero saber que a partir de ahora estará Mas en la Plaça Sant Jaume de momento sólo me genera gozo y alegría.


Y finalmente y en un tono más serio decir que una amiga mía me ha pasado el enlace de un blog que he creído necesario a la vez compartir aquí también en mi espacio. Aviso para mentes sensibles, es duro pero tremendamente real. Pinchad aquí.

Nada más por hoy.

jueves, 25 de noviembre de 2010

No entiendo nada.

Será que no entiendo de moda, será que soy una cateta perdida que no sabe apreciar el estilo de algunos diseñadores, pero me encuentro en un momento de mi vida en que no comprendo ciertas modas:



Como la que se muestra en la foto de aquí arriba, sandalia + calcetín, horror, horror, horror, que por muy ideal y divina de la muerte que seas sienta como una patada en el trasero.

Así que tampoco entiendo el revuelo que se ha formado alrededor de la colección que lanzó el pasado martes 23 de noviembre en algunas tiendas concretas de H&M Lanvin. Que si colas en la puerta, que si madrugones, vamos de locos. Y no voy a argumentar nada porque para mí es tan obvio que no tengo nada que justificar, así que simplemente insertaré un ejemplo gráfico:



No me pongo esto ni muerta, ni en Carnavales, vamos!

Lo dicho que debo tener una falta de estilo, impresionante.

martes, 23 de noviembre de 2010

Reacción al antibiótico.

Las erupciones en la piel de mi hijo empezaron este año en Semana Santa. Fue un brote que apareció de repente, sin avisar, le dió mucho picor y el aspecto de un guiri después de una jornada larga en la playa. Rojeces que aparecían y desaparecían intermitente, agravadas por las rascadas que él mismo se propinaba, y que en urgencias enseguida diagnosticaron como reacción alérgica. ¿Pero reacción alérgica a qué? Revisé la comida tomada, repasé mentalmente las actividades de aquellas últimas 24 horas y no se me ocurrió nada nuevo o relevante. Me recetaron Estilsona y control por parte de su pediatra. A las 48 horas desapareció igualmente que había venido. Un tiempo después volvió la misma erupción. Un "lumbreras" de urgencias la diagnosticó como varicela, menos mal que mi intución de madre me hizo recapacitar y aquella misma tarde quise reconfirmar aquella ocurrencia con su pediatra, de varicela, nada de nada, reacción alérgica otra vez. Me comentó que era muy pronto para hacer pruebas de alergia, por entonces no tenía 2 años aún. Me recetó Atarax para el picor y como la reacción volvió a desaparecer rápido no hice más caso. Un poco después volvió la misma erupción y entonces até cabos, hacía pocos días que mi hijo había estado tomando antibiótico. Y lo mismo había sucedido en las anteriores ocasiones, lo miré echando un vistazo en la agenda de la guardería donde están anotadas todas las medicaciones y dosis administradas que yo previamente autorizo. Así que cuando se lo comenté al pediatra me dijo que probablemente aquella era la causa.
Esta mañana la misma erupción ha aparecido y claro ha sido justo dos días después de que acabara el antibiótico que le recetaron para la amigdalitis que contrajo la semana pasada. Así que de nuevo estamos en lo mismo. Mañana lo llevo a que le vea su pediatra pero realmente estoy preocupada porque si siempre vamos a estar así ¿eso implica que mi hijo el antibiótico no va a poder ni olerlo? Aisss!! Ando de cabeza con este tema. A ver si averiguo algo más, y mientras mi pobre chiquitín rasca que rasca. Menos mal del efecto milagroso de la Talquistina.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Poupurri prenavideño.

La amigdalitis de mi hijo de esta semana pasada me ha tenido bastante ausente de la esfera bloggera, así que hoy que tengo a los dos príncipes durmiendo la siesta aprovecho para escribir un post recopilatorio.
En primer lugar decir que la Navidad está a la vuelta de la esquina y me di cuenta el viernes de forma brusca cuando al llegar a la guardería a recoger a mi hijo me informaron que mi chico había sido elegido para el papel de San José en el Belén del Festival de Navidad. Toma papelito "starring", y yo su mamá, babeando de orgullo, porque para que vamos a engañarnos, para mí mi hijo es el chico más guapo del mundo y que los demás lo vean un poquito así también pues.... gusta, vamos, encanta más bien!! Eso sí ahora toca ponerse las pilas en diseñar un traje adecuado para la ocasión, así que si tenéis alguna fotico o alguna idea que pueda ayudarme, bienvenida será!!! El festival es el 16 de diciembre así que me queda menos de un mes.
Por otro lado otro susto me había despertado aquel viernes 19 de noviembre cuando por la mañana y con la legaña pegada en el ojo me di cuenta de que mi hijo había dado otro significativo estirón y que la ropita que le compré en septiembre le quedaba más bien pesquera, y no diré que la tendencia pesquera me desagrade, pero vamos un niño de dos años no tiene porque ir pesquero en pleno mes de noviembre, no, y menos con los virus que pululan por ahí. Así que ayer con ganas o sin, excursión al centro comercial a comprar más pantalones. Normalmente yo suelo ir directo a H&M o ZARA y allí hago el agosto, pero entré en Benetton sólo por mirar y vi cosas muy monas y calentitas, y pequé vilmente, me gasté un buen dinero porque la verdad es que esa ropita es más cara pero bueno luego ya no quise entrar ni en H&M ni en ZARA para no pecar más. Vi que habían abierto también un PRIMARK, por los blogs he oído hablar mucho de él, pero tampoco entré por obvias razones. Incumplí una de mis normas básicas de no gastar mucho en ropa para Alex porque para lo que dura, pero luego con la conciencia manchada me dije, seguro que dentro de un tiempo tengo otro niñito guapo que la podrá aprovechar... vamos autoterapia en toda regla!!
Mi hijo y mi marido se fueron, mientras yo entraba en Calzedonia a comprar medias, a mirar juguetes al Toys'r'us, y como sabía que estarían entretenidos, me colé en Massimo Dutti, sí ya sé que no está bien, que este año llevo muy en serio el tema de ahorrar, pero es que pasar por esa tienda y no entrar, bufffff, es tan difícil. Así que ale entré, y bueno vi tantas cosas, que, vamos, lo cuento, pequé de nuevo. Unos pitillo negros monísimos (de la lista de básicos que quería adquirir para este invierno, eso hace que me sienta menos mal), una chaqueta de punto larga gris jaspeada con coderas y botones marrones (también otro básico y además muy combinable con toda mi ropa) y bueno un caprichito en forma de camisa a cuadros, que sé que es muy de temporada, pero a la que no pude resistirme. Con todo puesto, mi coleta alta y mis botas negras de caña alta, estaba ideal, un look ecuestre muy a lo Betty Draper en Mad Men, pero vamos ella mucho más guapa, de eso no cabe duda.
Salí escopeteada de allí y miré sin querer el escaparate de Pablo Ochoa donde un par de botines estilo Oxford marrones me miraban con ojos lujuriosos, pero no, no caí en la tentación, huí, huí, lejos.
Y allí empieza la segunda parte. Entré en el Toys'r'us donde mis niños estaban felices y ajenos a mis fechorías probando bicicletas. Y confesé mis pecados en ese mismo instante, entre los coches de batería y los toboganes de plástico. Mi marido que se siente orgulloso de mi cambio de actitud respecto a la ropa no se mosqueó mucho y me dijo que era normal que hubiera sucumbido al encanto que para mí supone cualquier tienda de MD, entonces me arrepentí de no haber trincado también los botines aprovechando que estaba de buenas... agggg!!!
La bicicleta de Noody fue la que más le gustó a mi hijo, y eso que me parece que cuando llegué las había probado todas, también quería un coche de batería, bueno puestos a querer, quería todos los juguetes de la tienda claro, pero su padre y yo valoramos que aprovecharía más la bici así que la "encargamos" a Papa Noel. Después "encargamos" también los juguetes de las sobrinas y ya en el Imaginarium "encargamos" un parking de coches muy chulo para mi hijo a los Reyes Magos.
En lista para el resto de la família he pensado que escribiremos a Papa Noel que nos traiga también el maletín de herramientas de Manny Manitas. Mi hijo es como su padre, un manitas en potencia, y claro la serie de la Disney le chifla, así que sé que le encantará tener sus propias herramientas para arreglarlo todo como su papá y bueno alguna cosilla más que no he pensado, pero vaya algún puzzle y cuentos seguro que caerán.
Y así vamos preparando las que serán las terceras Navidades de nuestro chiquitín, que ya espero que sean mejores que las anteriores, las primeras porque no se enteraba de nada el pobre, y las segundas porque se las pasó casi enteras malito, aisss!!
Por cierto y para finiquitar el post y a tenor de los gustos de mi hijo, llevamos ya varias semanas con el CD de cancionero musical que nos facilitaron en la guardería en el coche. Está muy bien, tiene cancionero popular, canciones sobre hábitos, canciones en inglés, cuentos, música clásica (incluye uno de mis temas favoritos "El lago de los cisnes" de Tchaikovsky), etc. A mi hijo le encanta y se sabe casi todas las canciones con especial predilección por un par de ellas que me hace repetir hasta la saciedad y también por el cuento de "Los tres cerditos" su favorito. Pero el CD tiene un problema, problemón en mayúsculas más bien, está todo en catalán, bueno todo no, algo hay en inglés, y probablemente pensaréis que es lo normal aquí en Cataluña, pues sí lo es, pero a mí no me gusta nada. Y es que creo que tanto en el material como en las clases tanto el español como el catalán deberían tener una misma importancia, y en esto la lengua de Cervantes pierde la partida y de calle. Menos mal que por mi parte no paro de hablar con él en castellano, sería una lástima que al final mi hijo no sea bilingüe como su padre y yo.




miércoles, 17 de noviembre de 2010

Sentido del humor "oregonés".

El precedente lo sentó muy acertadamente VAYA SEMANITA en la ETB, y ahora los mañicos de pro tenemos la suerte de contar con OREGÓN TV cada sábado noche para reirnos un poco de todo y sobre todo de nosotros mismos.
El sábado pásado en el capítulo 4x02 disfrutamos de un ejemplo claro del buen humor aragonés y de como nos partimos la caja hablando de nosotros mismos sin complejo alguno en la sección semanal "Mallén Express", obvia parodia de "Pekin Express":

Y es que si te gustan las jotas vale, pero como no las soportes no hay tortura mayor que tener a un jotero pisándote los talones y entonando tema a cada paso que das...
Obviamente un jotero puede llegar a ser mucho jotero, sino que se lo digan al pobre madrileño que llega a Zaragoza y que se cruza en el camino de uno en la genial parodia de KARATE KID perpetrada por los "oregoneses":

En fin esto sólo es un aperitivo pero si queréis sentiros "oregoneses" sólo tenéis que sintonizar Aragón Tv los sábados noche o buscar los programas en internet, que siempre es otra opción.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Made by Mac.

En el trabajo no paro de planificar y organizar, me gusta tener las cosas controladas, con fechas de entrega claras y responsables asignados, y por supuesto con los costes justos y necesarios, cuando me falla alguna planificación me dan taquicardias, y como dice el refrán en casa de herrero sartén de palo, llego a mi hogar y todo lo hago la mayoría de las veces deprisa y a patadas.
Uno de los peores momentos del año es justo éste, noviembre. La Navidad está a la vuelta de la esquina y hay que pensar y planificar muchísimas cosas pero yo soy un desastre. Pongo la decoración la víspera de Nochebuena, me compro el modelito de Nochevieja (en el supuesto caso de que ese año me haya decidido a salir por ahí a celebrarla) a pocas horas de crujirme las uvas, mando las felicitaciones por mail muchas veces cuando los Reyes Magos ya están en las puertas del portal de Belén, corro la semana de antes a comprar los regalos sin meditación alguna y gastándome una pasta gansa año tras año sin aprender de los errores cometidos en los años anteriores. Y cuando acaba la Navidad siempre me juro y me perjuro que el año que viene será distinto, que jamás volverá a pillarme el toro. Pero el toro me pilla año tras año y el principal damnificado es mi bolsillo.
De momento este 2010 he puesto mi granito de arena para cambiar esta mala costumbre y he pensado en regalar algo hecho por mí con amor y cariño a toda la familia (ya veremos qué cara pone la familia tanto tal actor de "amor" y "manualidad"): un calendario de 2011 con fotos de mi nene hecho con el Iphoto que tiene unas plantillas infantiles monísimas y de fácil y rápido montaje. Hace dos años cuando nació mi hijo hice un albúm de Hoffman muy elaborado y tal y tal para los miembros más allegados de mi familia, pero entonces hay que pensar que mi retoño solía quedarse quietecito sonriendo en la hamaquita mientras su mami dedicaba ratitos muertos a elaborar los presentes navideños, vamos que tenía más tiempo que ahora, que mi Macbook sólo puedo sacarlo a la luz del día cuando él duerme porque como lo vea estoy perdida. Después a este detallito del calendario comentado añadiré algo más personalizado, ese algo todavía no lo tengo pensado, y si cumplo con mi hasta ahora incumplido objetivo, debería ser algo no excesivamente costoso pero todo dependerá de lo que tarde en ponerme a buscarlo y las prisas que lleve. Ya os contaré.
De momento me pongo esta noche ya mismo con la elaboración del calendario, sólo tengo que seleccionar unas 12 fotos aproximadamente de entre 5700 que tengo disponibles en mi archivo fotográfico, pongamos que unas 3000 de mi retoño, que es la temática elegida, así que no me queda nada.... Nos vemos/leemos en diciembre del año 2050 por lo menos!!!

martes, 9 de noviembre de 2010

Yo concilio, tú concilias, él concilia...

Ya lo he comentado en varias ocasiones que estoy contenta con mi trabajo. Tengo un horario flexible y reducido que permite conciliar vida laboral y familiar bastante cómodamente, las tareas y responsabilidades a mi cargo me motivan y me gustan, el sueldo no está mal, no es para tirar cohetes pero teniendo en cuenta que tengo la jornada reducida no me quejo, y bueno la gente con la que trabajo es maja, hay buen ambiente laboral, incluso con mi jefe me llevo muy bien. Así que no puedo quejarme mucho y menos tal como está el patio actualmente en estos temas.
Pero, siempre hay un pero, ayer mi jefe, que estaba mosqueado conmigo por otro asunto laboral por el que habíamos discutido por la mañana (olvidé una reunión), marcó otra reunión a la que debo asistir de forma permanente fuera de mi horario a partir de ahora todos los lunes. No me quejé y acudí a dicha cita pensando que acabaríamos antes de las seis, hora límite para recoger a mi hijo en la guardería. Cuando a las 17.45 me dispuse a levantarme para irme él me miró con cara de desconcierto. Me disculpé a los presentes y me fui de la sala. Él salió detrás con cara de muy mala sombra y me comentó que era importante que me quedara y que me organizara mejor mi agenda personal. Teniendo en cuenta que mi horario laboral acaba a las 15.30 y que eran casi las 18.00 estaba más que justificada mi marcha en aquel momento. Él conoce mi situación familiar y sabe que no cuento con mucho apoyo. Además siempre que hay que ir a alguna reunión fuera de horas voy, me organizo y voy, sabe que puede contar conmigo. No le fallo en ese sentido porque sé que tengo recompensa. Pero tragándome mi orgullo y para evitar malos rollos laborales, cogí el móvil, llamé a mi suegra y le pedí que por favor recogiera a mi hijo de la guardería en plan emergencia. Ella tardó en responder pero finalmente me contestó. Menos mal que ella vive a 5 minutos y le daba tiempo aún apurando tanto. Regresé a la reunión y esta duró 2 minutos exactos más. Al salir yo estaba en mi mesa recogiendo para irme y se acercó para decirme cuán importante era que yo me quedara, que se hablaban temas que afectaban a mi área y que debía estar. Yo no osé a responder y me despedí. Últimamente utilizo la técnica de ignorar las "pataletas" de mi jefe. Es más efectiva que rebotarse y montar un pollo o seguir con la trifulca durante días y días y además a él lo descoloca. Lo tengo comprobado. Esta semana probablemente no volveré a verle hasta el jueves así que para entonces ya estaré menos cabreada (internamente porque externamente nadie ha notado nada) así que podré afrontar mejor mi técnica de ignorar su "churro". Y es que a veces mi jefe es como un niño, hay que quererle y respetarle, pero hay que saber tratarle en sus rabietas. A mí me ha llevado años conocerle tan bien y aún a veces me pilla desprevenida.

lunes, 8 de noviembre de 2010

WTF.

Estoy feliz porque hoy me he podido embutir en unos vaqueros en los que no me metía desde antes del verano. Son unos Replay azul intenso chulísimos que pillé en rebajas el año pasado y con los desmadres veraniegos se habían quedado en un rincón del armario vistiendo pecha.
Y no me extraña que me hayan entrado porque entre los virus estomacales y los resfriados que me ha contagiado mi peque ando a dieta forzosa desde hace un par de meses.
Así que éste es el único punto positivo de un lunes que ha empezado con mal pie: me he dormido porque he pasado una noche horrible (mocos, malestar general, dolor de cabeza, congestión, creo que hasta fiebre), he llegado tarde al trabajo, he olvidado una reunión fuera de la oficina, mi jefe se ha mosqueado que no veáis, hoy tengo que hacer horas extra porque hay otra reunión "after lunch" de esas en las que los cabezazos son contínuos porque entra una ñoña fea fea y además esta semana vuelve a ser larga de cinco días laborables tras el respiro de Todos Santos de la semana pasada. En fin que no es precisamente el mejor lunes de mi vida.
Pero bueno la vida te da cal y te da arena. Y es que tengo que confesar que el sábado visioné por primera de vez en ANTENA NOVA esa joyita televisiva que es EL ARMARIO DE JOSIE. Insistentemente recomendada por mi querida y ocurrente bloggera Ra este programa de estilismo y moda sabe hacer pasar un rato la mar de entretenido. Primero porque ves looks de lo más interesantes, segundo porque te das cuenta que puedes ser tan estiloso a los 30 como a los 70, para el estilo no hay edad, como en el amor, y tercero porque las frases de Josie son tan brillantes que una vez las escuchas ya no puedes prescindir de ellas.
Yo le echaba de menos desde que me enganché en 2008 a la edición de SUPERMODELO que lanzó a Josie al estrellato mediático. Me preguntaba qué había sido de él. El año pasado tuvo una breve intervención en el aún más breve programa de sobremesa (por lo poco que aguantó en antena) de Cuatro LO QUE DIGA LA RUBIA donde tenía una sección de estilismo. Pero como digo volvió a desaparecer de mi vida. Días llevaba queriendo ver EL ARMARIO DE JOSIE, pero como en mi casa parece ser que las teles electrocutan a las personas cuando tratan de cambiar de canal y quitar el omnipresente CLAN a ciertas horas hasta el sábado no había sido posible llevar a cabo tal hazaña. Pero el sábado estaba sola en la cocina preparando la cena con la tele puesta mientras mis chicos veían CLAN en la tele del salón y ahí llegó mi oportunidad. Lo dicho el sábado a las 9, huid de casa, escondeos de vuestras famílias, emigrad a Pakistan, bueno si en Pakistan se pilla la TDT sino ni de coña, pero tenéis que ver EL ARMARIO DE JOSIE ya!!!!
Y si luego ya tenéis la potra de pillar la señal de ARAGON TV empalmad y ved OREGON TV. No hay mejor plan para unas risas en sábado noche!!

viernes, 5 de noviembre de 2010

Adrenalina.

Ayer llegué cansada y muy tarde a casa. La reunión de adaptación en la guardería, que por cierto fue bien tal y como esperaba, duró hasta las ocho y entre pitos y flautas llegaba a casa a las ocho y media. Menos mal que me traía un tupper de crema de verduras para la cena que me había preparado mi suegra, a veces mi suegra deja el lado oscuro para unirse momentáneamente a la Fuerza y entonces puede parecer un amor y todo. Aún con todo si contamos que había salido a las ocho de la mañana de casa y entraba pasadas las ocho de la tarde llevaba casi doce horas fuera y con muchas ganas de parar un poco el tren de este ritmo frenético de vida que llevo.

Más tarde de lo habitual acometimos las tareas diarias de cena, bañito al peque, dormirlo y luego me tumbé en el sofá ya pasadas las diez al lado de mi marido que no tardó ni cinco minutos en ponerse a roncar. Mi cuerpo y mi mente merecían un pequeño relax. Me reí un ratito con MODERN FAMILY en FOX y después empalmé con PARENTHOOD, la serie de Lauren Graham donde uno puede seguir viendo a Lorelai Gilmore sin ser Lorelai Gilmore. Menos mal que de hija le han puesto a una macarrilla en esta "nueva" serie, que le llegan a poner a otra nena dulce como Alexis Bledel y vamos esto parecería un dejá vu de LAS CHICAS GILMORE en toda regla.

Y allí estaba yo concentrada cuando me dí cuenta que en la parte superior derecha de la pantalla anunciaban para hoy viernes a las 22.50 el estreno del piloto estrella de este Halloween en Yankilandia, "usease", el piloto de THE WALKING DEAD. Flipé en colores porque sabía que la iban a echar en FOX, pero siendo que la estrenaron esta semana en USA aluciné al ver que en menos de siete días podíamos disfrutarlo ya aquí en nuestro país. Y yo que me alegro de tanta premura, creo que deberían hacerlo siempre así, no hace falta estrenar el mismo día el episodio pero en una semanita estaría bien, así no tendríamos que recurrir a las descargas por internet cuando queremos seguir una serie con cierta puntualidad. El fenómeno de la última temporada de LOST fue la prueba más irrefutable. Al parecer que podido informarme que el estreno de esta noche va a ser simultáneo en todo el mundo quitando en el país de origen donde como os he dicho ya se emitió la noche de Halloween pasada.


La verdad es que yo le tengo ganas a esta novedad televisiva sobre zombies, desde adolescente me ha gustado el cine de terror, pero de terror de verdad, no me da miedo ver por ejemplo la saga SCREAM, es tan obvio que la tía buena rubia se quedará sola en su cuarto para ser la próxima víctima, que no me asusto. Yo quiero sentir el pavor en el cuerpo, irme a la cama temblando pero con los niveles de adrenalina al límite, eso quiero yo. Y ya sé que siempre me queda ver a la Esteban rajando en el SALVAME, pero debéis comprender que mi masoquismo no llega a semejantes niveles... :) Así que me da a mí que THE WALKING DEAD puede cumplir mi expectativas en ese sentido. Y lo puedo creer porque una serie que llega de la cuna AMC (MAD MEN, RUBICON...) nace con un pan debajo del brazo seguro. Ya os contaré... después de esta medianoche.... auuuuuu!!!!

jueves, 4 de noviembre de 2010

De médicos, adaptaciones y naturaleza.

Ayer estuvimos de visita con el pediatra de mi peque. El niño tenía un poco de tos blanda y desde el domingo había echado algún vómito de moco puntual, así que decidí que le diera un vistazo por si la cosa iba a más. Como siempre el buen hombre se portó de maravilla. Ya he dicho muchas veces lo mucho que me gusta lo profesional que es, trata a los niños con cariño, mi hijo lo adora, y además suele acertar bien en los tratamientos. Otro punto positivo es que tiene casi siempre horario de tarde y como yo trabajo por la mañana me va de perlas porque así no tengo que pedir permiso en la oficina.
Nos recetó supositorios Pilka porque dijo que había moco en las vías altas y va bien para diluirlos y también para la tos. Alguna vez de más chiquitín le había puesto este tratamiento y recuerdo que funcionó bien. A ver ahora qué tal nos va. Por ahora la noche pasada la hemos pasado ya sin tos.
Además ahora estoy contenta porque, cruzo los dedos, llevamos un otoño comparativamente hablando con el anterior mucho mejor. Imagino que el sistema inmune de mi hijo ya está más reforzado y eso se nota. Porque los virus en la guardería siguen y seguirán por los siglos de los siglos ahí, me consta que hay compañeros de mi hijo que llevan un otoño horrible en ese sentido.
En cualquier caso el motivo del post es para remarcar lo buen médico que es y eso que pertenece a la Seguridad Social. Al principio opté por ir a uno privado y a las revisones de la SS también. Después viendo que me gustaba más el de la SS que el privado y que además me ahorraba un dinerillo dejé de ir al segundo. Que conste que si hubiera sido al revés no lo hubiera hecho porque el dinero con mi niño no me duele, quiero decir que antes me quedo sin un gasto mío que sin uno suyo. Pero la cuestión es que este pediatra me "enamoró". Y ahora no lo cambio. Y eso que debería hacerlo porque al mudarnos me corresponde cambiar también de CAP, pero por él no lo he hecho.
Y en otro orden de las cosas hoy toca reunión de final de periodo de adaptación en la guardería, iré, aunque no tiene mucho sentido, siendo que ya sé que mi hijo está adaptado, al día siguiente de empezar su tutora me dijo que había tenido la sensación de que el verano no había hecho ninguna mella en la actitud de mi hijo en el sentido que estaba tan feliz y contento allí como siempre. No fue lo mismo el año pasado que acababa de empezar en la guardería y a estas alturas no había conseguido que fuera más de dos semanas seguidas sin fallar. Ahí si que os digo que no había adaptación alguna ni posible, vamos de cajón.
Y poco más por el momento. Este fin de semana si nada se tuerce queremos hacer una pequeña incursión en el bosque a buscar setas con el peque aprovechando la fantástica localización de la ciudad en la que vivimos, a un paso del mar y otro de la montaña. Bueno lo de buscar setas no será el objetivo primordial, sabemos que con él no podemos meternos en los recovecos adecuados para hallarlas y la verdad es que este año ya nos hemos puesto las botas de comerlas gracias a los esfuerzos de mis queridos padres que se han embutido en la montaña con la suficiente frecuencia para no pasar hambre... de setas, jeje! Pero lo importante es caminar por el campo y que él siga familiarizándose con la naturaleza, algo que considero parte fundamental en su educación.

lunes, 1 de noviembre de 2010

El cambio horario y los niños.

No sé cómo habrá afectado el cambio horario a vuestros hijos pero por primera vez desde que nació, y ya tiene 28 meses, este sábado noté que el adelanto de una hora en el reloj había trastocado por completo a mi retoño. Y lo noté porque aquel día había dormido como un lirón hasta las diez de la mañana (estábamos en el pueblo y allí suele dormir siempre mucho), había hecho su buena siesta, había jugado en el parque y lo había pasado genial y había cenado bien (aquella noche dormía en casa de mis padres porque nosotros teníamos una cena de cumpleaños con amigos y mi madre dijo que hasta había repetido). Pero curiosamente a las seis y media de la madrugada se despertó, mi madre acudió a la habitación donde dormía pensando que poniéndole el chupete volvería a dormirse, pero no fue así, dijo que quería levantarse y no hubo forma de dormirle de nuevo. A las diez bajé yo a casa de mis padres porque había quedado que iríamos al pueblo de mi abuela para acompañarla al cementerio y porque me moría de ganas de ver al peque (las pocas veces que hemos dormido separados me ha pasado lo mismo que a la mañana siguiente sin apenas dormir vuelo a su lado) y allí me encontré a mi madre con ojeras y a mi hijo hecho un festival. Cuando mi madre me contó lo sucedido me quise morir. Sé que ella está encantada de quedarse con mi hijo pero yo casi nunca se lo dejo por miedo a que pase justo esto. Y el sábado pasó, le dio la nochecita toledana. En fin mi madre me dijo que no me preocupara que no pasaba nada, pero yo me sentía mal. Mi hijo estaba alterado, cada vez más. Y cuando pillamos el coche se medio durmió de puro cansancio. La siesta fue breve y enseguida se volvió a despejar. En la comida se portó fatal y después no hubo manera de acostarle para que hiciera la siesta a pesar de que estaba muerto de cansancio. Para entonces llevaba ya ocho horas despierto. Yo no perdí la calma a pesar de que estaba cansada, la noche anterior por culpa de la fiesta de cumpleaños me había acostado tarde y en total había dormido cinco horitas. Pero con paciencia y una caña logré dormirlo cerca de las cinco de la tarde. Durmió como un bendito hasta las siete pero cuando despertó lo hizo de muy mal humor. Bajamos al garaje de la casa de mis padres para que correteara con la bici y jugara con la pelota dado que ya era de noche y no podíamos salir a la calle por el fresco y por la lluvia. Él no se conformó con el plan, todo el rato se quejaba, lloraba, gritaba, estaba desafiante. Cogimos el coche y nos lo llevamos a dar una vuelta por el pueblo. Tampoco funcionó. Cenamos pizza, a él le encanta, y no quiso comer casi nada. Lo acostamos tarde porque no había manera de que se durmiera. Pero esta mañana a las seis volvía a estar en pie. Hoy de nuevo el día lo hemos llevado al revés. Entre el malhumor arrastrado y que el mal tiempo nos impedía salir a la calle la jornada ha sido agotadora. Menos mal que estaba en el pueblo y allí tengo más soporte familiar. A la vuelta a casa esta tarde el viaje en coche ha sido otra odisea y eso que él siempre se porta bien porque está muy acostumbrado a viajar. En fin espero que poco a poco se vaya centrando un poco, si a los mayores nos cuesta acostumbrarnos al cambio horario, ya veo que con los pequeños es mucho peor. Lo he comentado con algunas amigas y me han dicho que con sus hijos ha pasado tres cuartos de lo mismo. A ver que nos depara la semana...