miércoles, 29 de septiembre de 2010

El test del 4!!!

Ya me he animado a hacer el famoso test del 4 gracias a la sugerencia de Superamatxu, ahí van mis respuestas:

- 4 cosas que llevo en el bolso:

Las llaves, mi blackberry, toallitas húmedas (qué prácticas son para todo y no sólo para los niños) y pastillas de ibuprofeno. Eso es lo más básico para mí, indispensable diría.

- 4 cosas favoritas de mi habitación:

Mi cama maravillosa, cómoda, amplia y.... en la que ya no paso tanto tiempo como querría obviamente y desde la que puedo disfrutar de las vistas increíbles del Montsianell cada mañana. Mis libros, siempre me acompañan antes de dormirme. El color verde increíble que logré en la pared del cabecero, me gusta, me encanta, me alucina, es casi tan bonito como el verde de los ojos de mi hijo. Y finalmente el confortable parquet del suelo que disfruto cada mañana (tanto en invierno como en verano) poniendo mis pies descalzos al despertar.

- 4 cosas que me gustan ahora mismo

Mi Macbook desde el que escribo este post, lo compré hace unos pocos meses y estoy maravillada con el cambio de pc a mac, y se puede decir oficialmente que ya soy macadicta!!! Disfrutar del tiempo libre que dispongo con mi marido y mi hijo, son mi tesoro y no los cambio por todo el oro del mundo. Me hacen más feliz que una perdiz, :) También adoro MAD MEN, hoy por hoy es mi serie de cabecera, estoy "enamorada" perdidamente de Don Draper, me entran unas ganas locas de hacerme moños altos y ponerme vestidos con falda de vuelo y miro la publicidad con otros ojos distintos. Me ha ayudado con el mono que LOST me dejó. Y bueno lo que me chifla también es escuchar RAC 105 en el coche a todo volumen y vociferar a grito pelado las canciones clásicas que pinchan mientras mi hijo vitorea en el asiento de atrás, esta tarde el turno le ha tocado a Pride (in the name of love) de U2 y a I can't help falling in love with you de UB40.

- 4 cosas que siempre he querido hacer

Viajar a NY, a Japón, a Suecia y escribir un libro. Es complicado que las llegue a cumplir todas pero la esperanza es lo último que se pierde.

- 4 cosas que no sabías de mí:

Soy muy tozuda, tozuda hasta decir basta y eso ha provocado casi todas las discusiones que he tenido con mi marido. Mi vena maña como veis es terriblemente fuerte y creo que mi retoño la ha heredado. Me encanta inventarme historias, es una pena que sea muy mala escribiendo, para prueba un botón, mi blog, pero adoro hacer volar mi imaginación tantas veces como puedo y disfruto con ello. Otra cosita que tengo que contar es que soy bastante maniática con el orden, y la verdad es que a veces me cabrea ser así pero no puedo evitarlo. Tengo un sueño persistente desde niña y se repite muy a menudo, caigo por un precipicio y cuando estoy a punto de estrellarme contra el suelo me despierto sudorosa. Freud probablemente diría algo "chungo" al respecto.

- Las 4 canciones que no me puedo quitar de la cabeza:

· Fireflies de Owl City, la llevo en la cabeza desde que la descubrí el pasado invierno y la adoro.

· Un clásico de Gerry Raferty, Baker Street, día que la escucho día que la tengo pegadita en la cabeza hasta que me acuesto.

· La canción que más me gusta cantarle a mi peque Your song de Elton John, aunque yo prefiero la versión que perpetró Ewan McGregor en MOULIN ROUGE... aissss "How wonderful life is now you're in the world", se puede decir más alto pero no más claro lo que siento por mi retoño!!

· Y no sabría decir una cuarta... no se me ocurre así que pondré una que no falla nunca One de U2.

Esto es todo, no nomino a nadie, dado que no he sido nominada.


martes, 28 de septiembre de 2010

Ya tardábamos...

En efecto, tres semanitas enteras en la guardería y ya tardábamos en ponernos malitos. Así que el viernes cuando fui a recoger al peque y le vi la carita, esa carita que tiene y que a mí no me engaña, me temí lo peor. Como cada tarde que hace buen tiempo le propuse ir al parque a jugar un rato y él me dijo que sí pero no muy emocionado. Cuando llegamos me dijo que tenía frío y que le pusiera la chaqueta... malo pensé yo! No quiso bajar del carrito y allí sentado viendo al resto de niños jugar se tomó un poco del zumo de piña y las galletas que le había traído. Como noté que no tenía ganas de nada le propuse marcharnos y me dijo que sí. Ya en casa se tumbó en el sofá a ver dibus en la tele, mmmmmm murmuré para mis adentros. Por la noche sin torcer nuestros planes de finde en el pueblo nos fuimos para allá. Como la casa estaba fresquita, sólo la habitamos un fin de semana de cada dos habitualmente, le dije a mi marido que pusiera la calefacción un poco y me acosté con el peque en su cama. La noche la pasó poco fina, se despertó mil veces lloriqueando y el sábado a mediodía ya estaba a 37,5º de fiebre. Nos pasamos el día encerrados en la casa del pueblo. El malestar fue a más y la fiebre también. La noche del sábado fue todavía peor. El domingo antes de comer en casa de mis padres estaba a 38,5º, así que decidimos regresar a casa antes de lo previsto y llevarlo al médico. Diagnóstico en urgencias: garganta inflamada y muy enrojecida. Prescripción: Dalsy cada 8 horas y esperar a ver su evolución en 24 horas dado que no había placas de pus visibles. Como tengo días de vacaciones pendientes para estos casos decidí tomarme uno el lunes y a tal fin avisé en el trabajo. El lunes me quedé con el peque en casa, él no volvió a tener más fiebre desde el domingo tarde pero en cambio la que empezó a sentirse mal fui yo. Tenía el cuerpo como si lo hubieran bateado con un palo de beisbol. A cada hora iba peor, mi hijo estaba fresco como una rosa y con ganas de jugar y yo medio moribunda. La única tregua la tuve en su siesta. Así que por la tarde como tenía que ir a la visita con el pediatra para ver la evolución de la garganta de mi hijo, garganta que por cierto estaba ya un poco mejor, aproveché para que me dieran un vistazo a mí en urgencias. Diagnóstico: golpe de aire por cambio brusco de temperaturas con una duración aproximada de 24 a 48 horas. Prescripción: Paracetamol y reposo en cama. Así que hoy como no quería que el peque fuera aún a la guardería, y yo no estaba para muchos trotes, mi suegra se ofreció para cuidarlo en su casa mientras yo reposaba en la mía. Y lo hemos hecho de este modo, ni que decir que toda la mañana en camita sudando la fiebre me ha sentado de maravilla y que ahora no son ni las tres de la tarde y ya echo de menos a mi bichito un montón, pero sé que hasta que papi no salga del trabajo y me lo pueda traer no lo voy a tener conmigo y la verdad estando mejorcita me da una rabia tremenda. En fin mañana espero que todo vuelva a la normalidad, el peque irá a la guarde y yo al trabajo, cuando medio país esté en huelga...

viernes, 24 de septiembre de 2010

¿Para cuándo?

Cuando acabas la universidad si no tienes novio siempre preguntan para cuándo te echarás un noviete, si lo tienes para cuándo la boda, si te casas para cuándo los peques, y cuando tienes un hijo para cuándo la parejita. La cuestión es que yo tengo la teoría de que dejas de ser joven cuando la gente te deja de preguntar ese odiado y manoseado para cuándo.
Y os pongo un ejemplo práctico. Mi suegra tiene una amiga, muuuuucho más joven que ella por supuesto, que tuvo a su primera hija con 43 años, ni que decir que nadie le preguntaba para cuándo buscarían el niño, y lo más "divertido" de todo es que ahora que con 44 se ha quedado embarazada otra vez todo su círculo de amistades están con el ohhh en la boca, incluida mi querida suegra. Así que la verdad es que puedo estar contenta de que no dejen de preguntarme aún para cuándo voy a buscar una hermanita para mi retoño, eso es que todavía les debo parecer joven, :)
Y es que no sé pero desde que mi peque cumplió dos años esa pregunta cada vez es más habitual. Sobre todo ahora que en la guardería casi todos los niños de la clase de mi hijo ya tiene a su mamá embarazada otra vez o los más avanzados un bebé en casa. Y yo que para ser sincera de verdad tengo que decir que hasta hace poco ni siquiera me había planteado la idea de buscar aún otro hijo. Y mirad que ya tengo 34 añitos y no creo que esté en condiciones de esperar mucho que digamos. Además con mi hijo ya sufrí bastante porque tardé mucho en quedarme embarazada desde el principio, luego tuve que superar un aborto espontáneo y después aún tardé casi nueve meses más en volver a embarazarme. Pero es que como ya he comentado en algún que otro blog, sobre todo desde que descubrí verdaderamente lo que es ser madre dejé de verme capaz de cuidar a un niño pequeño y a un recién nacido a la vez. Decidme que soy débil o cobarde, lo que queráis, pero yo no me veo así. Y admiro a la gente que lo hace, admiro a mi amiga B. que tuvo tres fabulosos retoños en cuatro años, o a Mama en Alemania, que en muy poco tiempo también está construyendo una gran familia, lo admiro de verdad, pero yo no me veo capaz de afrontarlo con éxito. Y sudores fríos me entran cuando pienso en mi amiga R. que con un niño de cuatro añitos se fue a buscar a la parejita y le vinieron mellizas, agggg!!! A todo esto hay que pensar que yo trabajo fuera de casa, y de momento o nos toca la lotería o no puedo permitirme dejar de hacerlo, aunque sea con la jornada reducida, y de ayuda, pues más bien poca, mi suegra para urgencias y para de contar, porque mi familia vive a 50 minutos, que no son muchos si lo piensas, pero prácticos para este tipo de asuntos pues tampoco.
Ya veis así estoy yo con estas disyuntivas en viernes por la tarde y a todo esto mi marido ya lleva unos días que no deja de sacarme el tema cada vez que tiene oportunidad con una sonrisa de oreja a oreja ... ¿nos ponemos a la labor otra vez cariño?

jueves, 23 de septiembre de 2010

Empatía.

- No hemos tenido más de cuatro citas y tú ya quieres hablarme seriamente.
- Cuatro citas y la sensación de que estás convirtiéndote en alguien realmente importante para mí. Me gustas mucho.
- Pero ya me dijiste que había alguien más, ¿ha cambiado eso?
- No exactamente. Por eso quiero serte sincera.
- Pues vomítalo ya.
- Que me importas implica que no quiero hacerte daño.
- Creo que eso lo intuyo.
- Créeme, me importas. Por eso debes saber que si decides apostar por lo nuestro la partida será a tres bandas. Hay alguien más y a ese alguien lo quiero mucho, no voy a poder dejar de quererle, no es algo posible, pero no puedo tenerlo en exclusividad porque él me quiere a mí pero también quiere a su esposa. Ama a dos personas a la vez. Yo he aceptado vivir así, pero quiero que sepas toda la verdad y lo que tendrás si sigues conmigo. No habrá engaños, tú sabrás siempre donde estoy y si estoy con él.
- Desde luego esto es una sorpresa, aunque agradezco que me hayas hablado de todo esto con tanta franqueza.
- ¿Y entonces?
- Pues que creo que voy a ser la envidia de mis amigos.
- ¿Y eso?
- Pues porque voy a poder lo mismo que hacen ellos pero con tu permiso!

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Aventuritas.... en el cine por favor.

Los buenas épocas son el preludio de las malas y viceversa. Si la semana pasada contaba contenta en este blog las bondades de este nuevo septiembre. Esta semana esto ha cambiado. Y es que cuando la cosa empieza a torcerse lo hace de tirón. Ley de Murphy pura y dura. Todo empezó el viernes cuando las lluvias torrenciales que cayeron en la zona anegaron parte de nuestro parquing, en principio no nos afectó demasiado ya que tanto las dos plazas de nuestra propiedad como el trastero quedaron justo en la zona seca, pero bueno el follón fue impresionante igualmente y además como buenos vecinos que somos ayudamos a los afectados en su tarea de salvamento de trastos y cacharros varios que para eso existe el trastero y se le hace honor a su nombre.
El fin de semana hubo tregua, buen clima tanto en el exterior como en el interior de casa. Mi niño reemprendió las clases de "patronatación" (en mi caso va con su padre no con su madre) y se portó muy bien. Largas siestas, una comida familiar, saludables paseos, algo de organización de armarios, en fin un par de días productivos y relajados en el hogar. Pero el lunes volvieron las tormentas y no sólo las metereológicas. Llovía sin parar así que decidí ir a buscar al peque a la guardería prontito e irnos directos a casa sin hacer la parada técnica de cada tarde para ver a la abuela paterna porque ésta vive delante de un parque al que solemos ir y eso implica que si paraba tenía churro asegurado de mi niño al querer ir a jugar allí y no poder dado que caían literalmente chuzos de punta. Las primeras decisiones son siempre las acertadas pero para no tener "pitote" suegril y dado que ahora estamos en una fase de buen rollo que no quería amargar la llamé para avisarla de mi plan al salir del Carrefour de hacer la compra. Evidentemente a la abuela el plan no le gustó, cómo iba a estar ella un día sin ver a su nieto, ya ves que cuando tiene otros planes como una merienda con amigas pasa de nieto y de todo, pero bueno no iba a hacer yo leña del asunto así que le dije que bueno que recogía al nene y me venía un poquito a su casa, y para mis adentros pensé que probablemente sería más simple capear el churro del nene que el de la yaya.
Fui a buscar a mi hijo y me planté en su casa no sin antes tener que presenciar una soberana pataleta de mi retoño al ver que tenía el parque delante de sus narices y no lo pisaba. Ni que añadir que lo de decirle que llovía mucho y tratar de razonar con él no funcionó. Así que llegó a casa de la yaya lloroso a más no poder. Mi suegra lo consoló con una bolsa de gusanitos, no me gusta que le de chuches entre semana pero como ya había tensión en el ambiente me callé la boca. Se le pasó el disgusto al nene y se puso a jugar por allí más feliz que una perdiz. Yo miraba por la ventana y veía que el tiempo pintaba mal pero no quise hacer la visita tan corta para no enfurrañar a nadie. Por fin decidí que era hora de marchar y por supuesto mi hijo no quería irse, como mi suegra estaba en plan "tocamelasnarices" no ayudaba en nada, ella es así cuando se tuerce se tuerce, y ale a fastidiar. La tormenta de fuera arreciba, y dentro no os quiero contar. Con todo logré irme y aunque mi casa está a 10 minutos en coche de la de la yaya no veáis qué viaje más largo se me hizo, ni que hubiera ido a China, xdddd, el cielo negro, el agua caía como si alguien me la tirara a cubos por encima del capó, la carretera era una piscina, y yo muda, blanca como un papel y con un nudo en el estómago conducía con la máxima precaución rezando para llegar cuanto antes. Por supuesto no le conté nada a mi marido, no quería preocuparle.
Pero ayer tarde como hacía bueno salí de la guardería y me fui al parque con mi hijo, llamé a mi suegra para decirle que estaba allí y que viniera cuando ella quisiera. Llegó al cabo de un buen rato y cuando le conté el susto que había pasado con el coche y le alegué que las primeras ideas son siempre las buenas porque de haber hecho caso a mi intuición habría estado pronto en casa y me habría evitado el mal trago en la carretera, su respuesta fue la total indiferencia, me cambió de tema y empezó a quejarse de su dolor de pies, en fin que por un oído entró y por el otro le salío. Paciencia y más paciencia.
Y ya para rizar el rizo ayer llegamos a casa por la tarde y sorpresa, unos cacos habían entrado en el parquing (pobre parquing lleva la negra) y nos habían saqueado el trastero además de romper los cristales de varios coches y robar algunas pertenencias.
En fin que esperemos que todo se quede con esto pero me da a mí que una vez que empezamos mal vamos!

lunes, 20 de septiembre de 2010

La cara y la cruz.

Este fin de semana sin duda ha sido un fin de semana para la historia en mi tierra Aragón. La cara dulce ha sido el éxito del Gran Premio de Aragón en Motorland (Alcañiz), que esperemos no sea el único. La cruz la pérdida del gran Jose Antonio Labordeta, un aragonés único sin duda alguna, admirable en todas sus facetas. Con él finalizo esta breve reseña de lunes.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Con un poquito de rutina se puede ser muy feliz.

No todos los días son igual de buenos, con niños ya se sabe, pero en general puedo afirmar con una sonrisa de oreja a oreja, que la rutina, la bendita rutina se ha instaurado por fin en casa. Pronuncio esa palabra y casi me suena a magia. Y es que aunque parezca mentira el buen ambiente que nos ha llevado a casa es maravilloso. Mi hijo sigue teniendo sus rabietas claro está, pero vaya son más suaves y más reconducibles que hasta hace bien poco. Os cuento.
Por la mañana lo despierto yo y como entro a trabajar antes que mi marido, él se encarga de darle el desayuno, asearle y vestirle ante de salir de casa así como llevarlo a la guarderia y allí el niño se queda tan campante y feliz con sus amiguitos. Yo lo recojo sobre las cinco de la tarde, a esa hora ya ha hecho la siesta, dos horas mínimo cada día, y ha merendado. Nos vamos al parque aprovechando que todavía no hace frío. Jugamos un buen rato allí, nos encontramos a algunos de sus amiguitos de la guarderia, aprovechamos para hacer "popó", sí la regularidad intestinal también se ha plantado en la vida de mi hijo por fín y todos los días me toca improvisar un tenderete para cambiar el pañal en algún banco cercano, y finalmente nos cuesta marchar cuando llega la hora de irnos. A veces damos un paseíto con la abuela paterna también si no es muy tarde o vamos a tomar un zumo por ahí. Entre las siete y media y las ocho llegamos a casita, cenita, bañito, bibe y a dormir. Me acuesto con él en la cama de abajo, tengo una practíquisima cama-nido en su habitación que se saca con facilidad gracias a sus cómodas ruedas y a sus fabulosos tiradores. Apagamos la luz y le cuento cuentos de memoria, si pillamos un libro estoy perdida porque empieza a desmadrarse el asunto, cantamos canciones y finalmente se duerme, a veces también yo. Por cierto a las mamis que leeis mi blog quería pediros que me pasaráis canciones para cantar a los nenes, mi repertorio es bastante breve y me gustaría ampliarlo, cuento con vosotras. Después sobre las diez empieza mi noche sin niño. Aprovecho para hacer alguna tarea de casa, o me pongo al día con mis series, o bloggeo, o leo libros, o simplemente disfruto de estar con mi marido. Y así transcurren nuestros rutinarios pero tranquilos días. Como rezo en el título del post, estas "miajicas" de rutina han sido una auténtica inyección de felicidad y tranquilidad en mi casa. Qué dure la racha!

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Mi triángulo televisivo del mes.

Pasan los capítulos y cada vez conozco menos a Don Draper, ¿quién es realmente? ¿qué esconde tras su semblante impasible? Y a medida que voy avanzando en la segunda temporada, que por cierto ya me queda poco para finiquitarla, su personaje me intriga y me atrae más. No voy a poner en duda el estilismo de MAD MEN maravilloso, su espléndida fotografía, su ambientación perfecta, todo me agrada en esa serie. Pero la definición de personajes y los guiones son sublimes. Y Jon Hamm está que se sale, no en vano su Emmy a Mejor Actor Dramático está sobradamente merecido. Dicen que igual será el próximo en interpretar a Clark Kent en la gran pantalla pero yo allí sólo puedo ver a Don Draper, nothing more.
Soy muy fan de esta serie desde que hace poco tiempo cuando sucumbí a sus encantos cientos de veces recomendados por mi padre en primer lugar y por muchos de vosotros compañeros bloggers en segundo término. Y la recomiendo encarecidamente a quien todavía no ha tenido el privilegio de ver esta obra maestra de la televisión actual, sí, sí, no tengo pelos en la lengua, es obra maestra sin duda alguan.
Y como no quiero que me de un empacho "madmeniano" y aprovechando que con la vuelta a la rutina en mi hogar mi hijo se duerme prontito, sobre las nueve y media de la noche suele estar ya planchando sábanas, bañado, cenado y con las cancioncitas de turno contadas y los cuentos recitados, mi agenda de series se ha visto ampliada con el visionado de dos nuevos "caramelos".
Por una parte la cuarta temporada de BROTHERS AND SISTERS, serie que soy consciente que no es nada del otro mundo pero que yo sigo desde hace tiempo y a la que tengo cierto cariño, ya me siento como una Walker más, no puedo evitarlo, y también de la revelación cómica del año, la fantástica MODERN FAMILY. Estas dos últimas las veo en FOX, MAD MEN no que la veo a mi ritmo, y aprovecho a felicitar a los directivos de mi cadena favorita de televisión por haber modificado el horario de las series nocturnas, las diez es la hora perfecta y no las nueve y media, a esa hora nadie con una vida familiar-social-laboral normal puede sentarse a ver algo en la tele xddd!!!

lunes, 13 de septiembre de 2010

Cinéfilo precoz!

Llevaba muchos días queriendo contar la vena cinéfila de mi nene, con hondo orgullo y satisfacción, pero los acontecimientos de los últimos días han retrasado este momento.
Mi hijo no es de los que se han entretenido con la tele, de bebé casi nunca le ponía delante de la pantalla, de hecho me regalaron un Baby Einstein y si bien lo probé alguna tarde le interesó más poco que una conferencia sobre el derrape del caracol, o sea, nada. Con el tiempo alguna vez traté de ponerle algún capítulo de Pocoyó y duraba atento a la pantalla dos nanosegundos. En fin que si bien alguna amiga me decía que a su peque lo tenía algún ratito entretenido con la "caja tonta" en mi caso nunca fue algo posible. Tampoco quería convertirle en un teleadicto antes de tiempo así que debo reconocer que me gustaba la escasa afición que le tenía mi hijo a la pequeña pantalla. Con las pocas cosas que se entretenía era con "Fama a bailar "cuando hacían coreografías, entonces sí que quedaba obnubilado por el baile, pero nada más.
Con los dos años la cosa cambió y desde principio de verano sí observé que por la mañana mientras desayunaba se quedaba atento a los dibujos del canal Clan que iban de fondo en la tele de la cocina: "Juega conmigo Sésamo", "Las tres mellizas", "El jardín de los sueños", etc.
Después empezó a tararear y bailar las canciones y su padre y yo nos lo pasábamos en grande de buena mañana viéndole tan feliz y de tan buen humor.
El resto de día nada de tele y menos en verano con la de cosas que uno puede hacer fuera de casa. Pero un día estas vacaciones en el pueblo mientras cenábamos empezó una peli en Disney Channel creo recordar sobre un perro que hacía karate, cine infantil 100%. Mi hijo se quedó alucinado y acabada la cena me pidió tomar el bibe en el sofa para continuar viendo a ese "guau" tan cañero. Como estábamos de vacaciones y con el horario distorsionado no me importó. Sorprendentemente la vió todita entera y sin parpadear.
Al día siguiente en Aragón Tv echaban un clásico del cine de aventuras, "Los tres mosqueteros", y más de lo mismo, anonadadito se quedó mirando la película y riéndose con cada giro de Gene Kelly con la espada. Así que ya podéis ver a Aru tan cinéfila ella en sus buenos tiempos y tan feliz con el hecho de que a su retoño le guste el cine. Ya veremos como se va perfilando el tema pero ya me veo dentro de poco con él en el cine a ver lo último de Pixar, aissss qué emoción!!! Pero soñar sale gratis.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

En estado de shock.

Tengo mucho de lo que escribir, ya lo dije la semana pasada, pero lo que ha sucedido hoy merece mención especial, aunque todavía me encuentre en estado de shock por la noticia. Mi mejor amiga se ha separado. Me ha llamado hace una hora y me lo ha contado así a bocajarro. Hacía días que sospechaba de una infidelidad, su matrimonio no iba bien desde hacía mucho tiempo, yo era consciente, en realidad sabía que aquel hombre no le convenía nada a mi amiga, pero tenían siete años a sus espaldas y una preciosa hija de 3 primaveras, era complicado. Finalmente ayer se decidió a leer su mail, algo que jamás había osado a hacer, y sorpresa... encontró mensajes de la amante muy pero que muy explícitos. En fin un jarro de agua fría y la terrible confirmación de una sospecha que mientras lo fue la hizo pasar malos ratos, pero que cuando dejó de serlo la hizo tomar la decisión de levantar la tapa, sacarlo todo a fuera y llamar a su marido para decirle que lo sabía todo. Él volvió a casa, le contó que ya no la quería y que quería separarse desde hacía tiempo. En fin insisto terrible. Y es que es algo tan visto y revisto en el cine, en la tele, y ahora vivido de cerca en el mundo real y con todo estoy que no siento las piernas. Ni que decir que no he sabido casi ni qué responderle a ella cuando me lo ha contado todo, y he rompido a llorar, horror, qué mala amiga soy! De verdad decidme qué hacer, cómo actuar, ¿os ha pasado algo similar a alguno de vosotros? Sigo en estado de shock.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Mi descubrimiento de la semana.

El hecho de que me lea un libro de más de 200 páginas en menos de 24 horas simplemente implica que el libro me ha fascinado, y más teniendo en cuenta que durante esas 24 horas también he trabajado, he jugado y he atendido correctamente a mi hijo, he dormido y me he alimentado, es decir que no las he dedicado completamente a mi pasión lectora.
AL SUR DE LA FRONTERA, AL OESTE DEL SOL es el primer libro que devoro, porque eso es devorar y lo demás tonterias, de Murakami, y creedme no será el último.
Paul Auster me enamora pero este autor japonés acaba de sorprenderme muy agradablemente.
Mi escritor neoyorkino favorito suele trazar una línea muy fina entre la realidad y la imaginación de modo que en muchas ocasiones confluyen de modo y manera que una servidora se cree más lo imaginario que lo real, de hecho este juego está muy presente en el último libro suyo que he podido disfrutar, UN HOMBRE EN LA OSCURIDAD.
Murakami en AL SUR DE LA FRONTERA, AL OESTE DEL SOL va más allá con este tema de la realidad y la imaginación, y nos presenta en su libro a un hombre al que sus recuerdos y sus obsesiones adolescentes le pueden llegar a jugar una muy mala pasada.
Yo como buena cáncer que soy tengo una afición casi enfermiza a perderme en mi imaginación, a veces mi entretenimiento favorito es ese, imaginar historias en mi cabeza, y en ocasiones lo hago con tanta precisión que casi me las creo (pena que no sea buena transcribiéndolas), así que mientras conduzco, o paseo con mi hijo, o incluso a veces en la oscuridad de mi habitación antes de dormir, mi mente no para de dibujar y dibujar en un círculo sin fin.
De ahí que la historia que nos cuenta Murakami en este libro me haya cautivado tanto porque en cierto modo he empatizado con el autor, aunque mi vida no tenga nada que ver con la suya o sí tenga que ver mucho...
No diré nada más por si alguien quiere animarse con el texto.