miércoles, 30 de junio de 2010

¿Y para qué seguir las normas?

Tener un hijo es una aventura constante, y tenerlo de dos años recién cumplidos más, y es una aventura muy contradictoria, ya no sólo porque no sabes cada día al levantarte qué parte de tu casa o de tus objetos preciados destrozará, sino que después sabes que tras la rabia contenida y la consabida regañina te lo comerás a besos. Porque lo quieres con locura y se lo perdonas todo.
Mi reloj de mano pereció bajó sus garras, también lo hizo un bonito tres en raya de madera que decoraba en solitario el mueble más bajo del salón (inocente de mí pensaba que la madera era irrompible, craso error), ahora el mueble se decora a él mismo, ningún otro objeto accede a ocupar el lugar del malogrado juego de mesa. No les culpo, les comprendo más bien. Mi flamante Macbook anda escondido en un lugar recóndito del hogar, como si de la resistencia francesa se tratase en plena II Guerra Mundial con el acoso nazi en constante persecución.
Ahora a esta emoción le añadimos la famosa "OP", siglas de la operación pañal, puesta en marcha el pasado lunes con resultados bastante decepcionantes, todo lo contrario que los de la Selección Española, menos mal. Y es que es una cosa muy bonita de ver eso de enseñar a tu hijo a controlar los esfínteres y decirle que el pipi y el popo se hacen en el orinal, sí, o en el WC convenientemente adaptado para la ocasión, pero no, el nene se pasa la tarde sentado en el orinal como si del sofá se tratara y va y para hacer sus necesidades se levanta y lo hace en medio del parquet del salón. Pero qué alternativo que me ha salido este niño, ya de bien pequeñito a contracorriente. En fin sólo llevamos tres días con este protocolo e imagino que va para largo pero bueno más vale que tenga a mi paciencia y a mi fregona listas y a punto.

lunes, 28 de junio de 2010

Celebrate good times, come on!

El viernes pasado hizo un año que Michael Jackson nos dejó, me acuerdo porque no han parado de machacarlo en todos los medios y también porque al Rey del Pop se le ocurrió morirse el día de mi cumple, así para que no olvidase la fecha nunca. La Selección Española también quiso sumarse a las celebraciones por mi aniversario de nacimiento ganándole 0-2 a Chile, pasando a octavos de final del Mundial 2010 y vistiendo de azul, mi color favorito. Algo muy bonito de ver realmente.
De paso aprovecho para contaros que, aunque parezca mentira, ya cumplí 34 y que es maravilloso esto de sumar años, canas y arrugas. También es muy estupendo que te felicite mucha gente, ahora con las redes sociales, los mails, los móviles, el teléfono, el telégrafo, las palomas mensajeras, los tarros de Danone conectados por una cuerda, me ha felicitado mucha peña, que si los de LA REDOUTTE, que si los de ATRAPALO, que si los de TEXTURA, bueno una maravilla, cuánta gente me quiere xddd!!!
Pero lo mejor del día fue recibir un precioso reloj de manos de mis chicos a primera hora de la mañana, qué monos! Lloro de emoción sólo con recordarlo.
También lloro de emoción al recordar que el que me regalaron el año pasado mi hijo lo destruyó en una de sus embestidas-churro habituales rebatiéndolo contra el suelo de la cocina.
En fin la vida es bella y más bella será el viernes próximo si nada se tuerce porque la menda pillará vacaciones y se largará a Mallorca unos días. Va voy a contaros un secreto, el Rey me deja Marivent unos días en julio ahora que él no está allí aún, bueno dejarlo no me lo deja, me lo alquila que hay crisis, pero nada caro, precio de amigachos. Si nada me lo impide prometo hacerle la petaca a la cama de la Leti, y en agosto me reiré un rato.

lunes, 21 de junio de 2010

Orgullo patrio.

Hoy todos los españoles deberíamos estar felices y contentos, juega nuestra selección y eso en época de mundiales debería ser algo que nos orgulleciera y nos alegrara el día, pero el miércoles el partido de Suiza lo cambió todo.
Fue como el incidente en la estación Cisne, boooom, fundido en blanco y así se quedó la mente de todos los que adoramos a la Roja.
No voy a comentar nada más, no quiero, ni debo, no, así que el post de hoy irá por otros derroteros.
Sin duda este lunes no es un lunes alegre para los españoles, ni aún a sabiendas de que el FMI ya no nos mira con tan malos ojos, no. Hoy es el lunes en el que todos hemos descubierto que en nuestra Casa Real han perdido el juicio en cuanto a moda, estilismo y buen gusto se refiere. Está claro que hay crisis pero hay veces que con cuatro trapitos del Zara una va más mona que "pa" que, si se siguen unos mínimos criterios.
Y si no veamos y juzguemos estas fotos:

La primera dama goyesca de la izquierda, recién salida de cualquier obra pictórica del ilustre aragonés, es nuestra Infanta Elena, sí la misma, ajusten bien sus lentes. Ahora empezamos a entender porque Marichalar la dejó, era imposible que la moza luciera medianamente estilosa. Sin duda Elenita quiso dejar constancia su procedencia española y también porque no decirlo, su ridiculez. La infanta de la derecha, es Cristina, sí, aunque bien podría hacerse pasar por una dama élfica de cualquier obra tolkiniana si se quitase ese poco favorecedor peinado. El palo del medio es Urdangarin, no comentaremos nada acerca de él.




La siguiente foto nos muestra al Principe Felipe, muy con su estilo marinerito militar, como si estuviera haciendo la primera comunión eternamente, acompañado de... ohhh Dios mio, la novia cadaver de Tim Burton, aisss no, pero si es la Reina Blanca de ALICE IN WONDERLAND, aiss no, pero si es Letizia, sí con un simple click al zoom me he dado cuenta. Por favor que alguien se comprometa a sacarla a paseo todos los mediosdías por los jardines de palacio para que le de un poco el sol, está tan pálida que parece que haya dejado para siempre el mundo de los vivos. Ese nude y ese tono de piel no se casan nada, ni aunque nos encontremos en un enlace matrimonial.

Finalmente os dejo con una imagen fabulosa de los novios contrayentes para que veáis que lo del mal gusto venía ya de serie, ni la novia lo tuvo a la hora de elegir marido, y no, no es Truman Capote de joven:


viernes, 18 de junio de 2010

Brrrrrrrrrrrr!!!

Demasiado entusiasmo teníamos los españoles con este Mundial tras nuestro reciente triunfo en la Eurocopa 2008. Incluso yo que personalmente que soy más bien mujer de poca fe creía firmemente en la Roja. Pero el miércoles me quedé atolondrada ante el lamentable espectáculo español ante Suiza. Vamos a ver es Suiza, jamás he conocido el nombre de ningún jugador importante suizo y si lo he hecho no lo recuerdo, por tanto no lo debió ser tanto. Suiza no es una favorita en fútbol, sí lo es para meter tus ahorros en uno de sus bancos, pero no con la pelota xddd. Y sin embargo ganó a España en el primer partido. Qué horror!!
Y para colmo recientemente descubro un blog televisivo fantástico de un escritor-periodista-actor argentino que entre otras cosas escribe para EL PAÍS y al que me he enganchado un montón (de hecho ya lo tengo en mi blog linkeado), y mirad qué perlas nos regala a todos los fans de la Selección Española:

http://blogs.elpais.com/espoiler/2010/06/argentina-s01e02-tocar-jugar-golear.html

http://blogs.elpais.com/espoiler/2010/06/argentina-episodio-piloto.html

http://blogs.elpais.com/espoiler/2010/06/espa%C3%B1a-s01e01-episodio-piloto.html

Demasiado "pa" mi cuerpo!!!

lunes, 14 de junio de 2010

Esto sí que es amor.

Casi dos años llevaba esperando esas dos simples palabras: "Te quiero". Dos días faltaban para el aniversario y ese momento se demoraba sin que ella pudiera hacer nada para avanzarlo. Deseaba tanto que llegase pero no llegaba, no. Lo quería tanto, sin duda desde que había aparecido en su vida, aquel amor se había convertido en lo más importante, lo más esencial, lo más vital, nada sería igual después de aquel 15 de junio de 2008. Ella era consciente.
Aquellos intensos ojos verdeazulados, aquella sonrisa traviesa e ingenua. Él es sin duda el hombre de su vida. Así que cuando anoche bajo la luz tenue de la lámpara en forma de estrella de su habitación, después de haberle leído su cuento diarío, haberle acurrucado y haberle dado el beso de buenas noches, él pronuncio aquel tímido y primerizo: "Te quiero", ella rompió a llorar y se emocionó tanto que no pudo evitar pensar que aquel era el momento más feliz de su vida. Ella por supuesto soy yo, y el amor de mi vida por supuesto se llama Alex, y mañana cumple 2 añitos, felicidades tesoro!! Te quiero!!!

viernes, 11 de junio de 2010

Absolutamente Glee.

No he sido nunca fan de NIP/TUCK, he visto algún capítulo suelto pero jamás me enganché, no supe entrever aquello que todos los que la veneraban trataban de explicarme que tenía, e imagino que debía tenerlo dado el éxito de la serie y su prolongación en varias temporadas.
Así que tampoco el nombre de Ryan Murphy me llamaba la atención especialmente pero cuando Mer recomendó GLEE en su blog una lucecita se encendió en mi cerebro y pensé: "Tengo que ver esta serie".
Y cuando FOX la estrenó en España empecé a verla y me gustó, me gustó mucho desde el mismísimo piloto. ¿Por qué?



Veamos GLEE es ante todo un musical, y a mí me gustan los musicales, sobre todo si tienen fabulosas canciones adaptadas cantadas por sus protagonistas del modo que lo hacen los de GLEE y con sus no menos fabulosas coreografías y puestas en escena cuidadas al detalle. GLEE tiene todo eso y además su BSO es increíble. Yo la llevo en el mp3 del coche y no paro de vociferarla (a lo mío no se le puede decir cantar, sería demasiado atrevido) a los cuatro vientos a diario. Desde el ya famoso duo Rachel-Finn con el que enamoran al profesor Schuester y a toda la audiencia "Don't stop believing", pasando por algunas mezclas fantásticas como la de "Don't stand so close to me/Young girl" o grupales de infarto como el "Proud Mary", en fin una golosina auténtica para los oídos.
Cada capítulo ya vale la pena sólo por ver los números musicales, esto para empezar.
Pero es que la cosa no acaba ahí. GLEE es una serie teen, pero no una serie teen al uso. Es una serie teen que gusta a los que normalmente no vemos series teen. Tiene personajes, personajes geniales que me encantan. Rachel por ejemplo está condenada a no ser nadie importante en el instituto, debería conformarse con quedarse invisible ante los ojos de los demás pero no lo hace. Ella quiere ser alguien, y por eso aprovecha el Glee Club y su talentosa voz. Aunque está claro que en un lugar así compuesto por los más freaks del insitituto su gloria muchas veces se queda atrapada tras la cortina de humo de los convencionalismos que imperan en el territorio hostil que supone aquel lugar para ella. Me encanta la escena del capítulo "Hello" en la que tras volver de las regionales con un subcampeonato en el bolsillo el Glee Club es recibido una vez más por los deportistas guays del instituto con unos granizados tirados sobre la cabeza. La vida es así de dura.
Y qué decir de Finn, chico deportista y sanote, predestinado a obtener una beca de deporte para ir a la universidad y salir con las más guapas animadoras, pero ahí está él, hecho un lío, atrapado entre el basket, el baseball y el Glee Club, ah y no olvidemos su follón amoroso entre Quinn y Rachel.
Y Will Schuester, la verdadera alma del Glee Club, luchador incansable por la causa contra viento y marea, más bien contra la pérfida Sue Sylvester, otro personaje genial al que adoro. Me encantan sus maquiavélicos planes de destrucción del Glee Club muy dignos del mismísimo Darth Vader.
En fin toda la galeria de personajes tiene su encanto y sobre todo el formato innovador y vistoso en el que se enmarcan es otro de los principales atractivos de la serie. No hay medias tintas, porque en el mundo de GLEE no caben las medias tintas.
Los buenos son muy buenos, y los malos son muy malos. No hay más. Una gozada para las noches de los miércoles que nada tiene que ver lamentablemente con las producciones teen españolas al estilo FÍSICA O QUÍMICA insufribles las mires por donde las mires.

jueves, 10 de junio de 2010

Gente que vale la pena.



El mundo contiene a dos tipos de personas, las que valen la pena y las que no. José Luis Sampedro, hombre inteligente y sensato donde los haya, sin duda alguna pertenece al primer grupo.

viernes, 4 de junio de 2010

Lo que escucho... 2a parte.



Descubrimiento reciente y con sonido muy refrescante, The Drums y su "Let's go surfing".



Cada día me gusta más esta chica, Alicia Keys!



Una estupenda canción de los estupendos One Republic, "All the right moves".

Qué paséis un buen fin de semana!!

jueves, 3 de junio de 2010

What I'm listening... 1a parte.


Lo último de Keane... buenísimo!!!!



Glee always Glee, terapia perfecta para la depre post-LOST.



Los geniales Black Eyed Pies, ¿alguien va al concierto de Bcn el 3 de julio?