viernes, 23 de abril de 2010

Fenómenos inexplicables.


Este cardo borriquero es la pareja de hombre más cañón que ha pisado la tierra hasta el momento... ¿es o no es un fenómeno inexplicable? Muerta me he quedado!

martes, 20 de abril de 2010

La secta.

Casi cuatro años después de este sueño, una pequeña parte del mismo por fin se cumple, y no, tranquilos, no me ha tocado la loteria y vengo a haceros envidia aquí, nada más lejos. Digo una pequeña parte porque en realidad era un caprichillo que tenía pendiente de regalarme a mí misma hace mucho tiempo y que por fin me he animado a dármelo, arrastrada un poco por la circunstancia de que mi antiguo portátil ha muerto, descanse en paz. Así que al fin me he comprado un Mac.
Y es que hace mucho tiempo que estoy tentada por una de las sectas más peligrosas que se conocen, la secta Apple, casi tan temible como la de la Termomix. Primero era una tentación pequeñita pero poco a poco su sombra se fue alargando. Y fue así porque una buena amiga cayó hace tiempo en los amplios tentáculos que la marca tecnológica de la manzanita extiende sobre todos aquellos a los que nos gusta en mayor o menor medida la tecnología. Después fue mi jefe quien sucumbió a los encantos de los Mac. Y más tarde muchos de mis compañeros de trabajo entraron en este camino de perdición. Así que era evidente que Aru tarde o temprano pasaría por el aro y así fue.
Ahora mi capricho se ha visto afectado también por el humo negro, no el de LOST, sino el del jodido volcán islandés que tiene en vilo a toda Europa, a mis tíos del pueblo retenidos en Praga y a mi flamante Macbook nuevo parado en Alemania.
Cuento las horas que restan para reunirme con él!!!!

martes, 13 de abril de 2010

Big may.

Mirando el calendario para preparar una escapadita sorpresa con mis dos chicos con motivo del cumple de mi marido a finales de abril, que si nada falla será a Valencia para ver el Oceanografic (a mi hijo le chiflan los animales), me he parado a mirar la hoja de mayo y de repente me he dado cuenta que el fin de semana del 22-23 de mayo puede llegar a ser bestial. Empezará con la final de la Champions ese sábado en el Bernabeu donde espero y deseo se encuentre el equipo de mis amores luchando por volver a ganar la preciada copa, y acabará con la finalísima de LOST con doble capítulo prevista para ese domingo y que si los rumores que corren por la red no son falsos la podremos ver en CUATRO en riguroso directo y VOSE. En fin un par de días de agarrarse que viene curva, un par de días inolvidables!

viernes, 9 de abril de 2010

Y aún persigo conejos blancos...


En una semana se estrena en nuestro país "Alice in Wonderland", el último trabajo de Tim Burton y este film lo veo en pantalla grande sí o sí. Hace que no piso una sala de cine desde que me fui a ver con mi madre la última peli de Woody Allen "Whatever works". Intento no perderme ni uno de sus estrenos anuales con la excepción del estreno de 2008 "Vicky Cristina Barcolona", que me pilló con el peque demasiado chiquito y no fui, aunque luego creo que tampoco perdí gran cosa. También trataba de hacer lo mismo con las producciones de Clint Eastwood aunque este año su "Invictus" se me ha quedado pendiente y tendré que verlo ya en la pantalla chiquita. Pero la Alicia de Burton la quiero ver en pantalla grande y con bol de palomitas regado de cola, la cuestión es innegociable. Así que ya he advertido a mi marido de la intención que llevo y dado que él disfruta de su afición, el enduro, cada vez que puede y con bastante asiduidad, y para ello yo ejerzo de canguro de mi hijo, ahora le toca devolverme el favor, y espero, vaya, exigo más bien, que no haya ningún tipo de peros a la hora de irme al cine tranquila a ver la película en cuestión.
Y es que Burton me encanta. Algunos dirán que anda demasiado ensimismado en su particular universo estético y que la historia pierde fuelle en sus manos pero para mí es tanta la fuerza que plasma en cada plano, en cada detalle, con la definición de cada personaje, que admiro su modo de hacer cine de una manera irracional. Disfruté con su "Batman" (para mí sigue siendo la mejor película de la saga con diferencia), sigo adorando su "Eduardo Manostijeras", vuelvo a ser una niña con su "Charlie y la fábrica de chocolate", me divierto sobremanera con su "Pesadilla antes de Navidad" y su "Bitelchús", y la lista sería interminable, no puedo obviar su "Novia cadaver", su "Sleepy Hollow", su "Mars Attacks", en fin que la filmografía es larga y sumamanete interesante. Además con el paso del tiempo su estética cada vez más gótica y tenebrosa me fascina más, pena que no se haya encargado de dirigir alguna de las piezas de la saga de Harry Potter, le habría dado un toque especial realmente inquietante, sobre todo en los libros del final, que requieren más oscuridad si cabe. Esa mezcla de cuento infantil e historias para no dormir con la que imprime todos sus trabajos me atrapa. Saca a relucir mi yo más auténtico, el de la niña-adolescente que se pirraba por leer historias fantásticas con brujas y monstruos pero que de noche a veces antes de acostarme miraba debajo de la cama por si acaso alguno de ellos había saltado de la pantalla y se había colado justo ahí. Por todo eso estoy ahora como una niña con zapatos nuevos ante esta adaptación del clásico de Lewis Carroll. Además no sobra añadir que es una historia que me atrapó desde bien niña, era uno de esos cuentos que leía y releía miles de veces por la noches antes de acostarme, y también tengo que reconocer que últimamente y por culpa en parte de "Lost" el tema de las dualidades, los mundos alternativos, los espejos y los reflejos me tiene sorbidito el seso.

Actualización

Hoy he visto la Alicia de Burton y además en 3D. Realmente hay que aclarar que no es una versión más del clásico cuento infantil sino una continuación del mismo. Alicia tiene 20 años y en esta película vuelve al país de las maravillas para comprender por qué estuvo ya una vez allí y cuál era el verdadero fin de aquel increíble viaje. Como siempre Burton ha recreado el submundo de una manera maravillosa, como sólo él sabe hacerlo, y si además ves la película en formato 3D el espéctaculo es aún mayor.
En cualquier caso hay que aclarar que no se trata de otra vuelta de tuerca a la historia, ni Burton ha tratado de hacerlo ni el resultado ha sido ese. El film es otro divertimento puro, sin más. No es la obra maestra de Burton pero para una tarde de sábado es un plan perfecto.




jueves, 8 de abril de 2010

Sex in the city.

Empiezo a estar aburrida con el tema pero últimamente mis amigos sólo hablan de una cosa y ya se hacen cansinos: el sexo. Y para nada soy Carrie Bradshow ni ellos son sus amigas pijas, glamourosas y neoyorkinas. Y no sólo ellos, me pasa casi lo mismo con los compañeros de trabajo. No es que no me divierta hablar sobre el tema un rato y echar unas risas, y ya no digamos el practicarlo pero al final es como todo, divagar sobre lo mismo siempre se convierte en un puro rollete. La cuestión es que empecemos con el tema que empecemos siempre acabamos en lo mismo. Y si además estamos de fiesta y algunas copitas acompañan la conversación entonces llegamos a los derroteros descritos mucho antes.
El sábado pasado celebramos el cumple de mi amigo J. Es el mayor del grupo, de hecho cumplió 43, muy bien llevados por cierto. Fuimos a cenar y vinito por aquí vinito por allí. Luego reservamos una sala para fiestas privadas en un pub al que solemos ir y copita por aquí copita por allá. Yo me dediqué como hago muchas veces a alternar un poco, conversación por aquí, conversación por allá, e hice una prueba, contar en cuántas de las conversaciones de la sala había el mismo tema al que ya me he referido. Bingo, en todas se hablaba de sexo menos en una que se hablaba de fútbol. Ni que menos decir que me quedé enganchada a esta última.
Y es que veamos, desde que nació mi hijo, antes incluso porque en el embarazo mi vida sexual fue casi nula, el sexo lo practico digamos que de Pascuas a San Juan. Me gusta "of course" pero entre dormir el poco rato del que dispongo, o follar, voto lo primero de calle, el cansancio me puede. Así que aventuritas sexuales puedo relatar más bien pocas. A mi marido siempre le digo lo mismo vale más calidad que cantidad hombre. Y él no sé si está muy conforme pero imagino que se ha resignado conmigo. En cambio hablar de fútbol, del Dios Messi, o del orgasmo que realmente nos produciría a todos los culés ganar la Champions en el Bernabeu, eso... eso es muuucho más fácil! Y al fin y al cabo es casi tan divertido como el sexo, jaja!!!