Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2009

Rebienvenidos a Wisteria Lane!

Por sexta temporada consecutiva ya he vuelto a Wisteria Lane. Yo no fallo a esta cita anual con mis MUJERES DESESPERADAS favoritas. Y menos ahora que yo misma anda bastante desesperada entre mi suegra, un nuevo resfriado con fiebrón para mi hijo, y el trabajo, el siempre desesperante trabajo.
Retomé la vida de estas cuatro maravillosas féminas anoche en el punto en el que una de ellas volvía a recuperar a su gran amor y contradicciones de la vida estaba a punto de perder a otro de sus seres queridos, su hija; en el momento en el que otra de ellas decidía dejar de ser una buena y amargada "niña", para empezar a ser un poquito más mala y más feliz, aunque siempre con sábanas limpias y muchas flores; en el instante en que la más fuerte y la más dura rompía su coraza otra vez para mostrarnos un poco más el por qué es como es, y por eso la adoramos; y cuando a la última de ellas, mi favorita por cierto, estaba a punto de agrandar su prole por dos más, aunque justo en ese momento d…

Juliet en el cisne.

Las season finale de LOST siempre son alucinantes, terriblemente emocionantes y llenas de instantes televisivos para la historia. Todos ellos se merecen un post en mi blog al menos, unas palabras de agradecimiento a las personas que hacen posible esta serie tan increíblemente genial. Sin duda hacen mi vida un poco más feliz. Hasta anoche mi favorita era el final de la tercera temporada y ese Charlie agonizante en la estación submarina. La piel de gallina se me pone al recordarla. Los otros tres finales (primera, segunda y cuarta temporada) también habían sido impresionantes pero repito el de la tercera era mi predilecto, mi ojito derecho. Pero anoche por fin vi "The incident" y mi vida cambió. Ese fundido en blanco final y sus 82 minutos previos marcaron mi existencia para siempre, os lo juro. ¡Cuánta información y qué bien resumida en sólo dos episodios! ¡Cuánto contenido vacuo hay en otras series! ¡Qué diálogos tan cortos, precisos y concisos! Encaje de bolillos televisivo s…

Muerta!!

Muerta estoy desde anoche a las doce y media. Y no, no es que mi suegra me haya matado y ahora quien os escribe desde este blog sea mi propio fantasma, nada más lejos. Lo que me ha dejado muerta y creo que aún voy a acabar de morir más, es el principio del fin de la quinta temporada de LOST. Ya sé que todo el planeta sabéis de qué va. Sé que todo el mundo ha visto el capítulo doble de la season finale de esta temporada tan emocionante titulado "The incident". Pero yo anoche me quedé a las puertas. Vi de tirón el 5x13 (Some like it Hoth), 5x14 (The variable) y 5x15 (Follow the leader) y ya era tan tarde y tenía tanto sueño que preferí posponer el climax de la serie para hoy. Aunque ande tensa todo el día esperando ese momento como aquel que espera el día de su boda o el día de su divorcio, quien sabe.
Son tantas las preguntas que genera esta serie a estas alturas que sumadas a las que ya llevamos acumuladas casi tenemos un número infinito de ellas. ¿Por qué ha muerto Daniel Fa…

Bad days.

Dice un antiguo refrán que Dios aprieta pero no ahoga, permitidme que lo dude. Dice el aburrido e insoportable Ronald Emerich que el fin del mundo va a suceder en 2012 en su última y seguramente -no lo he comprabado- aburrida e insoportable película. Yo creo que el fin del mundo empezó a acontecer de un modo silencioso y extraño anoche, justo cuando mi suegra volvió a casa, a su casa.
Mi marido, mi hijo y yo sabíamos que este momento llegaría, no ignorábamos que no viviríamos de "guays" en casa ajena por mucho tiempo. La culpa de esta situación es nuestra. ¿Quién nos manda vender nuestro piso antes de tener el listo el nuevo para entrar a vivir? ¿Quién? La prudencia, sí, ja, ja, yo ahora me paso por el forro a esta estúpida señora llamada prudencia. ¡Por el forro! Y ahora toca invocar a otra señora con quien no tengo mucho el gusto de relacionarme, la paciencia, para acabar de pasar el tiempo que nos quede en casa de la suegra lo más "apaciblemente" posible. Y tamb…

Viernes 13.

Como reza el título hoy es viernes 13 y esta mañana al amanecer he sentido escalofríos, una sensación de verdadero terror. Ni soy supersticiosa ni nada por el estilo pero una llamada anoche a las nueve de mi jefe me puso los pelos de punta, y es que mi jefe no llama ni a las nueve ni a las diez de la noche, él no se parece a Meryl Streep en EL DIABLO SE VISTE DE PRADA porque no lleva ropa de Prada, ni tampoco se cree que yo tenga que estar disponible 24 horas al día para él, pero cuando él llama fuera de horas algo terrible se avecina realmente. Así que al descolgar el aparato musité levemente:
- ¿Si?
En un tono tan suave y dulce que más bien parecía el de un angelito recién caído del cielo.
- Mañana reunión urgente a las nueve y media en (...).
Su tono parecía un trueno también recién caído del cielo.
- ¿Pasa algo?
Mi tono volvía a tener la calidez de un episodio de Tarta de Fresa.
- Mañana hablamos.
Su tono en esta ocasión tenía la calidez de la voz de Darth Vader. Y colgó.
Así que como comp…

Y de mis babas, un lago...

Mi hijo hace 15 días que no va a la guarderia. Pero ayer tuve reunión de adaptación con su tutora. Yo pensaba cómo va a adaptarse el pobre si desde que empezó no ha logrado ir casi ninguna semana completa a clase. La cosa es que el mocete se está adaptando, o al menos eso rezaba su informe de adaptación. Y ya no sólo eso, sino que según la ficha colgada en la clase y "realizada" por él según el cartelito que había debajo, mi hijo no sólo sabe adaptarse pronto a las nuevas circunstancias, sino que es también un artistazo, vaya que Dali se retuerza en su tumba porque ha llegado mi retoño al mundo del arte. Notaréis cierto tono irónico en mi post. Y no es mi intención pero superada la hinchazón de mi persona toda ella al salir del bis a bis con la tutora, mi habitual escepticismo me hizo dudar de tanto logro y de tanta maravilla. Que sí que yo soy como todas las madres, que cuando hablan maravillas de mi pequeño me vuelvo loca y las babas inundan el suelo que piso, pero cuando …

No hay mal que por bien no venga.

Estas dos últimas semanas están suponiendo un pequeño paréntesis en mi vida como madre, no no es que haya dejado de serlo durante estos días, sino que una otitis poco oportuna y posteriormente un gripón del quince lo han alejado de mí estos días durante la mayor parte de la jornada. Os cuento. Mi suegra se dió de bruces contra el suelo hará cosa de un mes, no fue muy grave, una pequeña fractura en el hombro, pero ahora está de "baja" y "vacaciones" en casa de su hermana. Esto tiene su lado bueno y su lado malo.
El bueno es que como ahora estamos instalados provisionalmente en su casa hasta que no tengamos nuestro piso nuevo listo, y ella no está, la convivencia se lleva mucho mejor, es casi como si estuviéramos ya en nuestro propio hogar sin estarlo, ni pagar las facturas.
El malo es que ya no tengo canguro a mano aquí. Así que cuando tras la intensa jornada nupcial de la boda de un primo de mi madre en su pueblo mi hijo se puso con fiebre, una vez más causada por su…