jueves, 31 de enero de 2008

0 1 1 2 3 5 8 13 21 34 ...

In crescendo como la sucesiónde Fibonacci van los problemas y las complicaciones de mi vida estos últimos días. Todo empezó hoy justo hace una semana, en jueves, ya os he contado muchas veces lo poco que me gustan los jueves. Pues bien todo comenzó con un estúpido día en el trabajo, y a partir de ahí nada parece que acabe de salir bien. No ennumeraré la lista negra, no hace falta, líos en el trabajo, problemas familiares, y mi estado de ánimo a dos metros bajo tierra (guíño teléfilo) me han mantenido ausente y completamente agotada. La verdad es que los momentos malos te sirven para valorar los buenos, siempre he querido pensarlo, pero llevaba ya unos cuantos meses de buena racha, con mi embarazo, y tantas cosas buenas alrededor de mí, que francamente ya me había mal acostumbrado a este remanso de paz y felicidad. Pero bueno ya pasará, siempre acaba pasando, y algún día me daré cuenta de que las cosas vuelven a tranquilizarse y normalizarse, sé que será así. De momento a aguantar la tormenta, o tormentas, y a esperar que no empeoren. Menos mal que mi pequeñín desde dentro de mí no para de darme pataditas y cada una de ellas es una señal de ánimo tan grande y tan fuerte que no es comparable con nada del mundo, os lo prometo, y luego está mi grandullón, siempre al lado, siempre con esas justas palabras que necesito y que me hacen creer que realmente el cielo me ha sido regalado en vida. Por ellos dos, hoy puedo escribir estas líneas, aunque sea con los ojos emborranados de lágrimas. Un beso a todos!

jueves, 24 de enero de 2008

Día de perros.

Hay días que sabes que no deberías levantarte de la cama y sin embargo lo haces, te levantas y la jodes, perdonad el "palabro". Hoy era uno de esos días que se planteaba feo para mí, tenía que enfrentarme a mi primera comunicación de un despido a un trabajador de mi departamento, mal trago donde los haya y al que creo jamás me acostumbraré, y eso que era una persona que llevaba tan sólo dos meses en la empresa y no había superado el periodo de prueba. La cita eran las cinco de la tarde pero desde que he despertado no he dejado de pensar en ese crudo momento, los nervios me carcomían.
Para aliñar el día otra sorpresa inesperada me aguardaba, a las 13:45 hora local mi PC del trabajo ha decidido morirse, sí morirse y bien muerto, ha echado humo y olía a quemado y todo, no os digo más. Con él se han ido mis documentos y mi agenda del Outlook, el informático durante la tarde me ha preparado para lo peor y me ha dicho que es posible que no pueda recuperar mis ficheros perdidos. Afortunadamente tenía una copia hecha de mis documentos de hace dos días tan sólo, pero no de la agenda. Y es que la vida es irónica, justo ayer mi informático me comentaba la imperiosa necesidad de guardar todos mis documentos en el servidor general de la empresa tal como hacían la mayor parte de los empleados y tal como se estipulaba en las normas de la empresa, pero yo más chula que un ocho le contestaba que tomaba precauciones y hacía copias, no reconocía mi problema. Hoy el "Dios de la Informática" me ha castigado. Ya llevo dos penitencias, la que me ha impuesto Dexter por mentar a Norma Jean en el mismo post del que hablaba sobre Lindsay Lohan, y la que me he autoimpuesto yo misma por chulear al informático. Ahora me retiro para autoflagelarme. No merezco otra cosa. Vaya día de perros.

miércoles, 23 de enero de 2008

Estrellas estrelladas.

Abro esta mañana la web de Terra y leo anonadada la noticia de la muerte "accidental" de Heath Ledger y alucino. No hace ni una semana también muere en circunstancias sospechosas Brad Renfro (el niño de EL CLIENTE) y ninguno ha llegado a superar la barrera de los 30 años. ¿Qué está pasando?
Muchos han sido los actores de fama que han dejado este mundo a temprana edad y de forma poco clara, desde ese mito llamado Marilyn Monroe, pasando por el ídolo adolescente de los ochenta, River Phoenix, hasta los casos más recientes que acabo de comentar. ¿Por qué caen tan pronto algunas estrellas del firmamento? Y es que aunque algunas mueren, pero otras andan muertas en vida, o al menos eso pienso al ver algunas fotos de Lindsay Lohan pillada "in fraganti" en alguna de sus noches locas. Juzgad vosotros mismos, ¿parece o no que sea una escena de peli de zombies?


Imagino que no es tan difícil dejarse llevar, por el éxito, el dinero, la fama, contagiarse de todo lo que envuelve ese mundo artificioso de las estrellas de cine, saberte allá en lo más alto, intocable, un semidios, y probarlo todo, porque la vida son dos días, y no hay que perder el tiempo, y luego están las consecuencias, adicciones, delitos, o lo peor, muerte, suicidio.
Pero también por otro lado una vocecilla malévola grita en algún rincón de mi cerebro: "Son sólo una panda de malcriados!" Y mira por donde creo que esa vocecilla tiene toda la puñetera razón. Y es que a ver, tienen todo lo que quieren, y aún buscan más, ¿y qué pasa con nosotros, los jóvenes o no tan jóvenes (ahí me incluyo yo que ya tengo 31) de a pie? Lo tenemos más difícil, mucho más complicado que ellos, y no vamos por ahí haciendo el memo y dando el espectáculo. Lo que ellos se gastan en una fiesta es nuestro sueldo anual, sueldo que además nos toca sudar a diario, y bueno, no sigo porque me enervo, y si me enervo, me estreso, y eso no es bueno para mi pequeñín, porque efectivamente chicos, sí es un niño, confirmado ya. Así que ya paro, sólo quería dejar mi pequeña reflexión en el blog tras mi desconcierto de esta mañana. Y es que no me digáis, este mundo está loco, loco, loco!

lunes, 21 de enero de 2008

Reconciliación.

Tengo una buena noticia. Me he reconciliado tras mucho tiempo con el cine de Ridley Scott. Y ya era hora. El director de la maravillosa BLADE RUNNER o de la fantástica ALIEN había desaparecido del mapa y en su lugar alguien con físico similar pero con el cerebro girado se había hecho pasar por él y había rodado bodríos como EL REINO DE LOS CIELOS y UN BUEN AÑO. Afortunadamente el FBI por fin ha hecho bien su trabajo fuera de las pantallas y otra vez contamos en el mundo del cine con la presencia del bueno de Ridley, cosa de la que me alegro.
Y no hay prueba más irrefutable de lo que os acabo de contar que el visionado de la estupenda AMERICAN GANGSTER. Si el año pasado Scorsese me hizo vibrar en la butaca del cine con INFILTRADOS, este año ha sido Scott quien ha logrado que Aru alucinase con una de mafiosos. Una seguidora como yo de LOS SOPRANO no merece otra cosa todo sea dicho de paso.
La historia real como la vida misma narra las vidas paralelas aunque finalmente convergentes de los dos personajes protagonistas, Frank Lucas, el narcotraficante más poderoso de Nueva York en los setenta y de Richie Roberts, un avispado y nada corrupto policía. La dualidad resulta asombrosa y Scott no para de realzarla todo el tiempo. El primero es absolutamente moral en su vida privada y totalmente amoral en su trabajo, el segundo es todo lo contrario, tiene una vida personal nada recomendable pero es intachable en su trabajo en una época en que la corrupción policial es el pan de cada día. La ambientación setentera del Nueva York de la época está logradísima y los actores fantásticos. Denzel Washington es mucho Denzel Washington y rara vez nos defrauda. De Rusell Crowe no puedo decir lo mismo francamente pero esta vez le da la réplica muy bien a su parteneire y hace un papel muy convincente a mi modo de ver. El metraje es el adecuado porque la historia mantiene un ritmo interesante que no decae y que hace que no mires el reloj ni una sóla vez. Y es que poco a poco en la pantalla se van desvelando las piezas que harán que el policia Richie Roberts acabe montando el tremendo puzzle que tiene ante si y que tanto esfuerzo y dedicación le cuesta encajar. En definitiva AMERICAN GANGSTER es absolutamente recomendable. Alguien se anima a compartir su opinión.

domingo, 20 de enero de 2008

Matemáticas y misterio.

Me gusta el cine, lo británico, las matemáticas y las novelas de misterio y por eso era evidente que este fin de semana no podía dejar pasar la oportunidad de ver la última película, aunque no lo parezca, de Alex de la Iglesia, LOS CRÍMENES DE OXFORD. Viendo el trailer una ya imagina que el director bilbaino ha dado un giro radical a su carrera pero es que una vez te adentras en la historia te cuesta creer que un film de misterio tan clásico y con acento tan inglés haya salido de su mano. No en vano ha participado de la elaboración del guión basado éste a su vez en la novela del mismo nombre de Guillermo Martínez.
A mí os tengo que confesar que la película me encantó, tiene elementos que personalmente me fascinan y que ya he nombrado al comienzo del post por lo que no voy a repetirme. Tal vez lo que menos me guste es que al final el director deja todos los cabos tan bien atados y explicados que nada queda abierto para que el espectador cabile al salir de la sala, y a mí me suelen gustar más los finales abiertos. Pero quitando este detalle la película es puro entretenimiento, más de dos horas que se pasan en un suspiro, un homenaje a los libros de Edgar Alan Poe y de Arthur Conan Doyle, con un misterio que se va despedazando a cada paso, con una pareja de personajes principales que aunque no son policias se ven envueltos en la resolución del mismo, con un policia que sí lo es pero que anda completamente despistado, con una fascinante chica que enturbia la relación entre los protagonistas, con otros personajes que van confluyendo aportando datos a veces certeros y a veces no tanto, y bueno con esa localización tan británica, en el mismísimo Oxford, que le va que ni pintada.
No sigo hablando porque no quiero revelar ningún "spoiler" por si alguien quiere verla, pero si os digo que si sóis aficionados a los ingredientes que he nombrado al principio del post no os la perdáis. De buen seguro pasaréis un rato muy entretenido en el cine.

sábado, 19 de enero de 2008

Expulsiones.

La semana que cerramos ha sido calentita, calentita. El lunes expulsaron a Paco de Fama y poco después a Gallardón de las listas electorales del PP. No vi el programa del lunes y no sé como se tomó la noticia el alicantino, pero vaya seguro que tan mal como el alcalde de Madrid que enseguida le dió una pataleta monumental. La verdad es que tampoco intuyo en que estaría pensando Rajoyín en el momento de tomar la decisión, supongo que cedería sin más a las presiones de su amiguita Esperanza (que un accidente de helicóptero une muuuuucho eh) y daría vía libre a la presidenta de la Comunidad de Madrid en su caminito de rosas con espinas hacia el liderato del partido, pero la verdad es que ésta maniobra no ha sido nada acertada. Si el PP lo tenía crudo para las elecciones del 9 de marzo ahora lo tiene directamente "sushi" con el tema. Al menos el PSOE de momento no está dando espectáculo a estos niveles y no presenta tanta disección en el seno del partido aunque seguro que la hay, que en todas las casas se cuecen habas y en la mía calderadas, dice el dicho popular, ¿no?
Pues eso que Gallardón se queda compuesto y sin novia y Paco en la ramera calle (como dice Vargt). Esto último tampoco lo entiendo porque estando Javier "Pelos" nominado yo lo tenía claro, aunque igual el público no quiso echarlo para ver más días cuán versátil puede ser su melena rubia. Espero que se den cuenta los votantes que la cosa, es decir su peinado, ya no da más de si y lo expulsen este mismo lunes. Así de paso Tari tendría que retar a alguien y seguro que perderia también.
De mi odio visceral por Marcos (nominación+expulsión ya!) y de la inminente necesidad de que Cuatro programe una gala semanal de Fama no voy a hablar, porque realmente no es bueno para mi embarazo exaltarme tanto.
Otro que resultó ser expulsado fue el Real Madrid de la Copa del Rey, pero mira tú por donde que no me fío yo de esta treta merengue, estos se retiran aposta para meterse a fondo en los otros frentes abiertos que tienen y no dar tregua a mi Barça que está más flojo que la forma física de Homer Simpson.
Y si de expulsiones de esta semana seguimos hablando creo que la que más me satisface es la de la letra del himno español, en un alarde de inteligencia sin precedentes por parte del Comité Olímpico Español parece ser que la polémica letra al final va a ser retirada, y yo a eso simplemente añado: Aaaaaaleeeeluuuyaaaaaaaa!!!
Y ya me voy despidiendo que he oído pitar la lavadora, mi vena maruja "calls me", hasta pronto "amigüitos"!

martes, 15 de enero de 2008

Asimetría.

Suena el despertador a la hora de siempre, ella se despereza unos minutos y se levanta por el lado izquierdo de la cama. Sus pies aún tebios rozan el suave parquet del suelo y se dirije disfrutando de aquella delicada sensación hacia la cocina para prepararse el desayuno. Piensa en su vida en París, un sueño realizado ya de ocho años. Una brillante carrera profesional, un círculo social de amigos envidiable y ese adorable y confortable ático en el Marais en el que ahora vive y que tanto le costó alquilar. ¿Qué más se puede pedir? Mira por la ventana los tejados parisinos y piensa en qué sí se puede pedir más egoístamente: alguien a su lado, alguien como Jorge. Ni Claude, ni Jean Paul, ni aquel inglés que le partió el corazón, David, habían sido capaces de cubrir sus expectativas, demasiado altas quizás, un listón imposible tal vez, Jorge era mucho Jorge, y nada sabía de él desde que vino a la ciudad de la luz. Con el tazón de café en la mano siente la tentación de buscar aquel viejo albúm en la libreria del salón. Lo hace y lo encuentra. Abre la página marcada y allí está aquella sonrisa que jamás olvidará en su última noche juntos. Aquella en la que ella le contó su intención de irse a la capital francesa y aceptar aquel puesto de trabajo en el Banco Nacional de París, y él no se opuso, no quiso, la quería tanto que no podía poner trabas a sus sueños, su alma se partió en dos pero no quiso estropear todo lo bueno que habían tenido. ¿Con quién compartiría ahora aquella sonrisa?
Suena el despertador a la hora de siempre, ella se despereza unos minutos y se levanta por el lado izquierdo de la cama. Sus pies aún tebios rozan el frío gres del suelo, rápidamente corrige la sensación calzándose las zapatillas y se dispone a dirigirse a la cocina para preparar el desayuno.
Acaricia su vientre, un vientre que ha crecido en los últimos cinco meses, está embarazada de su primer hijo, es su modo de darle los buenos días. Mira al otro lado y sonríe, su mirada se cruza con la de Jorge, su marido, él también se despereza y se dispone a levantarse. Piensa en su vida, es feliz, él está allí, junto a ella, es el hombre que siempre quiso tener, su alma gemela. Las cosas no les van mal, ambos tienen trabajos que les gustan, ahora van a agrandar la familia y su sueño de ser padres se cumplirá en breve. Con el tazón de café en la mano siente la necesidad de salir al salón y mirar aquella foto que cuelga ahora en la pared, ella junto a Jorge en París, con el Puente de Alejandro III y la Torre Eiffel de fondo en aquel viaje que realizaron tan sólo unos meses atrás. Un sueño de los dos, conocer la ciudad de la luz, uno de la mano del otro. Lo decidieron aquella noche, en que ella le contó a Jorge que no aceptaría ese trabajo en la ciudad del Sena, la misma noche que se prometieron que jamás nada les separaría. Y compartieron sonrisas.

domingo, 13 de enero de 2008

Versiones de la obsesión.

Tres películas completamente distintas he podido ver este fin de semana. Es extraño, últimamente mi relación con el cine, que siempre ha sido francamente buena, había sufrido un pequeño distanciamiento que afortunadamente ando en camino de remediar. Tres películas sobre tres versiones de la obsesión. Creo que todos tenemos obsesiones que nos marcan en la vida, a veces por momentos concretos, en otras por todo el tiempo que permanecemos aquí.
En LUST, CAUTION (me parece mucho más adecuado el título original en inglés que la traducción española) la obsesión que se ejercen mutualmente el Sr. Yee y la protagonista Wong Chia Chi, o mejor, esa magnífico papel que recrea como Sra. Mack, y que borda tanto que lo lleva al límite de su propia realidad y de sus propios sentimientos, la conforman de deseo, más bien, lujuria (lust) pero también de peligro. Una obsesión que narra el director Ang Lee poco a poco, con pasos lentos pero efectivos, con ese estilo que ya se antoja inconfundible en su filmografía, y con una ambientación diria que perfecta, con cierto regusto clásico. Otra historia de las que le gusta explicar a este realizador, y por las que este realizador siempre me acaba enamorando a mí, de amor imposible y fatal, y aliñado de ingredientes jugosos que hacen que sus películas además contengan mensajes ineludibles y directos. Más allá de las escenas explícitas de sexo y violencia que la relación entre los protagonistas requiere, la película muestra la pérdida de inocencia de Wong y su grupo de amigos universitarios que en su juventud se alían a un ideal de absoluta fidelidad a su país China frente a la ocupación del enemigo japonés por el que están dispuestos a todo pero que con el tiempo y la experiencia acabará tambaléandose antes sus ojos. En definitiva una film recomendable de un director que sencillamente no suele decepcionar.
En HALF NELSON, el profesor Dan convive con su obsesión narcótica, atado a la vida por el hilo fino que lo mantiene cuerdo, sus clases de historia y sus alumnos, en especial una de ellos, desde el momento que descubre en los lavabos del instituto el oscuro secreto de su docente. El film para nada atiende a los convencionalismos típicos del modelo de película que tanto y tanto éxito ha tenido desde hace años con profesor "guay" incluído. En este caso él no es tan especial, ni lo son sus alumnos, ni mucho menos el entorno que les rodea, y no hay nada heróico, simplemente es una historia real de supervivientes, y esa realidad es la que creo que me hizo conectar con el film y engancharme, nada más. Así pues con esta opinión me sumo a la del compañero Juan Cosaco en eso de que HALF NELSON está entre las principales del año que dejamos tan sólo 13 días atrás.
Finalmente esta tarde en una de esas tardes domingueras de "perreo" en el sofá he pillado de rebote y por cosas del destino SERENDIPITY. Aunque parezca mentira jamás la había visto y en cuanto John Cusack se ha cruzado ante mis ojos he pensado que hoy era el momento perfecto para echar un vistazo a esta película que sé que también cuenta con el beneplácito de su tocayo bloggero.
La historia que de buen seguro todos o casi todos conocéis habla de esa alma gemela y de las señales que el destino nos envía para que la encontremos. La obsesión por creer en todo ello es la baza con la que juega todo el tiempo la pareja protagonista y que les guía a cada momento el uno hacia el otro. No sé si yo he sido capaz de escucharlas jamás. Pero viendo a quien tengo siempre a mi lado creo que en mucho no me habré equivocado, quien sabe. Aún con todo me entretenido de lo más viendo como todo el universo se confabulaba para que los amantes acabaran encontrándose aquella extraña noche de primavera con nieve en aquella pista de patinaje, su pista de patinaje, iluminados desde el cielo por la constelación de Casiopea. Tierna obsesión, ¿no créeis?

viernes, 11 de enero de 2008

Más cine por favor.

Yendo al trabajo hoy había una espesa neblina que dificultaba enormemente la visibilidad en la carretera. Conducía despacio y con precaución mientras escuchaba "Alone in Kioto" de Air, una delicia musical de esa caja de bombones que resulta ser la banda sonora de LOST IN TRANSLATION.
Pensaba en lo mucho que me gusta el film de Sofia Coppola y la música que lo envuelve, y cómo cuando pienso en mis films de cabecera siempre aparece ese nombre en mi mente. Éste y otros claro.
Así que pensando, pensando, se me ha ocurrido escribir hoy en mi blog una selección de mi cine de cabecera por género, creo que no lo había hecho antes. Es todo aquel que surge naturalemente de mi cerebrito sin barruntar mucho. Sí porque si pienso en mi película favorita de terror digo EL RESPLANDOR de Kubrick. Si tengo que decir una comedia seguramente apunto EL APARTAMENTO del genial Billy Wilder. Si de western hablamos ahí sin duda va SIN PERDÓN de mi estimado Clint. De fantasía me quedo con la trilogía de EL SEÑOR DE LOS ANILLOS, y de ciencia ficción, sin duda, BLADE RUNNER. Si me piden que hable de un buen musical soy poco ortodoxa y tengo que nombrar BILLY ELIOTT, ah pero si de intriga se trata me quedo con una del maestro de ese género, Hitchcock, LA VENTANA INDISCRETA. Y si nos ponemos con cine intimista, LOST IN TRANSLATION es la elegida. Si hay que decantarse por un drama, MATCH POINT probablemente. Pero con todo mi película número 1, la que lo contiene todo, todo, todo para mí y sin duda es la primera que se me ocurre cuando me piden que responda a una cuestión tan compleja como la de la película favorita, esa es CINEMA PARADISO. Con esto no he tratado de ser precisa con todos los géneros, simplemente ha sido un ejercicio rápido y espontáneo de lo que brota dentro de mí, con naturalidad, fluyendo libre. ¿Cúal sería vuestra lista?

jueves, 10 de enero de 2008

Meme cinéfilo.

1.- ¿Eres hombre o mujer?: Sentido y sensibilidad.
2.- Descríbete: Cinema Paradiso.
3.- ¿Qué sienten las personas acerca de ti? Lost in translation.
4.- ¿Cómo describirías tu anterior relación sentimental? Sin perdón.
5.- Describe tu actual relación: Esplendor en la hierba.
6.- ¿Dónde quisieras estar ahora? Manhattan.
7.- ¿Cómo eres respecto al amor? Alta fidelidad.
8.- ¿Cómo es tu vida ahora? Match point.
9.- ¿Qué pedirías si tuvieras un sólo deseo? Hapiness.
10.- Escribe una cita o frase sabia: Nadie es perfecto.
11.- Ahora despídete: Good bye America!

viernes, 4 de enero de 2008

Carta a los Reyes Magos.

Queridos Reyes Magos:
Voy un poquito justa de tiempo pero sé que con las nuevas tecnologías este mensaje os llegará justo para que podáis cumplir mis deseos.
El año que acabó, el 2007, fue un buen año, no voy a quejarme. Por fín logré quedarme embarazada, que era mi mayor propósito, el más deseado y querido. También viajé y de esos viajes destacaré el hecho de conocer por fín tres ciudades fascinantes: Donosti, París y Londres. Pude ver a los "Dos pájaros de un tiro" en ese fantástico concierto de Serrat y Sabina en Tarragona. Mi mejor amiga tuvo a la niña más bonita de la tierra a la que adoro con devoción. Mi cuñado y mi hermana oficializaron su relación y aunque el chaval es merengue he de reconocer que es un gran tipo. Pude encontrar gracias al mundo blogger a gente increíble que me han ayudado mucho aunque no lo sepan. Mi abuela nos dió un susto en marzo pero afortunadamente se recuperó muy bien y sigue con nosotros dando mucha guerra. En fin que el 2007 tiene por mi parte un balance positivo. Así que para el 2008 queridos Melchor, Gaspar y Baltasar, sólo un par de cosas os pido, que mi retoño nazca sano y bien, eso es ahora lo más importante para mí, y bueno que todos los que quiero tengan la felicidad que les deseo, que es mucha, infinita diría yo.
Y nada más, confío en vuestra magia para que me concedáis estos dos deseos.
Recibid un fuerte abrazo,
Arual

jueves, 3 de enero de 2008

Fervor finlandés.

Recientemente leí por casualidad este artículo sobre la educación finlandesa en la versión papel de XL Semanal. Ya tenía previa información sobre los resultados excelentes que el país nórdico presentaba en el famoso informe PISA que por otro lado deja a España a la altura del betún en cuanto a temas educativos. Pero admirar el día a día de un adolescente finlandés desde la perspectiva de un periodista español y padre a la vez de otro chico de igual edad pero que efectúa su estudios en un instituto español me dejó impactada.
Yo siempre he admirado la forma de ver, pensar y actuar de los países nórdicos, a veces creo que debiera haber nacido en un país así porque yo en muchos aspectos soy parecida. Me gusta ser organizada y metódica, y cada vez que he viajado a algún país situado más arriba de los Pirineos siempre he vuelto emocionada y enamorada por aspectos como el silencio en los transportes públicos, la limpieza de las calles, la pulcritud de los jardines, y tantas y tantas cosas más que hacen que aunque amo mi país piense que nos queda muchísimo trecho que recorrer antes de ser un cuarto de lo civilizados que son la mayoría de nuestros vecinos europeos.
Y ahora al leer este estupendo artículo que os mento mi admiración ha crecido todavía más, sobre todo por Finlandia, un país en el que los maestros son los profesionales más valorados, un país en que se incentiva la independencia y autosufiencia de los jóvenes, que suelen emanciparse con 18 añitos, un país en el que se sale del insitituto dominando con fluídez varios idiomas y con la sana costumbre de leer un libro por semana, un país donde los jóvenes valoran al "empollón" de la clase y no lo discriminan para nada, un país que tiene claro que la educación es el pilar básico de una sociedad y por ello ésta es gratuíta y de gran calidad para todos.
Si os apetece echadle un vistazo y me comentáis vuestra opinión al respecto. De momento y como los españoles lo que sí sabemos hacer bien es reirnos de nosotros mismos os dejo con un vídeo de VAYA SEMANITA en el que se habla de una iniciativa en Euskadi que valdría la pena extender allende sus fronteras.

miércoles, 2 de enero de 2008

Una perspectiva diferente.

Antes que nada felicitaros a todos mis bloggers queridos este año 2008 que acabamos de inaugurar. Estas navidades me he resistido a escribir un poco, más que nada porque yo no soy una fan de estas fechas y siempre me suelen salir post poco recomendables, pero la verdad es que a pesar de que me sienta más Jack Skeletor que Anne Igartiburu estos días, la pasada Nochevieja me dió material para poder hablar de uno de los tópicos navideños más tradicionales y reirme mientras tanto: las reuniones con amigos/familiares.
Mis Nocheviejas siempre las paso con amigos, la Nochebuena y la Navidad son para la familia, pero la víspera de Año Nuevo la he reservado siempre para mis amigos, otra cosa será el próximo año en el que si todo va bien tendré a mi "petardete" conmigo y no sé si me resistiré a pasarla sin él, y más sabiendo que mis "canguros" oficiales (mis papis) les ha dado por viajar en estas fechas y este año se me han ido a pasar la Nochevieja lejos, muy lejos de mí. Yo para mí que es una indirecta, pero bueno, ejem, ejem.
Habitualmente con los amigos solemos cenar en algún bar o restaurante de mi pueblo, pero este año nos despistamos y no encontramos sitio, así que acabamos comprando comida hecha y cenando en la bodega de unos amigos (en Aragón las bodegas suelen situarse en los subterráneos de las casas o en las plantas bajas, allí se guarda el vino y hoy por hoy la gente las ha acondicionado de modo y manera que suelen tener un office incluido que permite hacer comidas y celebraciones dentro).
Como estoy embarazada, no podía tomar alcohol, así que pude ver y analizar los diferentes estadios que lo que no es agua iba provocando en mis estimados amigos. La cena empezó tranquila, un poco de marisco acompañado de albariño gallego, y una deliciosa carne de lomo de cerdo rellena de frutos secos regada con un buen tinto de la Terra Alta. Para el pastel de bizcocho de chocolate y crema de avellanas se empezaron a descorchar las primeras botellas de cava, catalán por supuesto. Y ahí la conversación empezaba a desvariar ligeramente, alguno que otro estaba ya pillando el puntito feliz. El café lo servimos minutos antes de las doce, y después tras las campanadas y el intento de suicidio colectivo con atragantamiento de uva, besos y felicitaciones exaltadas, la efusividad con la que algunos me transmitieron su mensaje de felicitación daba buena cuenta de su alto estado de embriaguez en aquel momento. Yo que me percaté del peligro de lanzar las serpentinas del cotillón sobre las velas que adornaban la navideña mesa me apresuré a apagarlas mientras la lluvia de cintas de colores se abalanzaba sobre mi cabeza. Afortunadamente no se quemó nada y no se necesitó servicio de bomberos alguno. Tras la avalancha de deseos de amor y felicidad universal se procedió a la retirada de las mesas para dejar espacio para el bailoteo y habilitamos una de ellas para la barra libre. Ahí la cosa empeoró, yo me serví un zumito de piña y me aproximé a la minicadena para intentar poner un poco de música decente, mi mejor amiga había traído CD's y conociendo su buen gusto musical supe que seguro había buen material para pinchar y amenizar la velada, pero en cuanto abrí el baile con el "Smoke on the water" de Deep Purple más de uno me miró con ojos asesinos y supe que aquella noche no iba a triunfar con la música. Una de mis amigas me pidió que pusiera algo de "Papito" (digan lo que digan los de TVE1 el disco de Bosé es el disco del año si computamos las veces que durante la noche de autos me pidieron canciones suyas), yo que como sabéis también he vibrado con los ritmos bailongos del retoño de la mujer del pelo azul no me opuse y les pinché "Como un lobo", una de mis favoritas, pero resulta que tampoco gustó, la mayoría prefería el "Morena mía", así que la siguiente fue ésta, evidentemente.
Visto lo visto puse a Shakira, yo no la soporto, exceptuando ese "Si tú no vuelves" que se marca con Bosé, pero a mis amigos les mola y eso ya sirvió para que dejasen de quejarse todo el rato por la música.
Me despisté un buen rato charlando con P. (mi muy mejor amiga), poniendo a caldo la dudosa cultura musical de nuestros amigos, y buscando entre los CD's que teníamos algo que fuera decente y a la vez satisfaciera los gustos del público presente. Fue tarea difícil, pero en cuanto vimos que un grupo de sillas se habían convertido en un improvisado podio, nos dimos cuenta de que efectivamente la noche se estaba desmadrando como de costumbre. Algo de culpa tenían aquellos cigarrillos de contenido sospechoso que algunos habían empezado a distribuir entre la peña.
Mis riñones y mi espalda empezaban a pedirme tregua pero el espectáculo resultaba tan divertido que me resistía a irme a dormir, sólo eran las dos. Cuando vi que la mayoría andaban entretenidos haciéndose fotos poco recomendables y supuestamente sexys aproveché para pincha un par de temas de los Sonic Youth, nadié se quejó, las copas los estaban trastocando ahora el sentido del oído. Me aproximé a mi marido para comunicarle que pronto me iría a casa dado que me sentía muy cansada y él que supongo se había olvidado de mi estado de buena esperanza se me quedó con la mirada traspuesta y me respondió: "Es muy pronto!". Una leve señal a mi incipiente tripita le devolvió la memoria y me sonrió: "Vale en cuanto quieras te acompaño a casa".
A las tres las camisas estaban fuera de los pantalones, los escotes andaban adornados con espumillón y las medias empezaban a mostrar rectas carreras, en mi espalda un fuerte dolor me dió el ultimatúm y supe que tenía que retirarme a mis aposentos a descansar. Me despedí, todos me abrazaron y me besaron con inusual efusividad, y mi marido a trompicones me acompañó hasta casa de mis padres. "¿Quieres que me quede a dormir contigo ya?" me inquirió. "Anda que con la castaña que llevas me das a dar la lata, vete a seguir disfrutando de la fiesta, yo estaré bien" respondí. "Llámame al móvil si necesitas alguna cosa cariño" me contestó. Y sonreí pensando que si necesitaba alguna cosa tendría que apañármelas solita dado que en su estado no me fiaba un pelo de él.
A la mañana siguiente la casa de mis padres parecía un hospital de campaña. Tanto mi hermana como mi marido se levantaron moribundos a mediodía, se atrincheraron en los sofás del salón y la menda hizo las veces de enfermera y criada que fueron necesarias. Menos mal que mis progenitores no vieron el panorama desalentador, la embarazada cuidando de los resacosos. Aún con todo fue bonito vivir una Nochevieja sobría y un Año Nuevo sin resaca. Es una perspectiva diferente.