jueves, 31 de mayo de 2007

La que se avecina...

La estabilidad emocional y la armonía familiar influyen positivamente en todos los aspectos de nuestra vida. Realmente si las cosas van bien en casa, lo demás es coser y cantar. Eso sí cuando algo va mal ahí, el primer lugar donde hacemos notar nuestros problemas es en el trabajo. Y es inevitable dado que pasamos tantas horas con nuestros compañeros que cuando las cosas se tuercen ellos suelen ser nuestras primeras víctimas, y más si son nuestros subordinados, eso es así de claro como el agua de manantial, por mucho que intentemos disimularlo o evitarlo.
Por eso cuando hoy mi jefe mientras comíamos ha insinuado que se notaba próximo a una crisis causada por el síndrome del nido vacío, me he atragantado con el pollo. La verdad es que pensaba que este problema ya no era habitual hoy en día, a ver, los hijos tardan tanto en marchar de casa que cuando por fin se van he de imaginar que los padres se sienten completamente liberados y felices. De hecho yo conozco a un matrimonio que tiene pensado largarse ellos mismo del hogar familiar si no lo hace pronto su niñito de treinta tacos cumplidos. Pero se ve que no, se ve que aún hay quien se hunde al ver que su "pequeño" alza el vuelo en solitario y emprende una vida nueva no muy lejos, claro está, que si no, no llega luego el tupperware y la ropita limpia cada semana. En fines que me voy del tema central.
Pues eso que se avecina crisis gerencial y yo ya estoy temblando, porque lo de las crisis de mi "boss" da para un tomo tan gordo como el de "Guerra y paz", palabrita. En siete años que llevo en la entidad y que por tanto que le conozco, se ha divorciado en una ocasión, ha tenido tres relaciones sentimentales más, con sus consecuentes rupturas, y sus dos niñas han hecho el trasbordo, su casa - casa de su ex, casa de su ex - su casa, por lo menos diez veces, con las devacles emocionales y de mala leche que eso implica, ya os imagináis. Así que ando curada de espantos y por eso estoy pensando soluciones alternativas por si me vuelvo a encontrar en el mismo fregado.
El problema es que se va a quedar solo así que mi imaginación ha volado tanto que he pensado que una buena solución sería adoptar a mi jefe, a mí me sobran habitaciones, no muchas, pero espacio tengo para él, y total donde comen dos, comen tres, y cuatro y cinco, es cuestión de poner un puñado más en la cazuela, como dice mi abuela, así que qué me cuesta, si así va a estar feliz. Pero claro lo de verle todos los días a todas horas como que no me triunfa, así que he declinado la opción.
Después se me ha ocurrido regalarle un perrillo, una mascota es siempre una buena compañía, y además los canes son fieles y cariñosos, con lo que sería perfecto, pero claro luego me he imaginado un chuchito en su ático de diseño con sofá de piel blanca en el salón y su terracita estilo "chill out" y claro no me cuadra, con lo "tiquismiquis" que es él además para las manchas, uy no, no, tira, tira, paso...
Mi coco ha seguido dándo vueltas y por fin he pensado que tal vez lo mejor sería ayudarle a buscar una novia nueva, pero una en plan serio y formal, lo que viene siendo ser felices y comer perdices. La cosa es complicada, porque si tantas han pasado por sus brazos y ninguna se ha quedado algo tendrá el mozo. Bueno tener tiene muy mala uva cuando se pone, pero claro es mi jefe, y los jefes tienen mala uva por definición. He repasado mentalmente las posibles candidatas y tampoco tengo tantas amigas solteras y dispuestas a enrollarse con él. Bueno de hecho no tengo ninguna, porque una vez una amiga me dijo que mi jefe era guapo, pero yo sinceramente pensé que andaba demasiado borracha y no le hice mucho caso, es que me lo dijo el día de mi propia boda y ese día el alcohol corrió más que los toros en San Fermín, y además ahora está ella feliz con su "happy family" y tampoco es cuestión de liarla tanto. No sé que el tema celestina lo tengo un pelín chungo.
Finalmente una lucecilla se ha encendido en mi prodigiosa mente y he creído dar con la solución definitiva, decirle a mi jefe que se abra un blog, claro así escribirá allí todas sus neuras, como hago yo, se ahorrará pasta en psicólogos y me ahorrará disgustos en la oficina. Pero enseguida me he dado cuentad de que soy idiota, porque si le digo esto tendría que explicarle que yo tengo uno, y claro, yo paso que él descubra que yo tengo uno, porque entonces lo leería y ya no podría ponerle verde cuando quisiera aquí, y entonces tendría que cerrar mi blog, y dejarme mi sueldo en terapias, así que nada, esta opción tampoco es buena.
Bufff!!! Estoy agobiada chicos, dadme una idea, por favor. Nunca os pido nada pero esta vez creo que necesito que os exprimáis el cerebro, que el mío a estas horas y después del disgusto de mediodía ya no da más de sí.
Os lo agradezco de antemano!!!

miércoles, 30 de mayo de 2007

La "gesta" del Montfalcó.

Resulta esperanzador saber que aún queda un pellizco de humanidad y solidaridad por ahí danzando. En cambio es curioso, y ciertamente triste, que tenga que sorprenderme al conocer una noticia como la que conocí ayer, cuando algo como lo que os voy a contar no debería ser primicia, sino un hecho absolutamente normal. Os cuento y comprenderéis el por qué. El viernes pasado el remolcador "Montfalcó" de San Carlos de la Rapita (Tarragona), una población muy cercana a la que yo vivo, rescató a 26 inmigrantes de una patera en aguas cercanas a Malta de una muerte casi segura. Los seis marineros de la embarcación que acometía tareas propias de la campaña del atún en aquella zona los avistó ya de noche y sin dudarlo les recogieron y compartieron con ellos sus víveres y su agua, dejando de lado su cometido con las consecuentes pérdidas económicas, perdidas y consecuencias que impulsan en demasiadas ocasiones a muchos marineros lamentablemente a desestimar la opción del rescate al encontrarse en situaciones similares cada vez más frecuentes en alta mar.
Así pues tomada su valiente y admirable decisión, encaminaron sus pasos hacia varios puertos que les denegaron el desembarco de los africanos hallados y fue entonces cuando estimaron volver a casa.
Hoy mismo las autoridades españolas han enviado una barco de salvamento marítimo desde Mallorca para recoger a los inmigrantes que se encuentran cerca de la cosa italiana. Aunque el mal tiempo en alta mar de las últimas horas parece que está retrasando el desenlace de la operación.
Cómo veis una gesta como la que os acabo de contar es una gran primicia de primera plana, ¿por qué? Sólo se me ocurre una respuesta, porque no es habitual. ¿No debería ser algo común? ¿Es noticia que los médicos salven a sus pacientes enfermos cuando acuden a su consulta? ¿Es noticia que en la empresa en la que estoy se trabaje cada día para mejorar la vida de personas que no lo tienen nada fácil? ¿Cómo alguien puede dudar en salvar a otro ser humano que está a punto de morir o en situación de extremado peligro o necesidad? ¿Qué nos está pasando que somos incapaces de anteponer lo económico a nuestra propia esencia humana? ¿Cómo podemos ser tan degenerados (no encuentro una palabra que explique mejor las situación)? Estas preguntas bullen en mi interior y no hallo respuesta.
Afortunadamente me reconforta saber que hay gente que no duda y actúa. Hay unas palabras del patrón del barco que se me han grabado en la memoria, en ellas dice más o menos, que la principial premisa del buen marinero es salvar a quien lo necesita en la mar, lo demás todo se arreglará. Por lo demás sobran las palabras...

martes, 29 de mayo de 2007

Ya está aquí...

Un leve pitido, un breve SMS que me cuenta "Ya está aquí...". Y yo me siento muy feliz, por ella, por su niña y por el feliz papá. Respondo inmediatamente presa de la emoción: "Enhorabuena!!!". Y un escalofrío recorre todo mi cuerpo. Es un momento de intensa felicidad. No hay nada que lo pague. Sólo eso. Quería contarlo. Necesitaba escribirlo. Nada más.

lunes, 28 de mayo de 2007

La maldición de la flor dorada.

Tiempo ya llevaba yo sin escribir sobre cine, casi un mes, y eso para mí es mucho, porque sin cine me cuesta vivir, y cómo sobrevivir tantos días sin algo tan imprescindible, ¿verdad?
En cualquier caso para escribir sobre esto o sobre cualquier otra cosa he de sentir un impulso primero, una necesidad vital que me obligue a teclear unas pinceladas, siempre muy personales, acerca del tema que quiero tratar. No soy de las que escriben por escribir. Por eso hay veces que mi blog experimenta drásticos parones y en otras ocasiones, sufre avalanchas de palabras, encajadas con cierta torpeza, pero con la mejor de las intenciones.
Así pues llevaba varios días sin ir al cine, y/o viendo poco cine de otros modos alternativos, las circunstancias personales y/o televisivas han ido siendo las principales culpables.
Además lo poco que había visto no me había transmitido nada especial sobre lo que hablar así que mejor obviarlo me dije.
En cualquier caso ayer la cosa cambió, estrené mi nuevo reproductor portátil de disco duro de 3,5" del que os hablé en el post anterior, con una delicia llamada LA MALDICIÓN DE LA FLOR DORADA.
Ni que decir que me gusta el colorido del cine de Zhang Yimou, ¿a quién no? Es como asistir a la explosión de la misma primavera, es como pasear por mi comarca días atrás cuando el campo presentaba todo su esplendor gracias a las magníficas lluvias que lo habían ido regando, sus imágenes son mágicas y visualmente me parece maravilloso, se nota su pasado fotográfico.
Mi última experiencia con el director chino tengo que remontarla a HERO, dado que no he visto aún LA CASA DE LAS DAGAS VOLADORAS, y confieso que no tardaré en hacerlo.
Así que ayer me decidí a darle un poquito de color al día gris y solitario que tenía que pasar en casa en ausencia de mi chico que os recuerdo andaba de affairs electoralistas. El plan inicial era ir a la playita a pillar yo misma un poquito de color pero con el fresco que hacía tuve que declinarlo.
Así que me dispuse a visionar este film. Como os digo adoro la fotografía del cineasta oriental pero lo que más me fascina aún es la forma especial en que trata a la mujer. Siempre hay una fémina luchadora y valiente que no teme enfrentarse a una sociedad machista y tradicional como la china. Eso es lo genial del cine de Yimou.
En esta ocasión la emperatriz, interpretada por la bellísima Gong Li, bulle energía y fuerza por cada poro de su piel, incluso cuando se siente debilitada por el efecto del veneno que se ve obligada a tomar cada dos horas mezclado con una extraña medicina que su propio marido le prescribe, nunca se rinde, lucha y busca una salida.
La tensión se palpa en cada paso que los miembros de la família imperial fijan en los suelos de los largos pasillos rojos brillantes de palacio, en cada mirada que se cruzan en la mesa cuadrada bajo la atenta escolta de millones de crisantemos amarillos, en cada uno de los gestos que se profieren. Los secretos, las mentiras y la traición se respiran y nada evitará el desenlace final previsto para la fiesta del doble Yang.
Me apasiona todo eso del cine del director de películas tan reconocidas como SORGO ROJO, y tal vez esa sea la razón por la que desee seguir indagando en su filmografía, quiero seguir descubriendo mujeres fuertes que me inspiren y que me demuestren que no hay que claudicar, que cuando todo falla y aunque ya esté todo perdido, nunca hay que bajar la cabeza, hay que perseguir los sueños.
Con todo y de momento esta película me ha impulsado a que vuelva a sentir la necesidad de escribir sobre cine, y eso ya es mucho ¿no creéis?

domingo, 27 de mayo de 2007

Discovery Channel.

Hoy domingo no os voy a hablar del interesante canal de ciencia que tiene el mismo nombre que el título de mi post, ni tampoco de las dichosas elecciones con las que nos vienen agobiando desde hace casi tres meses, no hoy voy a contaros tres pequeños descubrimientos que he hecho en estas últimas veinticuatro horas:
1) Mi marido está disfrutando de su estancia obligatorio-forzosa en la mesa electoral. Yo alucino con mi chico. Él que lleva casi tres semanas cabreado con el mundo que le rodea porque le habían nombrado vocal ahora va y llega a mediodía para comer en un breve descanso que ha conseguido y me cuenta que se lo está pasando estupendamente. Y es que era de imaginar, él siempre sabe sacar la punta a cualquier situación, así que esta vez no ha sido menos. Ha bromeado con los interventores, ha hecho buenas migas con sus compañeros de mesa, ha flirteado con la prensa cuando han acudido a grabar el momento del voto del alcalde actual y ha logrado que le trajeran dos desayunos estupendos los representantes de dos partidos políticos distintos, si es que el que sabe sabe...
2) He adquirido un aparatito que es una maravilla y que si no tenéis os recomiendo que compréis. Se trata de un reproductor portátil de disco duro de 3,5". Me lo agencie ayer en esa tienda en la que no son tontos por 179 euros. Caben 400 GB de música, fotos, películas y todos los archivos que os de la gana, ocupa menos que un cartón de leche, y te permite reproducir en la televisión, en una pantalla de ordenador o en la minicadena todo lo que tengáis allí metido de un modo sencillo y fácil. A mí me ha solucionado el tema del espacio de mi ordenador que ya estaba un tanto apretujado.
3) He encontrado este vídeo navegando por Internet que me ha resultado muy divertido. La canción es genial, yo llevaba mucho tiempo queriendo saber de quien era dado que la había escuchado y me había llamado la atención. Pues bien el tema se titula "I like the way you move" y es de los Body Rockers. Os cuelgo el clip que para el tema han hecho los estudiantes de arte electrónico y diseño digital de ESDi en Barcelona, un centro asociado de la Universitat Ramón Llull, decidme que no es genial!!!

Buen domingo!!

viernes, 25 de mayo de 2007

Vacío.

Cenan en silencio, un silencio indescriptiblemente vacío. No tienen nada que decirse. Hubo un tiempo en que sí, aunque fue corto, demasiado tal vez. Después hubo miedo, hubo engaño, hubo manipulación. Ahora no queda nada, sólo eso, vacío. La inercía de la angustia se ha cebado con ellos. Ni siquiera explotan. ¿Para qué? Ya no vale la pena. El desgaste anímico es tremendo. No luchan. Los gestos son automáticos. Las miradas perdidas. Donde hubo amor ahora sólo hay desconfianza e indiferencia. No quisieron buscar nuevas oportunidades. Tenían terror al cambio. Más vale malo conocido que bueno por conocer. Esa fue su máxima. Esa fue su trampa mortal. Ahora son cadáveres en vida. No hay ilusiones para ellos pero tampoco dejan que nada ilusione a quienes se acercan. Aprendieron a odiarse y a odiarlo todo. Por eso cenan en silencio completo y gris. No se hablan pero tampoco escuchan las voces de su interior. Tal vez la razón es que por dentro tan sólo hay vacío.



"Trash" - SUEDE

jueves, 24 de mayo de 2007

El invento de la reunión "brunch".

No hay nada que me fastide más que me líen a la hora de comer. Desde que asumí el nuevo puesto, mi jefe se salió por "soleares" con una nueva moda, tan absurda como molesta: celebrar las coordinaciones de responsables de departamento a la "sacro-santa" hora del mediodía, con una especie de reunión "brunch" (desayuno-comida-merienda "to junto" vaya) en la que se intercambia información interdepartamental, se planifican actividades conjuntas y se toman unos aperitivos variados de esos que si picas mucho quedas como una vaca glotona delante de la plana mayor de tu empresa, y si picas poco pasas muchísima hambre y luego te pasas la tarde subiéndote por las paredes.
De hecho el tema de la comida en mi caso ya suele ser polémico. Aquí casi todos los empleados comemos en la empresa, el menú diario es parte de la retribución salarial y quien más quien menos lo aprovecha. Disponemos de una horita para relajarnos mientras tomamos el almuerzo, que suele ser un riquísimo y sano menú. Pero el hecho de que el espacio donde se realiza tal actividad esté anexo a mi oficina hace que más de un día la hora de distensión se reduzca en mi caso a treinta minutos. Así que lo que está bien por un lado (te ahorras la comida y la gasolina del desplazamiento a casa) acaba siendo una trampa muy maquiavélica por otro, por H o por B siempre termino currando más horas.
Si además a todo esto le añadimos una vez por mes una de estas reuniones, en las que no desconectas a mediodía y además no comes un plato decente, ahí yo ya me pongo de mala leche, y con razón.
Primero porque casi todos llegan tarde, claro como los pobres van tan liados (yo no, que me rasco la panza todo el día, que conste en acta) tienen el derecho inalienable de la impuntualidad, y a los demás, ¡que nos den! Así que hasta las dos y veinte por lo menos no estamos al completo en la sala de reuniones, cosa que por cierto pone además de muy mal talante al "superjefe" y todos sabemos que eso no es bueno.
Segundo porque ante mí ya aparecen sembradas en vistosos y sugerentes platitos las coquetas viandas que hasta dentro de por lo menos una hora no podré echarme al buche, y los olorcillos se acercan de un modo tan tentador que los minutos siguientes se convierten en insoportables, de hecho creo que eso en Guantanamo es una modalidad de tortura, lo que evidentemente tampoco es nada bueno, al menos para mí.
Y tercero con todo lo engorrosa que resulta la situación normalmente me cuesta prestar la atención necesaria a la reunión, y por eso me suelo perder en las nubes durante las exposiciones (bueno en las nubes no, pero repasando la lista de la compra o mirando el horroroso conjunto que se ha puesto la compañera de la derecha pues sí), y muchas veces se me pasan cosas importantes que luego me repercuten en el trabajo, lo que desde luego para nada es algo bueno.
Conclusión: Las reuniones "brunch" son una mierdecilla (perdonad la expresión) y lo son por la sencilla razón de que la hora de la comida es sagrada y con eso no se juega, releches!!!

miércoles, 23 de mayo de 2007

Cuando la cuerda se rompe.

Estirar demasiado la cuerda es siempre contraproducente, porque puede romperse. Cuando un programa televisivo o una serie tienen éxito, y me refiero al éxito, no sólo de público, sino también de cierta parte de la crítica, el querer explotarlo en exceso suele ser siempre una trampa peligrosa, y lo mejor es cortar de cuajo en el momento preciso. Ahora bien determinar cuál es ese momento es tarea ardua y difícil. Y de ahí que la mayoría de las veces se fracase en el intento, haciendo que la muerte de lo que fue un buen producto sea realmente penosa (recordemos el ejemplo reciente de AQUÍ NO HAY QUIEN VIVA).
Anoche vi otro episodio de la siempre fresca y original HOUSE (espero que ésta cuando le toque tenga al menos un final digno). Me divertí de lo lindo observando como mi admirado doctor televisivo demostraba a su propia jefa, la Dra. Cuddy, y a un grupo de pasajeros de un avión de recorrido transoceánico (uno de esos viajes largos y tediosos que te producen síndrome de la clase turista, y otros males varios y a los que tantos mortales, entre ellos mi marido, les tienen verdadero terror), como la histeria colectiva puede desestabilizar y poner al límite una situación de crisis y como muchas veces esa misma situación es totalmente evitable: "Si tu mente cree que estás enfermo, tu cuerpo también lo creerá." (Anotad esta brillante y certera idea si sois muy hipocondríacos, os puede ser extremadamente útil).
Como os decía me deleité con esta estupenda serie y al finalizar, zappineando me topé en TV3 con VENTDELPLÁ. La serie en cuestión me tuvo bien enganchadita hace casi dos veranos. De hecho no echaba la siesta por verla (no os digo más). Eso tiene su mérito porque jamás me había colado de este modo por una serie producida por el canal autonómico. A mí parecer suelen ser telenovelas folletinescas al más puro estilo venezolano con historias repetitivas, insulsas y llenas de momentos tópicos y típicos, que se alargan innecesariamente durante años alcanzando la mayoría de las veces el episodio 1000 (vease el ejemplo clásico de POBLE NOU). Pero en esta ocasión me lié la manta a la cabeza y la vi durante mucho tiempo. La historia en sí no estaba mal: una doctora divorciada se marcha de Barcelona para rehacer su vida. Su destino es Ventdelplá un pueblo imaginario de la provincia de Girona donde un tío suyo que se murió tenía una vieja casona que ahora ella ocupará. La adaptación a la vida del pueblo de una mujer urbanita y sus dos todavía más urbanitas hijos me resultó interesante. Era una visión cercana y sencilla a la vida de los pueblos, una vida tranquila y pausada que yo conozco bien. La serie tuvo mucho éxito pero a medida que éste se hacía patente, la trama empezaba a liarse más y más. Dejé de verla cuando perdió la frescura y la sencillez. Cuando el ex-marido de Teresa, la protagonista, muere a manos, involuntarias e inocentes, claro está, del bueno (antes no tan bueno) de su novio actual. En fin que cuando la ficción empezó a ser casi ciencia ficción, sin ser Star Trek, la menda dijo hasta aquí hemos llegado. Ayer como digo volví a visionar un nuevo episodio y aluciné. Están quemando la serie más que la pipa de un indio. Y es que ya va pasada de vueltas. La doctora que por fin está felizmente casada con su gran amor ahora tienen problemas de "mobbing" laboral, problemas que le causa el pretendiente de su hija, que a su vez es una adolescente en celo que inexplicablemente acude presurosa a enfrentarse con el treinteañero y atractivo acosador laboral de su madre y la defiende a ultranza, después de haber retozado con él en un bucólico descampado de las afueras del pueblo y haberse dicho cosas de lo más sentidas, que no os penséis que la chica aunque es joven, no es tímida ni está impactada por la experiencia del apuesto doctor, no que va, ella está sobradamente preparada, qué narices!!
En fin que huele a quemado y es una lástima, porque si la hubieran terminado cuando Teresa y David, la pareja central se casaron, fueron felices y comieron perdices, la serie habría pasado a mi historia particular televisiva, como una de las buenas, tal vez como la primera buena serie catalana de mi ranking, pero no los productores han visto el filón, los guionistas han esnifado "Cola Cao" y el resultado es un telefilm que navega sin rumbo las noches de los lunes y los martes en TV3. La cuerda no está forzada, está a punto de reventar, y a alguien le va a dar de pleno en las narices...

martes, 22 de mayo de 2007

Visita de obra.

Hace pocos días os hablaba del subidón anímico que me habían provocado de buena mañana los piropos que unos albañiles me dedicaron al pasar caminando cerca de un edificio en construcción que hay al lado de mi casa. Pues bien hoy todavía he recibido una dosis más alta de autoestima personal, jeje, porque me ha tocado hacer una visita de obra en toda regla. No es que después de la experiencia satisfactoria de la semana pasada haya decidido dejar mi trabajo y colocarme en el sector de la construcción, para nada, lo que sucede es que en ausencia de mi jefe he tenido que acompañar a la arquitecta que supervisa la ejecución de un centro residencial para discapacitados que está promoviendo mi empresa a efectuar su revisión semanal del estado del proyecto. La idea cuando me la propuso mi superior me dió un poquito de pereza, porque yo me encargo de conseguir el dinero para pagar todo aquello, no de controlar los detalles específicos de la adecuación del edificio a la normativa técnica que para estos casos se requiere ni a la organización final del centro, que es un tema que lleva la directora del departamento de servicios residenciales, a la que por cierto también he tenido que disculpar dado que tenía otros asuntos más urgentes que atender, pero bueno como cuando el jefe manda, manda, servidora ha tenido que aceptarlo sin rechistar.
Y ahí que me he embarcado yo con carpeta para anotaciones, cámara digital en mano y mi todoterreno (qué propio queda acometer esta tarea con un coche como el mío, parace que diga "nasida pa las visitas de obra") caminito hacia el solar donde se está construyendo el mencionado centro.
He aparcado frente a la valla principal y nada más bajar del vehículo me he fijado que había sido demasido puntual. Así que para ganar tiempo he conectado la cámara y he empezado a hacer unas fotos panorámicas del edificio desde una posición un tanto alejada, para ver el efecto completo de la obra. Ensimismada estaba yo buscando los mejores ángulos cuando he observado que un grupo de currantes se habían concentrado en una de las ventanas y controlaban mis movimientos. Disimulando me he alejado un poco más pero en ese instante he reconocido el coche de la arquitecta, que llegaba en aquel instante. Me he vuelto a acercar hacia el vallado y entonces he podido comprobar que efectivamente el grupito que había divisado antes a lo lejos me estaban mirando con descaro y sonriendo al mismo tiempo. Enseguida el encargado de obra ha salido al paso y los demás se han puesto a trabajar disimulando. Él se me ha presentado. Le he devuelto al saludo indentificándome y he procedido a comentar algunos detalles que tenía pendientes tal y como me había indicado mi jefe. La arquitecta se ha aproximado donde nos encontrábamos y se ha reenganchado a la conversación. El encargado nos ha invitado a entrar y hemos ido revisando las estancias y comentando los pormenores de la obra, al tiempo que yo iba anotándolo todo en mi carpeta y tomando fotos. Resultaba divertido ir entrando en cada zona porque los mismos albañiles que hacía un rato habían estado mirándome ahora trabajaban cabizbajos ante la mirada inquisidora de su propio jefe que al parecer no andaba de muy buen humor. Terminado el recorrido hemos salido fuera de las instalaciones y me he despedido ya de mis dos compañeros de "excursión" dado que a ellos aún les quedaban asuntos que comentar sobre los que ya no precisaban mi presencia. He subido al coche con la sonrisa esbozada en mis labios oyendo aún de fondo el osado silbido de algún inconsciente que tal vez no se había percatado de que su jefe seguía muy cerca de donde yo me encontraba y que corría el peligro de que le llamase la atención. Con todo he vuelto a la oficina más contenta que unas pascuas, pensando en que la próxima vez que mi "boss" me encargue una misión como ésta no volveré a fruncir el ceño, ni a mosquearme, que no es para tanto, jeje!!!
Y bueno tras la ligereza de este post y ya para acabar de rematar el día os dejo con este divertido vídeo pre-electoral de Acebes emulando a Bruce Lee. Porque no quiero poneros más tristes... (Sett esto va especialmente por ti), espero que os guste!!!



Traducción:
"Abre tu mente,
líberate de las formas,
como el ácido bórico.
El ácido bórico sirve para todo,
elimina el olor de pies,
mata insectos,
pero si aparece,
en casa de un etarra o en el piso de un islamista,
puede ser la bomba.
Sé ácido bórico mi amigo.
No te adaptes a la realidad.
Sé la realidad.
PP"

From POLONIA with love!!!




An affair to remember.

Nunca me he sentido atraída por las relaciones esporádicas. Me gusta tomarme mi tiempo y adquirir el conocimiento suficiente y necesario para valorar si lo que tengo delante vale la pena. Siempre he sido práctica y tremendamente realista, no creo en los flechazos, puede que en un primer momento sienta un ligero feeling pero después mi corazón me pide investigar, deshojar la margarita, quitar las capas a la cebolla y ver el interior. Me gusta ir poco a poco. Soy así para casi todo y las prisas o las presiones me agobian y me hacen huir despavorida. Pero como en todo, siempre hay una excepción que confirma la regla. Las navidades de 2004 fueron mis últimas navidades felices, suena contundente pero es así. Una de las razones es que fueron las últimas que compartí con mi abuelo, y su marcha cambió muchas cosas, demasiadas, de ahí que nada haya sido igual desde entonces. Pero no quiero hablar de él ahora ni tampoco de los motivos que han hecho que desde entonces tiemble cada vez que se anuncia que ya es Navidad en el Corte Inglés. Hoy quiero hablar de la otra razón de mi dicha en aquellos entrañables días de diciembre. De mi particular y corto "affair to remember", como la deliciosa peli de Cary Grant y Deborah Kerr. Tenía vacaciones desde Nochebuena hasta Reyes y mi marido no. Así que decidí pasar aquellos días como había hecho en muchas otras ocasiones en el pueblo, en casa de mis padres. Él se reuniría conmigo durante el fin de semana y los días de fiesta. La primera noche nada más llegar mi madre me comunicó la buena nueva de que durante aquellos días íbamos a tener un invitado en casa. Yo me quedé sorprendida porque sabía que a mi madre no le gustaba tener este tipo de visitas y menos en fechas como las que nos encontrábamos en las que andaba más atareada que de costumbre, así que no acabé de creerme la historia demasiado. Estábamos cenando cuando sonó el timbre. Mi hermana se levantó a contestar por el interfono y al instante volvió a entrar a la cocina anunciándonos sonriente la llegada de nuestro nuevo huésped. La cosa iba en serio me dije a mí misma aún con cierto grado de incredulidad. Bajamos todos a la puerta principal de la casa y entonces detrás de M, una amiga de mi hermana, apareció ante mis ojos una cosita preciosa, tímida, pero tremendamente encantadora. Era Pech, una perrita que debíamos cuidar mientras su dueña se iba de vacaciones por dos semanas a Marruecos, justo las mismos días que yo iba a permanecer en la casa familiar. Fue un flechazo absoluto, mi primer y último flechazo desde luego. La adoré desde el instante en que la vi. Nunca había sentido algo tan repentino y fuerte al mismo tiempo. Fue inexplicable. Pasamos unos días realmente buenos. Mi hermana al ver que yo estaba tan a gusto con nuestra nueva inquilina se relajó en su cuidado y me cedió el honor de ocuparme de ella. Cada día yo le dedicaba gustosa mi tiempo vacacional, le daba de comer, la sacaba a dar largos paseos por la vera del río (a ella le encantaba juguetear cerca de la orilla a pesar de que el agua estaba casi congelada), me preocupaba de que no entrara en el jardín de mi madre para que mi progenitora no se pusiese furiosa con los regalitos que mi nueva amiga dejaba escondidos en sus preciados parterres, le preparaba cada noche la confortable camita que le adecuamos en el garaje, en definitiva la trataba como a una reina (y eso que soy republicana). Pero es que se lo merecía todo porque ella no escatimaba tampoco conmigo en atenciones. Desde el primer momento ella también sintió buenas vibraciones conmigo y fui correspondida con dosis iguales de amistad y cariño. La despedida fue muy dura, de hecho durante mucho tiempo seguimos viéndonos esporádicamente y cada encuentro era explosivo, la alegría nos inundaba a ambas. Pero al año siguiente su dueña falleció en un desgraciado accidente y jamás volví a saber nada de Pech.
Esté donde esté puede estar segura que jamás la olvidaré, espero que ella tampoco, fue desde luego un "affair to remember".

lunes, 21 de mayo de 2007

En lo "político" y en lo futbolístico...

Mi fin de semana ha sido de lo más "político", y no porque me haya ido de mitín en mitín para empaparme de todas las promesas de amor eterno con las que nos mienten los políticos locales estos días de frenética campaña electoral, nada más lejos de la realidad, el momento más político que tuve en ese sentido fue el de anoche cuando vi a "Espe" Aguirre en el palco del Calderón, así que no, no se trata de eso. Ha sido "político" porque lo he pasado rodeada de la familia de mi marido, a la que por cierto adoro. Y es que lo normal es que la odiara, sí, mis amigas y también mis compañeras de trabajo lo hacen, cordialmente o no, pero lo hacen: aborrecen a sus suegras, critican a sus cuñados, es lo habitual, la gente suele detestar por naturaleza a la "otra" familia, sí, pero yo hasta en eso soy rarita, y es que les quiero mucho y lo paso de muerte con ellos. Hay varias razones para ello.
La primera es que siempre encuentran un buen motivo para reunirse y hacer una pequeña celebración familiar. No les cuesta nada, ellos siempre están dispuestos a la "gresca" (como se dice por aquí) y además te hacen sentir de su clan desde el primer momento. Son acogedores, buenos anfitriones y jamás te dejan de lado. Viven en distintas ciudades, pero se juntan con la frecuencia justa y necesaria para que, por un lado, no se haga el asunto demasiado pesado, pero por otro, no se acaben enfriando las relaciones.
La segunda razón es la ahijada y sobrina de mi marido. Esa niña es la cosa más dulce y bonita que la tierra ha visto nacer en mucho tiempo, es mi pequeña alma gemela, aunque ella sólo tiene tres años y todavía no es consciente, pero aún así le tira muchísimo estar conmigo, jugamos, corremos, charlamos, nos reimos y cuando llega el momento de que se vuelva a Barcelona, que es donde vive habitualmente, a mí se me parte el corazón en dos.
El tercer y último motivo es ver feliz a mi chico, rodeado de los suyos y disfrutando de su ambiente, si lo veo a él bien, yo estoy bien.
Sólo faltó para acabar de endulzar el remate de semana, que mi Barça ganó 0-6, rebañando de goles al pobre Atlético de Madrid y demostrando que siguen vivos, que cuando quieren juegan de vicio, y que van a luchar por este título, que el Real Madrid, el Sevilla y también el Valencia, se empeñan en arrebatarnos sin descanso. Sin duda alguna nos espera un emocionante final de liga, pero qué vamos a decir los culés, expertos en la materia del sufrimiento.
Lo dicho que mi fin de semana fue bueno en lo "político" y en lo futbolístico, para no quejarme vaya!!!

sábado, 19 de mayo de 2007

Vacaciones.

Respirad tranquilos que no os voy a contar la última peli de Cameron Díaz, ni tampoco me voy a poner lacrimógena y nostálgica hablando de mis vacaciones de 1998 en Salou, para nada, de verdad, no quiero seguir torturandoos a vosotros, ni autotorturándome a mí misma. Hoy me siento mejor, qué narices, hoy me siento bien, es fin de semana y la vida no me hace ninguna mueca de las suyas, al contrario, creo que es más bien generosa conmigo, así que pararé de quejarme y ponerme en plan roñoso, aunque no os garantizo que esto dure más allá de veinticuatro horas, que ya empezáis a conocerme bien los que os váis acercando a leerme para saber que mis neuras retornan, desgraciadamente como lo hacen Los Serrano temporada tras temporada.
Hoy quiero hacer planes, de hecho esta mañana ya le he metido la cabeza como un bombo a mi pobre chico con el tema, hoy he empezado a pensar en mis vacaciones. Y es que necesito añadir alguna ilusión más a mi vida, este año ha sido muy duro en el trabajo, lleno de cambios y responsabilidades nuevas que he capeado lo mejor que he podido, y también complicado en lo personal, por diversos motivos, tal vez el más evidente y el que me dejó más fuera de lugar fue el aborto espontáneo que sufrí en noviembre y el posterior achaque de "instintinitis maternal grave" de la que presento agudos síntomas con más frecuencia de lo que desearía. Así que como se suele decir, pelillos a la mar, y a afrontar nuevas etapas, y qué mejor manera que pensando qué viaje puedo hacer este verano.
Las posibilidades son muchísimas, de hecho me queda tanto por ver, que bueno sería imposible ennumerarlo todo. Pero centrándome en los lugares que más me apetece visitar ahora, y limitando el asunto a que no quiero que sea muy lejos por si en aquellas fechas por un casual ya me encontrara en estado de buena esperanza, ni tampoco muy cerca dado que me reservo los escapadas por España para puentes largos, me quedo con una lista de dos, y me gustaría que me ayudaráis a decidirme, aunque tampoco descarto conocer ambos lugares en el mismo viaje, no es una idea descabellada pensando que me refiero a Londres y a París.
De ambas ciudades me han hablado maravillas la verdad, familiares y amigos que las han visitado se decantan por una u otra con bastante equidad. También en el mundo blogger he podido captar alguna que otra opinión, después de leer el estupendo post sobre Londres que escribió la catódica Mer en diciembre yo como podéis imaginar me moría de ganas de viajar a la capital británica.

Posteriormente va y la moza viaja a París y escribió también sobre la ciudad de la luz, a raíz del post se generó un macro debate sobre lo mejor y lo peor de la capital francesa versus la del imperio británico, así que sin comerlo ni beberlo la duda se cernió sobre mí. Luego pude leer una delicia de post acerca de París escrita por el encantador Cinephilus y claro después de deleitarme con un texto así la menda se contuvo de hacer las maletas y largarse a ese destino maravilloso porque tiene un poquito de uso de razón, y porque no está bien irse sin avisar en el trabajo, eso sólo pasa en las películas sin que tenga más consecuencias, pero vaya en el mío seguro que a la vuelta me esperaban con un lindo finiquito que no gatito.
Así que ahí estoy yo: ¿Londres o París? Para más inri mi maridito no me ayuda nada, él que en esto de viajar es un comodón de la releche (como a mí me gusta tanto y siempre lo organizo todo yo) pues siempre acaba contestando la misma frase: "Lo que tú quieras cielo, eso sí, muchas horas de avión no eh!!", porque además tiene pánico a volar y lo pasa fatal en los vuelos largos. Sólo le faltó que en una ocasión volviendo de México pillamos turbulencias antes de aterrizar en Barajas después de una larga travesía oceánica de once horas y va y su compañero de asiento se saca un rosario del bolsillo y empieza a rezar, el pobre casi se muere del susto pensando en que la iba a palmar ya llegando a casa, después del tremendo trecho recorrido.
En fin que va mojaros, que sé que sois todos unos grandes viajeros y aconsejadme un poquillo, ok??
Para animaros hoy os pongo una canción que a mí me recarga bastante las pilas, "Too young" de los Phoenix, tal vez os suene de la banda sonora de otra de mis pelis de cabecera, LOST IN TRANSLATION, y aunque tiene el videoclip un tanto cutre, contiene unas frases en su letra de lo más apropiadas a como me siento ahora mismo: "I guess I couldn't live without the things that made my life what it is" ¿y vosotros?
Feliz sábado!!!


viernes, 18 de mayo de 2007

Tres éramos tres.

Hoy me ha pillado el puntito nostálgico y me ha dado por recordar, hoy justo cuando mi amiga M cumple 31 años, ella que vive tan lejos y tan a parte de mí, de mi mundo, de todo lo que fuimos alguna vez, allá a lo lejos, a orillas del lago Michigan. Y justo cuando se inicia la cuenta atrás de la última semana de gestación para mi amiga P., cuando queda nada para que sea mamá por primera vez, ella que está tan cerca de mí, a tan sólo 50 kilómetros, ella que aún sigue siendo parte fundamental de mi mundo y con la que sigo compartiendo tantísimas cosas, incluso los nuevos amigos que hemos ido ganando en este tiempo.
Tres éramos tres, inseparables tres, siempre tres. Empezamos a serlo a la tierna edad de 14 años, en el momento preciso en que perdí por culpa de un despiadado cáncer a mi hasta entonces íntima amiga O, en el instante en que comprendí que la vida a veces podía ser cruelmente corta, que no todo era tan maravilloso como había creído hasta entonces, y que no debía perder mi tiempo en nada que no valiera la pena, porque era demasiado importante, y ahí entraron ellas en juego, en una fase de cambios y convulsiones en mi vida que me transformaron para siempre.
Mucho tiempo ha pasado y ahora nuestros caminos se han separado: M por un lado, y P y yo, por otro. Supongo que siempre queda algo de lo que hubo en aquellos días, aunque en las últimas ocasiones en las que hemos compartido tiempo con M, tanto P como yo, nos hemos sentido ya muy ajenas a sus inquietudes: sus masters en prestigiosas universidades, su cosmopolita marido, su ritmo frenético de vida, sus noticias intermitentes en lapsos de tiempo gigantes, siempre viajando por todo el mundo, ahora todo es tan diferente. La noto feliz y me alegro por ella, pero ya no tengo nada que ver con lo que es.
Hoy le he mandado un escueto e-mail para felicitarla, seguramente hace unos años habría sido impensable que mi mensaje de felicitación fuese tan frío y tan seco como el que hace un rato he tecleado desde mi ordenador, pensando en la diferencia horaria. Pero la vida es así, cruces de caminos infinitos que dejan de serlo el día en que uno se va de este mundo. Las personas forman parte de pequeños retazos de nuestras vidas, siempre valoro encontrarlas, no importa por cuanto tiempo, todos tenemos algo que ofrecer y algo que recibir, pero sólo aquellos que permanecen constantes a lo largo de mucho tiempo, aquellos a los que te aferras y de los que sientes que no puedes soltarte, son los que dejarán las huellas más profundas e imborrables en el alma. Aún así he de reconocer que todo aquel con el que he conectado en algún momento de mi vida, ha sido un tesoro valioso para mí, y M lo fue, no me cabe duda, tal vez uno de los grandes. Hoy desde este pequeño rinconcito que ella desconoce, le envío otra felicitación, ésta menos escueta que la de antes, pero es que como tantas otras cosas, también necesitaba escribirla.

NOTA ADICIONAL: Esta es la canción que escuchaba los días en que empezó a romperse todo aquello...

jueves, 17 de mayo de 2007

One.

Hoy sé que me buscarás al caer la noche, hoy sé que necesitarás tenerme, siempre de azul, hoy querrás que sienta tus manos sobre mi piel, tus ojos desearán deleitarse con mi sonrisa, tu boca querrá rozar la mía, como tantas otras veces, y yo sólo seré un sueño, o tal vez no...
Intenta alcanzarme cuando el reloj marque las doce, o inténtalo antes, o inténtalo después, yo también te necesito, mucho, siempre, lo sabes, lo intuyes. Intenta cumplir nuestro sueño común, no desesperes, no te frustres. Entre nosotros la magia existe, se palpa, se siente, fluye libre, nada puede detenerla. Recuerda que todo es posible. No pierdas la esperanza. Yo de momento no dejaré de agradecer al infinito el haberte encontrado. Créeme. Hoy va por ti. Mi canción favorita de amor. One.

miércoles, 16 de mayo de 2007

El 100+1: Esto es igualdad, leches!!!



El amigo Juan Cosaco me ha pasado este vídeo de otro magnífico gag de VAYA SEMANITA para que lo comparta con vosotros desde mi blog (la verdad es que tiene tintes más igualitarios que los de mi post anterior para que engañarnos). Os lo cuelgo mientras compruebo como los sevillistas, tras un partido de infarto, ya tienen algo que celebrar por todo lo alto desde hace unos minutos, FELICIDADES!!!

Post 100: El piropo desde el andamio.

¡Qué buenas acciones logra a diario el sector de la construcción! Y no me refiero al sangrado que sufrimos los ciudadanos por culpa de los altos precios de la vivienda y de las consecuentes hipotecas que tenemos que pagar cada mes a costa del enriquecimiento de los responsables de dicho sector, sino al efecto beneficioso del piropo lanzado desde el andamio para el autoestima femenina.
Sin ir más lejos hoy me he levantado como cada día más zombie que cualquiera de los personajes del AMANECER DE LOS MUERTOS, me sentía plof pensando en el día duro que me esperaba en el trabajo lleno de reuniones y líos varios, y sabiendo de antemano que no iba a salir antes de la ocho de la tarde de la empresa. He desayunado bien, me he dado mi ducha revitalizante para iniciar el proceso de mutación a ser humano común, con mi champú rizos perfectos, mi mascarilla reparadora y mi gel exfoliante, me he puesto mi crema hidratante después y me he plantado delante del armario al tiempo que decidía que hoy necesitaba vestirme de azul, mi color de la suerte (vaqueros pitillo, camiseta de cuello V a rayas blancas y marino, chaqueta de punto de color azul y las bailarinas del mismo tono). He salido de casa y al cruzar la calle para ir al parquing en el que tengo guardado mi coche he pasado como cada día por un edificio en construcción donde unos amables albañiles me han soltado unos cuantos piropos con gracia y salero. Hay que ver lo que saben esta gente, yo creo que antes de optar al puesto les hacen una prueba oral sobre el tema para comprobar la soltura en la materia. La cuestión es que sin comerlo ni beberlo mi moral ha subido como la espuma de una cerveza y así, de este modo tan sencillo, me he ido a la oficina más contenta que unas pascuas, dispuesta a comerme el día y no a que el día me comiese a mí. Si es que a veces las mujeres nos contentamos con bien poquico, ¡que ya lo digo yo! Por eso con mi post número 100, sí ya el 100, quien iba a decirlo, no haré la típica recapitulación de lo que ha significado para mí este blog y de todas las historias, manías, inquietudes y neuras que os he hecho tragar, no, en este post hoy quiero homenajear a todo aquel currante de ladrillo, hormigón y pala que desde su honroso puesto de trabajo hace una labor tan y tan valiosa de un modo desinteresado y gratuito a las mujeres que como yo esta mañana no tenemos el mejor de nuestros días.

martes, 15 de mayo de 2007

Hablando de mí...

¿Y de quién voy a hablar mejor que de mí verdad? Este es un meme que me ha pasado sutilmente el compañero Zar Polosco y aquí me dispongo a completar para que vayáis conociéndome mejor. Vamos a ver:


Yo tengo: Mucho trabajo atrasado...

Yo deseo: Ser madre!!

Yo odio: Así a bote pronto, sin pensarlo mucho, al Real Madrid.

Yo escucho: Ahora mismo nada.... silencio!

Yo le tengo miedo a: Que el Madrid gane esta liga...

Yo lloro: Lloraré como al Barça se le escape la liga...

Yo pierdo: Muchas cosas, básicamente joyas y complementos por eso casi nunca uso las que me regalan porque luego tengo grandes disgustos cuando las extravío.

Yo necesito: Pues me gusta la respuesta de Zar, así que la copio: tiempo.

Yo debo: Esta también me la copio: la hipoteca al banco.

Te da vergüenza cuando: Pienso en el Getafe...

Te pone feliz: Muchísimas cosas, de hecho no hace mucho escribí un post sobre ello, a él os remito: "Me gusta..."

Te duele: La espalda últimamente.


¿SÍ O NO?

¿Tienes un diario? Considerando el blog como diario sí.

¿Te gusta cocinar? Poco, cocina siempre mi marido.

¿Tienes un secreto que no has contado a nadie? Sí.

¿Pones tu reloj unos minutos adelantado? Sí.

¿Crees en el amor? Sí.

¿Te bañas todos los días? Me ducho, sí.

¿Piensas que estás enamorado? Sí.

¿Te quieres casar? Ya me he casado.

¿Te gustan las tormentas? Sí.


¿QUIÉN ES?

¿La persona más rara? Yo tengo mis rarezas por ejemplo...

¿La persona más molesta? Mi jefe.

¿La persona que te conoce mejor? Mi marido.

¿El profesor más aburrido? Mi profesor de Ciencias Sociales de séptimo de EGB era un plomo horroroso...


¿CUAL ES?

¿La frase que más usas en el msn? Pues no sabría precisar.

¿Tu grupo favorito? Me resulta complicada la elección pero con la mano en el corazón y sin pensarlo mucho me sale Queen...

¿Tu mayor deseo? Ser mamá, ya lo he dicho.


OTRAS PREGUNTAS

Signo: Cáncer.

Color de pelo natural: Castaño claro.

Color de pelo que tienes: Castaño claro con mechitas rubias oscuras.

Color de ojos: Verdes.

Número favorito: El 10.

Día favorito: Cualquiera que no trabaje.

Mes favorito: Cualquiera del invierno.

Estación del año favorita: Invierno, que haga frío!!!

Deporte favorito: Fútbol.

¿Café o té?: Café.

Montaña o playa: Montaña, aunque la playa también me gusta.

¿Barça o Madrid? Barça sin duda!!!

Sol o nieve: Un día en que ha nevado y luego sale el sol para poder disfrutarla, perfecto!!


EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS TÚ HAS

¿Llorado? No.

¿Ayudado a alguien? Sí.

¿Comprado algo? Sí.

¿Enfermado? No.

¿Ido al cine? No.

¿Salido a cenar? No.

¿Dicho “te amo”? Sí.

¿Escrito una carta? Sí.

¿Perdido a un novio? No.

¿Hablado con alguien que hace tiempo no hablabas? No.

¿Escrito en un journal? Reitero la pregunta de Zar: ¿Qué es eso?

¿Tenido una conversación seria? Interesante más bien...

¿Perdido a alguien? No.

¿Abrazado a alguien? Sí.

¿Peleado con un pariente? No.

¿Peleado con un amigo? No.

¿Soñado despierto? Sí.


ALGUNA VEZ PODRÍAS

¿Comer un gusano? Pues creo que no...

¿Matar a alguien? Creo que no, a no ser que sea a disgustos....

¿Besar a alguien de tu mismo sexo? Pues sí.

¿Tener sexo con alguien de tu mismo sexo? En principio no, aunque la verdad nunca se sabe...

¿Lanzarte de un paracaídas? No.

¿Cantar en un karaoke? No, llovería demasiado...

¿Ser vegetariano? Supongo que sí, me encantan los vegetales y las frutas...

¿Emborracharte? Pues claro.

¿Robar en una tienda? Pues no.

¿Usar maquillaje en público? Sí aunque no me gusta mucho maquillarme y si lo hago alguna vez es de modo muy natural.

NOMINAS A:

Buff la lista sería muy larga así que mejor no empezarla...

Y con esto y un bizcocho ya he rellenado este tocho, y ahora le paso el meme a Mae Ferlo, que sé que le gustan, a Sett, que también he visto que los suele seguir y a David Daniel, que ya me pasó uno hace poco y ahora le devuelvo la pelota.

Ánimo chicos!!!

lunes, 14 de mayo de 2007

Siguiendo un buen consejo!

Hay que poner remedio al mal rollo del que os hablaba en mi anterior post y que mejor método que seguir los consejos de mi sabio amigo-blogger Juan Cosaco: unas dosis del genial humor de VAYA SEMANITA (pena que no pille la ETB aquí) ofrecida por gentileza de Youtube. Eso y bueno alguna otra sorpresa más que he tenido esta tarde, "voilà"!!!



PD. Ya sabéis que el Dr. House es mi debilidad...

Fuera de lugar...

Muchas veces me siento fuera de lugar en mi propio lugar, intentaré explicarlo porque es una sensación extraña que me descoloca bastante pero que se apropia de mí a menudo. He leído en algún que otro blog comentarios similares y la empatía que me provoca hace que no me sienta tan bicho raro. Y es que últimamente me sucede cada vez con más frecuencia con mis propios amigos.
Ayer estaba en mi pueblo en el parque en el que tantas veces hemos jugado y correteado de niños y en el que ahora lo hacen sus hijos. Hacía sol, era un día perfecto, y nos habíamos reunido allí para disfrutarlo todo el grupo, charlábamos apaciblemente, la conversación versaba sobre temas infantiles, yo como no soy madre aún me sentía un tanto desplazada, pero bueno escuchaba, porque siempre se aprende algo. Después sacamos el tema del parto, mi muy mejor amiga está a punto de tener un bebé, y el resto de mamás experimentadas le daban consejos y le contaban sus historias. Los chicos mientras hablaban sobre programas de p2p, yo reconozco que tenía la oreja más pegada a esta conversación informática, que a la "rollo gore" que mis amigas se empecinaban en desarrollar al detalle.
Por fin encontramos un tema que unió a ambos grupos: las elecciones municipales del próximo 27 de mayo. Uno de mis amigos se presenta a la alcaldía por.... atención, atención, tomad asiento si estáis de pie, el PP. Y es que la mayoría de los miembros de mi pandilla son "pijillos peperos" sin remedio. Yo les quiero igual porque nadie es perfecto, porque nuestra amistad surgió antes de que sus idearios políticos salieran a flote, y porque siempre he pensado que la diversidad es buena. Pero a veces me enervo solita cuando les escucho y me pregúnto ¿qué narices hago yo allí? Porque oirles defender algunos argumentos hacen que me sienta a años luz de ellos y que choque frontalmente con cada palabra que pronununcian defendiendo las posturitas rocambolescas del partido político con el que convergen, el del mísmisimo "Ansar".
Mi visión del mundo evidentemente es radicalmente distinta a la suya y lo demuestro siempre que puedo, porque la mayoría de ellos viven herméticos en un gran recipiente de cristal en el que la ostentación es todo su universo, y las ideas aletargadas su base argumental principal, y por eso me da pena que sean tan conformistas y acomodados, que hayan perdido el espíritu, o que tal vez no lo hayan tenido nunca, tengo la sensación que en realidad sus vidas son bastante vacías en muchos sentidos y eso es triste, muy triste...
De todos ellos sólo salvo a mi mejor amiga, P. Ella difiere ideologicamente en muchos aspectos conmigo, pero sabe conversar, argumentar sus planteamientos y es muy coherente, tal vez por esas razones siempre he vibrado bien con ella. Menos mal que cuando estoy ofuscada ante situaciones como la de ayer me reconforta recordar que tengo alguien a mi lado que me apoya y me comprende, y ese alguien es mi chico. Él es la cuerda que me sujeta muchas veces a todo aquello, y quien me recuerda constantemente que debo seguir siendo la chica tolerante, abierta y entusiasta de la que se enamoró y que por ello debo moderar mis comentarios, aunque a veces eso me cueste muchísimo esfuerzo, porque realmente no les voy a cambiar, ya que con ellos tengo la batalla perdida.
Por esto adoro tanto que exista Internet ya que gracias a este maravilloso sistema de comunicación global me percato de que hay más gente que piensa como yo, y eso es fascinante, y también me siento muy feliz por haber conocido el mundo blogger ya que me permite poder compartir todos estos pensamientos que ahora rondan y bullen en mi cabeza de forma totalmente natural, libre y espontánea, sin ataduras ni prejuicios. Aún así sigo odiando sentirme tan fuera de lugar en mi propio lugar, de ese lugar en el que debería sentirme perfectamente encajada, como una pieza de puzzle en su espacio exacto, aunque me temo que este cúmulo de sensaciones son parte de algo más fuerte que ya no podré cambiar. Así que lo mejor será que deje de hablar con ellos de política y mejor charle de cualquier otra cosa, ¿qué os parece? Aunque a veces con otros temas también lo tenga difícil, porque muchos tampoco vendrían jamás a ver una peli de Woody conmigo, ni tararearían la canción de Keane con la que hoy acompaño este post.... (de esto también se salva mi amiga P.).

jueves, 10 de mayo de 2007

Hace cuatro años.

Hace cuatro años el sol brillaba como hoy, pero lo más brillante eran tus ojos al avanzar firme por aquel pasillo camino al altar mientras yo te respondía con mi eterna sonrisa, aquel día cumplí tu sueño, tú ya sabes que no me van los protocolos, pero la verdad es que nunca podré decir que aquel no fue un día inolvidable. Felicidades!


miércoles, 9 de mayo de 2007

Qué poquito cuesta...

Los pequeños momentos de felicidad son sin duda alguna los mejores, sí, la felicidad de las grandes ocasiones, aquella que se demuestra de modo desbordado no es la mejor ni mucho menos, porque en esto, como en muchas otras cosas de la vida, no importa la cantidad sino la calidad. Y es que habitualmente estos llegan cuando menos te lo esperas y el efecto sorpresa que producen aún los hace más entrañables.
A veces cuesta poco hacer feliz a alguien o que alguien con un sencillo gesto te haga feliz: un bonito regalo y una cena fuera de casa para esa suegra que pasará el día de la madre sola en casa y a la que no podrás acompañar en su jornada especial; transmitir esas palabras que necesita oir tu mejor amiga ante uno de los momentos más cruciales de su vida; ese momento robado al fin de semana junto a tu pareja ordenando un caótico cajón en el que encuentras de todo, y sobre todo, objetos que no hacen más que brindarte bonitos recuerdos y sonrisas de complicidad; una conversación casual e imprevista con ese alguien a quien echas de menos a media tarde; echar un cable a ese compañero de trabajo al que sabes bien que la vida últimamente no le está trantando del modo que debiera; en fin, que ofrecer un pequeño instante de dicha a quienes nos importan no nos cuesta tanto. Y al fin al cabo la suma de todos esos retazos es por la que te recordaran o por la que recordarás, y también es la que ayuda a ver con otros ojos los momentos malos.
Hoy viniendo del trabajo camino a casa en el coche me han venido a la cabeza todos esos minutos breves de felicidad cotidiana con la que se ha salpicado mi semana y eso me ha hecho sonreir, a pesar de no haber tenido un buen día. Así que he pensado que tal vez si los compartía con vosotros, podría arrancaros una leve sonrisa y regalaros otro pequeño pedacito de felicidad a vosotros, formando una pequeña cadena de buenas intenciones, quien sabe si he sido demasiado pretenciosa con la idea, lo que sí sé de todos modos es que así ha nacido la idea de escribir este post.

lunes, 7 de mayo de 2007

Dudas y más dudas...

Rob duda, su novia lo ha dejado y no sabe por qué. Esta situación lo lleva a efectuar un análisis pormenorizado de las razones que ocasionaron las cinco rupturas amorosas más importantes de su vida, y lo hace bajo el son de su propia banda sonora (magnífica por cierto), esa música que él escucha desde su ruinoso negocio de venta de vinilos, junto a sus dos "currantes-colegas" que vinieron a ayudarle por unos días, y de eso ya han pasado más de cuatro años. Intenta reinventarse, y duda, y duda, y vuelve a dudar, trata de aclarar su mente, de despejar sus ideas, pero por fin se da cuenta de algo que creo nos cuesta entender a todos: que el no poder dejar de soñar con otras personas no es un obstáculo para comprometernos con quien amamos, porque las otras personas sólo son sueños y en eso se quedan, y esos sueños probablemente nunca dejarán de perseguirnos, pero lo real, lo que nos importa de verdad, está allí y no podemos dejar escapar la oportunidad de ser felices, aunque esa realidad guarde la lencería sexy en un cajón y sólo veamos la de algodón colgada en la ducha cada día. Y así se lo cuenta a Laura, su chica especial, esa que le ha dejado por el vecino de arriba, mientras conversan en aquella cafeteria en la que la ha citado en mi escena favorita:

El magnífico Stephen Frears es el encargado de llevar a la pantalla grande esta estupenda historia basada en el libro del mismo nombre de Nick Hornby, ALTA FIDELIDAD, una cinta que me recomendó mi buen amigo-blogger Juan Cosaco, y que tuve ocasión de poder ver este pasado sábado por la tarde, una auténtica delicia cinéfila. El protagonista además es el encantador John Cusack, que al igual que en la película que pude visionar la semana anterior MEDIANOCHE EN EL JARDÍN DEL BIEN Y EL MAL, acomete este papel con frescura y resolución. Además el film cuenta con un surtido de inesperados secundarios, desde Tim Robbins, a Jack Black, pasando por Catherine Zeta-Jones, o la televisiva Lisa Bonet, incluyendo un pequeño cameo del mismísimo Boss, sí Bruce Springsteen, que se interpreta a sí mismo.

También de dudas va la siguiente historia que pude ver en la pequeña pantalla durante el fin de semana, aunque estas surgen en otro momento distinto de la vida, estoy hablando de FICCIÓN, la última obra de Cesc Gay. Alguien especial me habló bien de este film y bueno me lancé empicado a pillarla en el videoclub al ver disponible una de las dos copias que había en el estante (aún no me explico como pueden haber 20 copias de SUPERNACHO y sólo una décima parte de esta estupenda producción española). En este caso el que duda es Alex, un director barcelonés de cine cuarentón, casado y con dos hijos, y en plena crisis existencial que decide perderse unos días en los Pirineos catalanes con la excusa de encontrar la inspiración que le falta para su último trabajo pero con la intención verdadera de aclararse más bien a sí mismo. Pero allí conoce a Mónica, una violinista madrileña que está a punto de iniciar una etapa fundamental de su vida, pero que en cierto modo también confiesa encontrarse más triste y más perdida en este momento crucial de su existencia, y con la que acabará estableciendo un vínculo especial. La historia fluye de modo natural y eso es lo que la hace tan real, tan maravillosa, todo surge de modo instantáneo y así lo muestra el director catalán, sin prejuicios. El romance incipiente sencillamente se huele en el ambiente, se palpa en cada gesto, en cada mirada, aparece en los horizontes de ambos como una luz de esperanza a sus grises existencias, unas vidas estables a estas alturas de la vida en las que una sorpresa de este tipo ya no parece tener cabida. Ninguno de los dos lo ha buscado, sencillamente el destino los ha unido en aquellas montañas, en aquella excursión a los lagos quizá, y eso ya nadie puede cambiarlo. Desde ese momento las expresiones son las que hablan por sí solas, las conversaciones son sencillas, incluso superficiales, los planos son serenos, el paisaje también lo es. Ambos evitan intimar pero en cada gesto el efecto es más bien el contrario. Y al final ese maravilloso diálogo, inevitable y tremendamente necesario, que deja muchas puertas abiertas pero ninguna solución:
“- Bueno, parece que nos hemos enamorado un poquito, ¿no?
-Sí…”.
Otra pequeño bombón de cine, lleno de dudas, que os recomiendo de verdad, y es que quien no esté dudando en este mismo instante de algo, que tire la primera piedra...

viernes, 4 de mayo de 2007

¿En qué planeta vivo?

Breve apunte para anunciaros que creo que estoy viviendo en Marte, o peor, en Plutón, y es así porque sino no me explico como puede ser que hasta hoy no me haya enterado de LA NOTICIA, de fecha 25 de marzo del presente año (más de un mes), de la publicación mundial de un libro que J.R.R. Tolkien empezó a escribir en 1918 pero no acabó, y que después se encargó de finalizar su hijo Christopher: "Los hijos de Húrin".
Y aún no doy crédito a mi despiste porque ni siquiera nadie me ha hablado de él, y no he leído ninguna reseña, ni crítica, ni nada, y estoy pensando que mi mente habrá sido abducida en este lapso de tiempo para que algo así se me haya pasado por alto. Yo que adoro la obra de Tolkien desde mi más tierna infancia, dejémoslo en adolescencia, yo que guardo la trilogía en papel y en DVD (versión extendida) como oro en paño, cual tesssssoro, como Gollum el anillo único, bufff, no lo entiendo, no lo entiendo!
En cualquier caso esta tarde mismo lo encargo en Casa del Libro urgentemente, aún así no paro de preguntarme ¿en qué planeta vivo?

Mi lugar en el mundo.

Bueno David aquí me tienes cumpliendo con los deberes que me pusiste en tu blog hace unos días, ¿a qué soy aplicada? No, en serio, me encanta este meme sobre nuestro lugar en el mundo, y me gusta porque me permitirá hablaros de algo sobre lo que ya he ido dando algunas pinceladas en mi blog actual y también en el anterior: mi comarca, la Comarca del Matarraña.
He tenido la suerte de viajar un poco por el mundo en estos últimos años y más que quiero seguir haciéndolo porque es una de mis grandes pasiones. Pero si de elegir un rinconcito de este planeta se trata, yo no lo dudo, ese es sin duda la tierra que me vió nacer y crecer y a la que vuelvo siempre que me es posible.
La verdad es que es un lugar delicioso, y ahora que ha llovido tanto durante la primavera, está más hermoso que nunca, lástima que el pasado puente del primero de mayo cuando estuve allí me olvidé la cámara y no pude echar unas fotos que documentaran bien lo preciosa que está.
Enclavada en la zona fronteriza de la provincia de Teruel con la de Tarragona y la de Castellón, mi comarca es una encrucijada de caminos que se simboliza perfectamente con "Lo Tossal dels Tres Reis", el punto geográfico exacto donde Aragón, Cataluña y la Comunidad Valenciana convergen. La panorámica desde allí arriba en un día bueno es francamente espectacular, pueden llegar a verse hasta los Pirineos.

Mi comarca es aún muy virgen, y por tanto un reclamo para el turismo rural importante. Pero más allá de todo esto, lo esencial de ella, es que es mi tierra, montañosa y verde, rica en recursos naturales y con rincones magníficos para perderse del mundanal ruido. A modo de ejemplo os selecciono algunos de mis favoritos. En primer lugar quiero hablaros de "El Salt", una fabulosa cascada que hay en el tramo final del río Tastavins antes de desembocar en el río Matarraña.


Continuaré con otro rincón maravilloso, "Les Pesqueres", pozas naturales de aguas cristalinas ideales para el baño en verano y que se encuentran en el río Ulldemó, en el término municipal de Beceite.Y por último sencillamente os recomendaré un paseo por cualquiera de los pueblos que la componen, todos absolutamente todos tienen algún encanto en especial. La siguiente foto, al igual que la que colgué hace poco en un post anterior es de mi favorito.

Y así es cómo os he presentado mi lugar en el mundo.

jueves, 3 de mayo de 2007

Talk.

Es un buen día, podría decir que un gran día, lleva varios, una sucesión de días positivos. Parece que su racha mejora, hay piezas que empiezan a encajar, algunas holgadas, otras de un modo más ajustado, pero esto es la vida, no un tetris, y a veces resulta complicado incluso avanzar por las pantallas con cierto éxito. Lo sabe. Desconoce su tesitura, la habrá imaginado mil veces mientras ordena aquel atiborrado estante, la habrá dibujado en su mente otras dos mil mientras cocina ese guiso de pollo, la habrá soñado tres mil más al tiempo que envia sus informes, la habrá pintado en el cristal empañado de su ventana mientras mira a través de él en alguna tarde de lluvia en otras cuatro mil ocasiones, la habrá buscado en la distancia en alguna playa lejana y eterna otras tantas, pero hoy, justo hoy, la conocerá. Las horas pasan tan lentas, los minutos llegan tarde, los segundos se hacen derrogar, la impaciencia es un relentizador perfecto. Alguien debería pellizcar su piel para hacerle saber que lo que sucede es real, que no forma parte de ninguna fantasía. Hoy, justo hoy, no va a ser así, no porque hoy la suerte está de su lado. Meses aguardando, años, lustros, siglos, qué importa, el momento del desvelo va a llegar, como una puerta que se abre y deja entrever lo que hay al otro lado. Cuando finalmente la escucha, su corazón palpita tan fuerte que siente que su pecho va a estallar, pero al instante todo empieza a calmarse, todo empieza a verse de otro color, un color que le es familiar, el que tiñe el mar. Las estrellas y los planetas por fin se han alineado a su favor de nuevo, formando una conjunción perfecta, estableciendo un lazo fuerte que les ata, que les hace ser uno por momentos, por instantes, un destino que les hizo encontrarse una vez, y desde entonces, que no quieran perderse jamás. Hay momentos en que sobran las palabras, pero hay otros en los que las palabras brotan con tanta intensidad que uno desea que no acaben nunca, hablan y hablan, y así trancurre ese mágico lapso de tiempo. Ahora sólo anhela que los siguientes momentos no se demoren mucho más. Le gustan, le gusta, ahora más que nunca, porque ahora es cada vez más real. Let's talk!!!

miércoles, 2 de mayo de 2007

El test copiado de Mer.

Este test lo tenía Mer colgado en su blog y se lo he copiado sencillamente porque me ha gustado, es muy catódico y todos los que os acercáis por este blog bien sabéis las horas que una servidora emplea ante el aparatillo en cuestión viendo series por un tubo (otra cosa no). Así que ahí van mis respuestas:

1.Te gustaría ver nada más levantarte a: O al Dr. House, sigo enamorada de él hasta la médula, o a Sawyer, saca a relucir mis instintos más bajos cada vez que aparece en pantalla.
2.Dejarías que te aconsejase durante un día de compras: Carrie Bradshow, es la que más sabe de estilo de la televisión.
3.Estás en un edificio ardiendo sin posibilidad de pedir ayuda ¿quien te gustaría ser? Nathan Petrelli, el chico tiene recursos para salir de ahí vivo volando, o en su defecto, Claire Bennet por supuesto.
4.Has llegado tarde al trabajo ¿quién te gustaría que fuera tu jefe? Peter Griffin, probablemente no se enteraría.
5.Vivirías en la casa de: Gabrielle Solis.
6.¿Que deporte practicarías y con quién? Romper el continuo espacio tiempo con Hiro Nakamura.
7.Hoy estrenas ropa interior ¿con quién bailarías un tango? Misma respuesta que en la 1.
8.Un exámen sorpresa, no sabes contestar a ninguna pregunta ¿de quién te copiarías? Lisa Simpson.
9.¿Quién merece un post tuyo? Lynette Scavo, idolatro a esa mujer y a su poder de persuasión.
10.Si pudieras elegir ser un personaje de una serie ¿quién te gustaría ser? La Dra. Cameron porque logró besar a House...

Quitando telarañas!!

Una semana he tardado en volver a escribir en mi blog, así que de hoy no pasa que le quito las telarañas que en estos días se han ido acumulando.
La verdad es que no he tenido ganas o tiempo o una mezcla de ambas cosas, hay veces que sientes el impulso irrefrenable de escribir cosas y otras no.
Y no será porque no haya cosas sobre las que escribir.
En primer lugar la noticia de la semana: la muerte del gran violinista ruso Rostropóvich, que no tenía ni idea de quien era (disculpad mi incultura musical) hasta que supe por las noticias que fue en vida amigo íntimo de nuestra reina, y motivo por el cual Su Majestad se perdió el segundo acontecimiento de la semana cuyo impacto mediático no fue el esperado, gracias a Dios: el nacimiento de la segunda hija de los príncipes de Asturias. Yo como bien sabéis no bebo los vientos por nuestra Familia Real, así que si he de ser sincera el primer pensamiento que me vino a la cabeza al conocer la buena nueva fue el hecho de tener que alimentar desde ese momento, y llevar a cuerpo de "infanta", por supuesto, a una nueva boca real entre todos los españolitos de a pie, en fin, positiva que es una, y un pelín republicana también, como no.
Más eventos sucedieron este largo fin de semana: mi Barça ganó al Levante tan sólo con un gol (xdddd esta liga la vamos a sufrir más que un parto); ayer fue el día del trabajador, es decir, el día de muchos, sino decir de casi todos, porque son muy pocos los que pueden pasar por esta vida sin tener que ejecutar algún tipo de trabajo, y no quiero mirar unas líneas para arriba, no; revisé esa maravilla cinéfila de mi Clint, MEDIANOCHE EN EL JARDÍN DEL BIEN Y EL MAL, genial John Cusack y genial Kevin Spacey; y bueno mi chico cumplió años y como ya es arraigada tradición, a parte de la habitual celebración del evento, él se deprimió.
Y esto merece punto y aparte y comentario específico, sí porque mi chico odia cumplir años, pero lo odia desde siempre, lo odiaba a los veintitantos y ahora a los treintaitantos sigue igual, miedo me da pensar en cómo se va a poner a los ochentaitantos, en serio.
Así que estimado J. que sé que me lees, ya lo hemos hablado pero o te animas o te....., mejor, o cumplo esa fea promesa que te hice sobre largarme sola de vacaciones a la otra punta de mundo para evitar oir tus lamentos cumpleañeros el año que viene, palabrita del niño Jesús.
Y hasta aquí mi post de hoy. Feliz semana corta, más para los madrileños suertudos!!!